Tengo otros datos. Condonación de adeudos fiscales y de energía eléctrica del pasado afectan las finanzas de la CFE

Manuel Bartlett, director de la CFE
Manuel Bartlett, director de la CFEMoisés Pablo / Cuartoscuro

La CFE recibió condonaciones fiscales de parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) debido a sus problemas financieros.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) otorga desde hace muchos años subsidios a la electricidad que benefician de forma desproporcionada a los grandes empresas y hogares más ricos, desincentivan el desarrollo de la eficiencia energética y las energías renovables, y representan una carga significativa sobre el presupuesto federal.

Los subsidios a la electricidad en México, se entregan principalmente a través de tarifas inferiores al costo de suministro de la electricidad, representan un costo anual de 130 mil millones de pesos mexicanos del presupuesto federal.

Las pérdidas financieras para la CFE no solo se deben a los subsidios al consumo eléctrico, también la hoy empresa productiva del Estado tiene que enfrentar mermas por el robo de la electricidad y a las condonaciones de pago de grandes corporativos que se hicieron sobre todo en la administración del expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

El director general de CFE, Manuel Bartlett Díaz, reveló el pasado mes de marzo que el robo de electricidad ascendió el año pasado a 30 mil millones de pesos, principalmente por “los diablos” de los grandes corporativos.

Las pérdidas para la Comisión por el robo de electricidad representan 5.71 por ciento de la energía total producida, según un reporte de 2018. En el país, hay aproximadamente 75 mil tomas ilegales de luz, mejor conocidas como “diablitos”, y la zona norte del país es en donde más se concentra este ilícito.

Solamente en 2017, la CFE registró pérdidas desde el punto de vista técnico, por disminución de voltaje, y no técnicas, derivadas del robo de energía, por 46 mil 592 millones de pesos, equivalente al 13.5 por ciento de lo generado, según cifras del Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PRODESEN).

El robo de energía eléctrica lo efectúan pequeños y grandes consumidores, pero son estos últimos los que más afectan las finanzas de la Comisión Federal de Electricidad.

Las ventas de la CFE se distribuyen de la siguiente forma: un 22 por ciento de la energía para mil empresas grandes; 37 por ciento para 300 mil empresas medianas; 25 por ciento para 33 millones de usuarios domésticos; y 16 por ciento para 4 millones de usuarios comerciales, agrícolas y de servicios, documenta el Observatorio Ciudadano de la Energía con datos oficiales.

En 2012 la empresa eléctrica que actualmente dirige Manuel Bartlett acusó ante la entonces Procuraduría General de la República a la Embotelladora Mexicana, Pepsico, por robarle electricidad durante cuatro años.

Los adeudos de Pepsico correspondían a dos plantas embotelladoras, una en Acoxpa y otra en Calzada de La Viga, en la Ciudad de México, conectadas en servicio de media tensión, cuyos medidores fueron revisados en mayo de 2012 por la CFE, y encontró dispositivos electrónicos que marcaban un consumo menor al real.

Para julio del 2012 la CFE retiró la demanda por 105 millones 181 mil 637 pesos en contra de Pepsico, al firmarse dos convenios de cobro entre dichas empresas.

El perdón a la empresa transnacional productora de refrescos y alimentos chatarra se dio a pesar de que el robo de electricidad está considerado un delito grave.

Para muchos analistas, la buena relación que tenían los directivos de Pepsico con el expresidente Felipe Calderón, pudo haber influido para que el “huachicoleo” eléctrico que Pepsico realizaba, nunca fuera castigado.

En febrero de 2015, Felipe Calderón Hinojosa presumió en redes sociales su asistencia  a la edición XILX del Super Bowl. El ex presidente de la República acudió al espectáculo deportivo celebrado en Phoenix, Arizona, en febrero de 2015, invitado por la compañía chatarrera Pepsico.

El político mexicano, escribió en su cuenta de Twitter: “Agradezco a @PepsiCo y a su CEO, la destacada Indra Nooyi, por su invitación al SuperBowlXILX”.

La relación de Felipe Calderón con los altos ejecutivos de Pepsico, se remonta a la campaña presidencial del 2006, donde la transnacional de los alimentos chatarra jugó un papel decisivo en el apoyo al candidato del Partido Acción Nacional (PAN).

La CFE recibió condonaciones fiscales de parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) debido a sus problemas financieros.

Con datos del Fundar la Comisión Federal de Electricidad, le condonó el SAT el pago de 14,021,449,164, de pesos dividido en dos condonaciones: la primera en 2008, durante el sexenio de Felipe Calderón, que asciende a 13,995,934,961 de pesos y la segunda en 2013, en la administración de Enrique Peña Nieto, la cual fue de 25,514,203 millones de pesos.

Como vemos la CFE enfrenta pérdidas millonarias por subsidios a los consumidores, robos, condonaciones de pago por lo que tiene que se le tuvo que perdonar adeudos fiscales, lo que ocasiona daño a las finanzas públicas del gobierno federal.

La CFE subsidia a grandes corporativos y el gobierno rescata a la hoy empresa productiva del Estado, por lo que hay un deterioro de las finanzas públicas. Los subsidios y las condonaciones al consumo de electricidad para los grandes corporativos, es decir con dinero de contribuyentes se ayuda a grandes corporativos privados.

 

Se suma Morena al punto de acuerdo para revisar el caso de Emirates Airlines

La senadora Blanca Estela Piña, del Grupo Parlamentario de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), subió un Punto de Acuerdo para solicitar la comparecencia de las autoridades competentes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y a la Dirección General de Aviación, para que, de manera conjunta con la Comisión de Relaciones Exteriores de esta soberanía, inicien un proceso de revisión general a los convenios bilaterales en materia Aeronáutica.

Emirates Airline.Rehlat.

El propósito de la comparecencia de estos funcionarios es para que expliquen el proceso de autorización con el que pretende Emirates Airlines operar la ruta (Dubai- Barcelona-Ciudad de México) sin haber todavía formalizado los permisos correspondientes para volar en el espacio aéreo mexicano.

La intención de este punto de acuerdo es frenar el proceso de otorgamiento de la autorización para que la Aerolínea “Emirates” realice la ruta de vuelo de Barcelona a la Ciudad de México, dado que el memorando de Entendimiento no cuenta con los requisitos formales que den validez al mismo.

0
comentarios
Ver comentarios