Columnas

El ingeniero industrial y el intelectual

Héctor Aguilar CamínIsaac Esquivel / Cuartoscuro

Podemos elaborar una lista de pifias patrióticas dichas por estos “renombrados” historiadores y “opinólogos”

Hemos pasado con glorias, lluvias y penas las Fiestas Patrias mexicanas desde casa, se especuló mucho al respecto, había quienes rezaban por las metidas de pata del gobierno federal, estrictamente hablando del Poder Ejecutivo, y de esta manera poder llevar agua a su molino… Creo que se quedaron con las ganas y tuvieron que echar mano de su pírrica inventiva.

No sé si a ustedes les llegó, queridos, pero hasta un mensaje de WhatsApp circulaba invitando a la oración porque se acercaba un “ritual negro masónico” en pleno Zócalo de la CDMX, según esto:

“LÓPEZ está preparando la ceremonia de antorchas para el 15 de septiembre como un rito satánico para ofrecer a México en ofrenda a cambio de más poder […]”.

No se rían por el pleonasmo, lo transcribo tal cual… según la derecha derrotada: “[…] está comprobado que detrás del comunismo hay fuerzas espirituales ocultas […]”. La descripción del acto a realizarse te traía a la memoria las imágenes de Diana Salazar como alma en pena arrastrando cadenas, con “Juanga” en fondo musical de fondo. Me quedé vestida de negro con las velas negras en la mano, caray…

Yo moría de risa ante tales demostraciones y estupideces, hasta ahí todo era pitorreo… después por alguna razón escuché al “gran intelectual e historiador Aguilar Camín” (sic), enarbolando todo su profesionalismo y doctrina señalaba sobre el GRITO DE INDEPENDENCIA, con gran sorpresa nos enteró, que no fue el 15 sino el 14. (Hágame el rechingado favor). Según el docto hombre, Porfirio Díaz lo cambió al 15 para la coincidencia de su cumpleaños. Ay, carajo... “pos guau” exclamaron los millennials, ¿qué no fue del 16 al 15? Perdón por mi ignorancia su señoría…

Después de tal descalabro hasta el COCHILOCO, defensor acérrimo de su revista Nexos, debió recular en sus dichos, cuando se indignó y reclamó a la titular de SFP, Irma Sandoval, por la multa a la revista Nexos, propiedad del laureado intelectual; y es aquí donde entendemos el párrafo primero de esta columna y la difusión de estupideces al estilo Nexos, Clío o Letras libres y otras más, modificando la historia mexicana a su libre albedrío…

¿Qué es lo que realmente indigna a la derecha y los dueños de las revistas mencionadas? ¿Recibir durante tantos años dinero público se convirtió en una obligación? Ya sabemos que la Suprema Corte obliga a pagar pensión por concubinato… pero carajo, esto no aplica a las relaciones clandestinas entre los aduladores de presidentes pasados, no pueden seguir exigiendo trato de amante preferencial… Máxime cuando las sanciones son por conductas inapropiadas. Quizá por eso Letras Libres cada día se nota más flaquita

La LIBERTAD DE PRENSA no va de la mano a si estás o no en la nómina oscura del gobierno en turno ¿O sí? Digo, si quiero escribir idioteces y despotricar al menos invierto mis propios centavos como Latinus… Ops. Perdón, que también son patrocinados, se me olvidaba.

Señores queridos míos, hay tanto dónde abrevar para no terminar metiendo las cuatro patas y mezclar gimnasia con magnesia, les podría contar más sandeces dichas por los mencionados, pero es dar publicidad a la necedad… Ya que estamos aprendiendo a distancia.

Tarea: Leer Los Sentimientos de la Nación para informar certeramente en próximos gritos de Independencia mexicana”.

¿Por qué hacen este tipo de declaraciones? Le preguntaba yo a mi historiador favorito, Dr. Jesús Salmerón Acevedo, su respuesta la guardo por decoro

¿De verdad hay quienes crean que Aguilar Camín, Krauze y otros fantasiosos “opinadores” son fabulosos?

Podemos elaborar una lista de pifias patrióticas dichas por estos “renombrados” historiadores y “opinólogos”, que ni siquiera tiene la idea dónde se llevó a cabo el primer Grito de Independencia de nuestro país.

Deberían multar por decir tanta pendejada al aire… Digo la multa y una inhabilitación por dos años a Nexos no fue del todo estricta, sobre todo tomando a consideración que fue una sanción administrativa por falsear documentos.

Valerse del victimismo cuando se sabe culpable del acto perpetrado no es correcto, eso aquí y en China se llama manipulación; por otro lado, no creo que las revistas y editoriales de las que son dueños los mencionados en la columna necesiten ayuda del gobierno actual, ya recibieron demasiado en los sexenios pasados; lo que si agradecerían sus lectores sería el rigor periodístico en cada presentación, no hay que ser…

Pero bueno, ya será para la siguiente ocasión, al fin en México tenemos tantas fechas importantes a lo largo del año y tanto por contar