Cuando dijeron que había ganado México, pensé que habían invalidado las elecciones

Hoy por la tarde, todos los mexicanos sabían de la victoria de la selección mexicana de fútbol olímpico, la cual había ganado la medalla de oro en Londres 2012. Ganaron de forma contundente 2 goles a 1 contra la mejor selección del mundo, históricamente hablando.

 

La diferencia de esta victoria con otras recientes, es que la victoria del TRI fue contundente, la selección mexicana de fútbol ganó sin trampas, sin recurrir a prácticas marrulleras, a diferencia del señor Peña Nieto cuya victoria, si es que el Tribunal Electoral falla a su favor, no es ni contundente ni fue de manera limpia.

 

Nuevamente los jóvenes mexicanos le dan una lección a este hermoso país, las victorias se hagan con el esfuerzo y sin hacer trampa, cosa que el señor Peña Nieto no hizo a lo largo de su campaña.

 

La elección “ganada” por el PRI y Peña Nieto, es una victoria falsa, una victoria al estilo del espurio Felipe Calderón: “haiga sido, como haiga sido”.  Una “victoria” de este estilo no sabe como la victoria conseguida por estos jóvenes futbolistas. Una victoria “haiga sido, como haiga sido” no es un verdadero triunfo.

 

Cuando la gente decía que había ganado México, por un  momento pensé que el Tribunal Electoral había invalidado las elecciones, que por alguna extraña razón se habían quitado la venda de los ojos, y había aceptado una verdad histórica, las elecciones del presente año habían estado tan sucias que merecían invalidarse por el bien de la insipiente democracia mexicana. No fue así.

 

Hoy no hubo una victoria para México. No puede haber victoria para un país cuyas instituciones electorales son un fraude y en las cuales millones de mexicanos ya no confían. No puede haber victoria para México cuando Peña Nieto y el PRI pretenden ganar una elección de una manera tramposa y cínica. No puede haber victoria para México cuando existe el conformismo de un sector de la población, que aún sabiendo que la elección estuvo plagada de irregularidades y no hacen nada.

 

No puede haber victoria para México cuando en las elecciones hubo compra de votos, acarreos y otras irregularidades. En casi 50% de las casillas vigiladas por 500 observadores electorales de Alianza Cívica se registraron estas irregularidades que beneficiaron un 71% al PRI.PVEM, 17% al PAN, 17% al PRD-PT-MC y 3% al PANAL.

 

Por un momento pensé: ¿Alguien se atreverá a decir que ha ganado México cuando el Tribunal Electoral falle en contra de millones de mexicanos inconformes ante unas elecciones plagadas de irregularidades y a favor del PRI?

 

Probablemente no, en caso de que México tenga otro presidente ilegítimo y el país sea gobernado por el PRI, nadie va a decir ha ganado México, porque la verdad es que habrá perdido.

 

México habrá perdido porque Peña Nieto tomará la presidencia de forma ilegitima.

 

México habrá perdido porque va ser gobernado por un sujeto tan ignorante que es incapaz de decir cuales son los tres libros que han marcado su vida.

 

México habrá perdido porque los mexicanos no pueden confiar en sus instituciones electorales que permiten que los candidatos ganen con marrullerías como rebase de topes de campaña, compra y coacción del voto, uso de dinero de dudosa procedencia durante la campaña…

 

México habrá perdido porque van a continuar el mismo modelo económico que no ha dado resultados positivos durante los sexenios.

 

México habrá perdido porque el Sr Peña Nieto fue la peor opción para el país, como olvidar casos de represión como en Atenco, o casos de corrupción e impunidad durante su gobierno en el Estado de México.

 

México habrá perdido por esta y muchas más razones. Espero equivocarme por el bien de este país, sin embargo se que no estoy equivocado, y que la historia me dará la razón algún día.

 

Este hermoso país no merece de presidente a un ignorante como Enrique Peña Nieto.

 

¿Usted qué opina, estimado lector?

 

@Octavio_Mancini

0
comentarios
Ver comentarios