September 22, 2019 04:12


Desastre y más desastre en México

Los desmemoriados mexicanos somos tan generosos cuando de brindar ayuda se trata, cuando hay una tragedia corremos en auxilio.

La visión ensimismada de presidencia de la república, es uno de los principales actores en ocasiones como esta.

Una situación extrema, nos muestra una vez más el verdadero estado en que se encuentra el país.

Mantener los ánimos calmos cuando el miedo, el hambre, la incertidumbre, la sed son tus únicos acompañantes, debe ser una labor titánica, máxime si tienes una familia en dependencia.

Lo que está ocurriendo en Baja California Sur, así como lo vivido en Acapulco hace un año, lo ocurrido en Tabasco años atrás. El actuar de los ciudadanos al mismo tiempo que el actuar del gobierno, es el indicador de cuál es la verdadera realidad en nuestro país.

Mientras el gobierno y la clase política siguen manteniendo una visión introspectiva y egoísta, mientras ellos desde el pedestal donde están observan indolentes, donde solo salen a cuadro para solicitar ayuda de la población, se nota la misma logística que en desastres anteriores.

Una situación como la que está ocurriendo en BCS es la más nítida radiografía del interior del país sin maquillaje televisivo.

Cuando hay tragedias, cuando hay que actuar bajo presión, es cuando es más notoria la casi nula capacidad de estrategia y logística de nuestra querida clase política, la poca capacidad  operacional.

Apenas el día de ayer andaba Osorio Chong en Guerrero,  checando avances de la recuperación de lo ocurrido hace un año con Manuel.

Cuando Peña Nieto les grita en BCS que no tengan duda, que recuperarán Baja California Sur, de la misma forma que recuperó Guerrero ¿? Perdón, pero ya hace un año, y dice la señora Rosario Robles que van en un avance del 60% ¿? de recuperación... réstele usted lo que se infla el verdadero porcentaje para la nota televisiva.

Un año ya de lo de Manuel. ¿Cuál es el verdadero avance?

¿Así se atreven a pedir confianza?  La esperada ayuda llegará para los más vulnerables o ¿como siempre, en aras de preservar "las fuentes de trabajo " comenzarán por ayudar a los hoteleros?

Escribiendo esta columna escucho a la señora Paola Rojas leer noticias del desastre, no hay más de qué hablar ahorita. Pasa la chica del clima hablando de lo que viene en huracanes y que seguirá el mal tiempo en las playas, con tristeza dice "tome sus precauciones.

Acto seguido, la misma presentadora pone su mejor sonrisa y te dice:

"¿Quieres tener una hermosa casa en la playa? No lo dudes más, vente a la Riviera Maya, por menos de 300 mil pesos obtén una hermosa casa con vista a la playa, ven a disfrutar otra forma de vida.... etc, etc, etc.

La señorita en cuestión acaba de hablar de destrucción masiva, y en comercial pagado te quiere convencer de ir a comprar una "casita " en la playa, sí, esas mismas casitas que en Acapulco hicieron en zonas prohibidas, las mismas casitas que pululan a lo largo y ancho del país. Y que en tragedias como esta son las primeras afectadas.

¿No es estúpido esto? Si los grandes hoteles, que se supone tienen los estándares más altos en calidad de construcciones aunado a los multimillonarios seguros por desastres, no son resistentes a estos meteoros... ¿qué me puede esperar si compro mi casita de menos de 300 mil?

Usted Queridísimo Divagante, analice y decida.

Que tengan buena tarde.

Divagante @deliha25

0
comments
view comments