Columna Incómoda. Cascajo y desperdicios en el PAN

Aunque la #OpJosefina pretende crear la percepción de que su candidata va creciendo y que está a unos puntos de alcanzar al puntero, los hechos muestran otra circunstancia, pues en la forma poca aseada de repartir las candidaturas el PAN se está quedando con desechos de otros partidos, aceptando las imposiciones de la familia presidencial y deshaciéndose de políticos que podrían jugar un papel fundamental en el debate político nacional.

 

Lo más delicado para el PAN es que les quieran imponer candidatos los propios priístas, o lo que es peor, la familia de un gobernador del PRI.

 

Aunque suene a un mal chiste, el PAN que siempre ha criticado al PRD de recoger cascajo y desechos del tricolor, ahora lo está haciendo con un ex perredista de Tabasco, el empresario de Comalcalco Moisés Dagdug Lutzow.

 

Realmente no sería nada extraordinario en tiempos de pragmatismo puro en los partidos políticos, pero habría que revisar quién es Moisés Dagdug Lutzow y a qué podría representar su nominación al Senado por el PAN.

 

Resulta interesante saber que Dagdug Lutzow fue diputado federal por el PRD en la pasada legislatura, antes había sido distinguido militante del PRI. Nada extraordinario; pero qué tal que esta persona es el suegro Fabián Granier Calles, hijo del gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, cuyo nombre ha estado cobrando relevancia porque opera como dirigente de facto del priísmo local, imponiendo candidatos, vetando a otros y haciendo y deshaciendo a capricho personal.

 

El ex perredista Moisés Dagdug podría ser una negociación extraordinaria entre Fabián Granier y el PAN estatal, porque realmente este partido no tiene ninguna posibilidad de ganar ni la gubernatura ni la primera minoría para senadores.

 

Incluso, hay versiones de que Moisés Dagdug quiso antes emparentarse con Andrés Manuel López Obrador para escalar políticamente, vía la relación de su hija con uno de los hijos del ahora candidato presidencial, pero no le resultó.

 

Empresario de la radiodifusión, a quien también se le conoce porque tiene una casa en San Diego California, destacando su vecindad con una de las propiedades de Elba Esther Gordillo, al parecer aprovecha el parentesco con Fabián Granier para sorprender a los panistas locales que buscan incrementar sus votos. Muy pocos recuerdan que en una lista de perredistas que aparecían visitando la Embajada de la República Boliviariana en México, estaba también el ahora neopanista.

 

¿Con qué autoridad moral los panistas van a criticar al PRI o al PRD con esta candidatura? Pero hay más ejemplos.

 

Es notorio el caso de Javier Corral Jurado, una voz imprescindible para discutir el marco legal de los medios de comunicación en México, quien ha sido vetado una y otra vez por Televisa y Azteca, de las que ha salido victorioso, pero con Gustavo Madero todo indica que quedará fuera del Senado de la República, porque dos actores del panismo de Chihuahua, Cruz Pérez Cuellar y Carlos Borruel Baquera, fueron “responsables y beneficiarios del operativo fraudulento” en contra de Corral.

 

El lunes pasado en Nuevo León renunció a su militancia Alejandro Páez, ex alcalde de San Pedro y Santa Catarina, porque el PAN eligió al actual edil de Monterrey Femando Larrazabal, como primero en la lista de candidatos a diputado federal plurinominal por Nuevo León, y a Raúl Gracia al Senado. Obvio es pensar en el argumento de que el tema del Casino Royal saldrá a relucir como el pago del panismo a la mafia de la industria del juego en México.

 

Algo peor pasa en Sinaloa, donde los panistas acusan al “sin partido” Heriberto Félix Guerra, secretario de Desarrollo Social,  de haber enturbiado el proceso. Lo más grave es que dos figuras históricas del PAN fueron desdeñadas: don Jorge del Rincón, prominente empresario de Sinaloa; premio 'Eugenio Garza Sada' y fundador del PAN en aquella entidad, quien esperaban fuera de los primeros quedó relegado al lugar 26. Y a ello se debe sumar el hecho de que Manuel Clouthier hijo, luego de ganarles legítima y legalmente su derecho a participar en el proceso de selección de candidatos al Senado, terminó por renunciarles y está a un paso de concretar una alianza con gente de MORENA.

 

Esta misma semana en Guanajuato, el PAN ultradechista, el Yunque, se iba a llevar un gran susto, porque la operación cicatriz que personalmente la dirigió Josefina Vázquez Mota estaba a punto de fracasar luego de que el ex secretario de Salud federal, José Ángel Córdova Villalobos tenía avanzadas negociaciones para irse al PRI. Sin embargo, el encaprichado empresario y “con derechos de sangre”, Juan Ignacio Torres landa, amenazó con berrinche en redes sociales e impidió que se culminara dicho proceso. Ya antes había creado un frente contra el mejor posicionado de los priístas, Francisco Chico Herrera, y cuando el tricolor tenía posibilidad de negociar con los disidentes panistas, lo echó a perder. No es seguro que los panistas inconformes se queden de brazos cruzados y buscarán negociar con otros partidos políticos.

 

Y en DF, qué podemos decir, si los aspirantes a la candidatura al GDF que fueron desplazados por Isabel Miranda de Wallace han cruzado los brazos ante su inconformidad por la imposición de la señora, lo que se ha reflejado en la poca consistencia de sus reuniones y el bajo impacto de su candidatura mediática y electoralmente.

 

Como reza el dicho, pues que con su PAN se lo coman.

 

[email protected]

0
comentarios
Ver comentarios