Tengo otros datos. Reinician obras del hotel RIU en Cancún que causan daño al ambiente

Hotel Riu
Hotel RiuArchivo

La edificación del complejo turístico representa riesgos para el manglar y para más de 230 especies 

El grupo hotelero de origen española RIU, que preside Luis Riu confirmó el reinicio de la construcción del hotel Riviera Cancún; esta obra había sido suspendida en marzo de 2016 por una orden judicial al considerar que la edificación del complejo turístico en Punta Nizuc incumplió con el límite de distancia establecido con la vegetación.

El pasado ocho de enero, la cadena española obtuvo del ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún), precedido por la alcaldesa Mara Lezama, una nueva licencia de construcción junto con la autorización de impacto ambiental con número 76231, sobre el mismo proyecto, que poseía una licencia de construcción expedida por el gobierno anterior.

El consorcio ibérico recibió originalmente en diciembre de 2015 la aprobación ambiental por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para la construcción del hotel pese a que la obra de 530 habitaciones, y una inversión de 95.6 millones de dólares, vulneraría la vegetación de manglar presente en el predio, en franca violación a las normas existentes al respecto en la Ley General de Vida Silvestre.

La edificación del complejo turístico no solo representa riesgos para el manglar sino también para más de 230 especies de aves, reptiles, algas y vegetación marina, además de manatíes, tortugas y otras especies de sistemas costeros bajo régimen federal de protección o declarados en vías de extinción.

El Grupo Riu Hotels & Resorts que nació en 1953 con un pequeño hotel en Palma de Mallorca, cuenta en la actualidad con más de 100 hoteles y es una de las cadenas más grandes del mundo destacando su gran inversión en México.

En 1993 la familia Riu, propietaria del emporio de hoteles, constituyo una sociedad con la empresa alemana, TUI AG (Touristik Union International) el mayor operador de tours en Europa.

El emporio hotelero Riu tiene actualmente 102 hoteles con 43 mil 135 habitaciones y más de 4.5 millones de clientes al año. La empresa tiene a su cargo 28,894 empleados en 19 países y se estima que los ingresos anuales son de 2,156 millones de euros.

La forma de hacer negocio de la cadena hotelera Riu no es siempre muy ética y prueba de ello es el arresto en febrero de 2018 de Luis Riu Güel, en Miami, Florida por ofrecer estancias gratuitas en hoteles de lujo al anterior director de Construcción de la ciudad de Miami Beach, con el fin de conseguir agilizar las obras y permisos del Hotel Riu Plaza en South Beach.

Habría que revisar si autoridades mexicanas no recibieron sobornos de parte de los accionistas de Hoteles Riu para que los inversionistas españoles consiguieran los permisos ambientales para la construcción del hotel en Punta Nizuc.

La inversión española para la construcción y operación de hoteles en México no es tan provechosa para el país desde el punto de vista económico, ya que si bien es cierto las empresas crean fuentes de trabajo permanente, pero otro lado no hay efecto multiplicador económico local, ya que el modelo de negocio de estos corporativos es en paquete y estos son pagados por el consumidor en sus países de origen y los visitantes consumen muy poco o nada en territorio nacional.

La construcción del Hotel Riviera Cancún, por parte del Riu puede provocar graves daños al medio ambiente de la zona por lo que debería hacerse otra revisión del proyecto.

 

Coloca México en el mercado local bonos por mil 500 millones de UDIS a 3 años

México realizó este miércoles quince de enero su primera colocación de una nueva referencia de unibonos a tasa de interés fija a 3 años en el mercado de deuda por mil 500 millones de Unidades de Inversión (UDIS), informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La UDIS es un producto financiero que permite mantener estabilidad en el valor de la moneda invertida, porque no se deprecia y, en el caso de México, su relación es de 0.345 dólar por unidad.

En un comunicado del Banco de México que dirige Alejandro Díaz de León, el ente emisor nacional, se resalta que esta operación complementa el programa de colocaciones primarias del gobierno federal que semana a semana tiene lugar por su conducto en el mercado de deuda local.

El nuevo bono de referencia con vencimiento en noviembre 2023 pagará un cupón de 3.50 por ciento y ofrecerá a los inversionistas un rendimiento de 3.33 por ciento, 0.17 puntos porcentuales por debajo de la tasa de rendimiento máxima ofrecida en subastas sindicadas, lo que nos habla de que hay confianza de los mercados en el rumbo económico del país.

Para esta operación, se contó con la participación de inversionistas nacionales y extranjeros y con una demanda de más de 3 mil 700 millones de UDIS (casi 11 millones de dólares), unas 2.5 veces el monto colocado.

El Banco de México explicó que la introducción de esta nueva referencia brinda profundidad al mercado, contribuye al proceso de descubrimiento de precios y favorece una distribución amplia y diversificada de la tenencia de los instrumentos entre inversionistas locales y extranjeros, además de que este método de colocación promueve una mejora de las condiciones de liquidez en los mercados secundarios.

0
comentarios
Ver comentarios