La mano que mece la cuna

“Todo lo que soy o espero ser, se lo debo a la angelical solicitud de mi madre”

Abraham Lincoln

 

 

La idea de celebrar a la madre un día especial, surge en Webster, una pequeña población de West Virginia debido a la iniciativa de Anna Marie Jarvis. 

En 1907, dos años después de la muerte de su madre y debido al gran amor que le profesaba, logró que se declarara el primer domingo de Mayo, en Estados Unidos, como día dedicado a honrar a las madres de todo el país. 

Hoy, 10 de Mayo, se celebra el día de la madre en diez países: El Salvador, Guatemala, India, Malasia, México, Omán, Pakistán, Catar, Singapur y Chile que consideran también esta fecha como día de asueto en aras de apoyar la iniciativa de la celebración a las madres. 

Ríos de tinta han corrido para honrar esta figura que, a través de la historia, ha gestado en su vientre el destino de los pueblos. 

Las madres siempre son maestras. La pedagogía es condición sine qua non de la maternidad, sin duda, porque ser madre, es más que parir un hijo, es la convicción que existe en el corazón de la mujer de que su presencia es nodal para la sana formación espiritual, intelectual y física de aquellos que ama. 

La mujer ha sido sometida al varón y a sus circunstancias a lo largo de la historia, por múltiples razones. Sin embargo, la maternidad otorga a ésta la victoria definitiva sobre cualquier especie en la faz de la tierra: “La mano que mece la cuna es la mano que gobierna al mundo”, dice Wallace y dice bien.

 

Madres y guerreras. Las cifras

 

Cuando una pareja decide tener relaciones sexuales, las consecuencias de esta acción recaen principalmente sobre la mujer, quien es la que deberá afrontar la situación tarde o temprano. El varón, no necesariamente responderá por sus actos, lo que producirá un doble dolor a la mujer. 

Vea usted los preocupantes y contundentes datos del INEGI 

Elevamos una plegaria por las madres del mundo, por las que están y las que se fueron, por las que luchan todos los días trabajando desde que el inicio al final del día para sacar adelante a su familia en todos los aspectos, por las que asumen con valor y con valores las consecuencias de sus actos y por aquellas que contra todas las probabilidades, han formado seres humanos dignos, productivos y solidarios. 

Felicidades, mamá.

0
comentarios
Ver comentarios