Nayarit, con Antonio Echeverría, es ahora el único estado seguro para el PAN

Antonio Echeverría
Antonio EcheverríaInternet

 

Mientras las elecciones en el Estado de México y en Coahuila no hay un seguro ganador, en Nayarit es prácticamente un hecho que el triunfador será el candidato de la Coalición PAN/PRD, Antonio Echeverría.

En este estado pequeño, que representa alrededor del 1 por ciento del total de electores en el país, los astros se han alineado por completo alrededor del abanderado panista.

La mayoría de los sondeos otorgan amplia ventaja a Echeverría.

Un sondeo de Massive Caller, de tracking diario, llevado a cabo enviando con un mensaje pregrabado con robot, que contesta el propio entrevistado en su teclado telefónico, con la pregunta de “¿Si hoy fueran las elecciones a Gobernador de Nayarit por cuál partido o candidato votaría usted?”, en su última medición del 20 de mayo, muestra una ventaja de 17.6 puntos de porcentaje de Echeverría sobre Manuel Cota, el candidato de la coalición priista.

La preferencia por candidato del 20 de abril es la siguiente:

*Antonio Echeverría, por la Coalición PAN/PRD/PT/PRS: 37.9%

*Manuel Cota, de la Coalición PRI/Verde/PANAL: 20.3%

*Miguel Ángel Navarro Quintero, por MORENA: 11.6%

*Hilario Ramírez, “Layin”, el controvertido ex alcalde de San Blas, famoso por su declaración de que “robó poquito”: 6%

*Raúl Mejía, ex priista, quien emigró a Movimiento Ciudadano, y está resultado una apuesta fallida de Dante Delgado: 5.2%

*16.1% de los entrevistados están indecisos, y 2.6% dijeron que votarían por otro candidato.

Por qué la brecha…

La brecha es de 17.6 puntos, y de acuerdo al tracking de Massive Caller, con variantes mínimas, la ventaja ha sido similar en las últimas dos semanas.

Se ve casi imposible que el candidato de la coalición por el PRI, Manuel Cota, pueda remontar.

¿A qué se debe posicionamiento del candidato de la coalición del PAN, Antonio Echeverría?

*Al desgaste del gobierno estatal frente a la ciudadanía. Antonio Echeverría ha logrado aglutinar una oposición que siente que las autoridades representadas por el Gobernador Roberto Sandoval, no han cumplido en las principales demandas de empleo y mayores ingresos. No tiene antecedentes en el gobierno, en un estado donde el empleo en el sector público tiene gran peso como fuente de ocupación. Pero si proviene de familia política. Su padre, Antonio Echeverría Domínguez, fue gobernador de Nayarit de 1999 a 2005 compitiendo por el PAN. Ahora es  un próspero empresario, que aglutina negocios en el grupo industrial Alica, concesionario entre otras marcas, de Coca Cola, Volckswagen, y Chrysler. Su madre, Martha Elena García, es esposa de Echeverría Domínguez, y también gusta de la política. Compitió por la Gubernatura en el 2011 -también por el PAN- perdiendo frente a Roberto Sandoval. Actualmente es senadora por el PAN. De modo que el hijo ahora entra a la contienda con mejores augurios de triunfo.

*El PAN logró pactar una alianza con el PRD, que, aunque viene de bajada, tiene un peso específico en el estado. En las elecciones de 2011, con Guadalupe Acosta como candidato el PRD obtuvo el 11 por ciento de la votación, que ganó el priista Roberto Sandoval con un margen de 9 puntos.

*Manuel Cota no es el mejor candidato que pudo postular el PRI.

Frente a un perfil joven de Echeverría, con barniz ciudadano y empresarial, el electorado está castigando, a un candidato priista de mayor edad, 56 años, con un empaque de “Dino”, ex dirigente de la Confederación Nacional Campesina.

*Para colmo a las huestes panistas les cayó del cielo la detención del Fiscal de Roberto Sandoval, Edgar Veytia, por presunto tráfico de droga, en San Diego, por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. El escándalo de Veytia hoy recluido en una cárcel de Nueva York, ha llegado a los diarios y columnistas nacionales.  Y por supuesto que fue un baño de agua fría para las aspiraciones, ya debilitadas, de Cota a la gubernatura.

*Por si fuera poco, “Layín”, quien compite en la contienda y tiene una cuota de votos ahora de menos de 10%, ya afectado por los rumores de corrupción, fue también salpicado por el Caso Veytia, con rumores de que el ex fiscal ahora encerrado en Estados Unidos por tráfico de drogas, fue uno de sus padrinos.

*El Efecto López Obrador no pesa tanto en Nayarit. El candidato de MORENA podría subir, pero no para ganar.

*Raúl Mejía, un renegado ex priista quien se fue a Movimiento Ciudadano, está resultando un fracaso para Dante Delgado, al no despertar las simpatías del electorado nayarita.

Sandoval en la mira

Más allá de las elecciones -de muy malos augurios para el PRI- el escándalo Veytia ha colocado en un predicamento al Gobernador Roberto Sandoval. El riesgo de ser implicado por su ex Fiscal no es bajo.

El portal lapoliticaonlina especuló la semana pasada que Miguel Ángel Osorio Chong teme que Sandoval huya y afecte más las elecciones. Y añadió que el Gobernador, quien gusta fuerte de la promoción boxística, ya dijo sus cercanos que no asistirá a la pelea del Canelo Álvarez el 6 de mayo en Las Vegas porque no considera seguro ahora arrimarse a EU.

Un grupo de ciudadanos, a quienes se relaciona con el PRD, ya presentó una denuncia por enriquecimiento inexplicable.

Una imagen pública más deteriorada ahuyenta a los votantes.

El destino final de Sandoval no está claro ahora. Pero lo cierto es que su partido, el PRI, tiene muy bajas posibilidades de ganar. Casi seguro que habrá alternancia con Echeverría, por el PAN/PRD.

0
comentarios
Ver comentarios