Adiós al crítico más severo de México, Carlos Fuentes murió

México DF, 15 Mayo del 2012.- El escritor Carlos Fuentes, figura de la literatura universal, falleció hoy a los 83 años. Su repentino fallecimiento se debió a complicaciones derivadas de una hemorragia masiva, tal vez a consecuencia de una úlcera, señaló el gastroenterólogo Arturo Ballesteros, quien atendió al narrador al ser hospitalizado de urgencia.

Le sobrevive su esposa Silvia Lemus. Su obra está considerada como un legado de conciencia lúcida y crítica sobre México y el mundo.

Carlos Fuentes nació en Panamá el 11 de noviembre de 1928. Pasó su infancia en diversas capitales de América: Montevideo, Río de Janeiro, Washington D.C, Santiago de Chile, Quito y Buenos Aires.

Se instaló definitivamente en México a partir de los 16 años, luego de cursar la preparatoria en el Centro Universitario México (CUM), se inició como periodista colaborando para la revista Hoy, al tiempo que obtenía el primer lugar en un concurso literario del Colegio Francés Morelos.

Era un consumado dramaturgo, ensayista y narrador, estudió derecho en la UNAM y cursos de economía en el Instituto de Altos Estudios Internacionales de Ginebra, Suiza. Fue  delegado mexicano en Ginebra; embajador de México en Francia; director, junto con Octavio Paz, de la Colección Literaria Obregón; profesor en varias universidades norteamericanas y europeas; fundador y codirector, con Emmanuel Carballo, de la Revista Mexicana de Literatura; director de La Cultura en México; fundador y editor de El Espectador. Miembro de El Colegio Nacional (desde 1972), de la Academia Estadounidense de Artes y Letras, del Consejo de Administración de la Biblioteca Pública de Nueva York y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México.

Su obra se tradujo al polaco, noruego, armenio, chino, inglés, francés, alemán, sueco, italiano, portugués, suizo y danés. También escribió guiones cinematográficos de Las dos Helenas, El gallo de oro (en colaboración con Gabriel García Márquez y Roberto Gavaldón), Un alma pura, Los caifanes (en colaboración con Juan Ibáñez), Pedro Páramo (en colaboración con Manuel Barbachano Ponce y Carlos Velo), Las cautivas, ¿No oyes ladrar los perros? y el guion del documental El espejo enterrado.

Fue colaborador de El Espectador, La Cultura en México, Revista Mexicana de Literatura, y Vuelta. Becario del CME, 1956. Miembro del SNCA, como creador emérito, desde 1994. Premio Biblioteca Breve Seix Barral 1967 por Cambio de piel. Premio Mazatlán de Literatura 1972 por Tiempo mexicano Terra Nostra. Premio Internacional Alfonso Reyes 1979.

Entre los reconocimientos que recibió destacan, Gran Cruz de Isabel la Católica 2009 otorgada por el gobierno español. Premio González-Ruano de Periodismo 2009, que otorga el Instituto de Cultura de la Fundación Mapfre por el artículo "El Yucatán de Lara Zavala". Doctorado honoris causa por la Universidad de las Islas Baleares (UIB), 2012.

Destaca de su obra El coloquio de invierno (en colaboración con Fernando del Paso y Gabriel García Márquez), 1992; El espejo enterrado, 1992; En novela: La región más transparente, 1958, 2008; Aura, 1962; La muerte de Artemio Cruz, 1962; Cambio de piel, 1967; Zona sagrada, 1967; Gringo viejo, 1985; Cristóbal La campaña, 1990; Diana o la cazadora solitaria, 1994;  La silla del águila, 2003; El tuerto es rey, 1970 y Orquídeas a la luz de la luna, 1982.

0
comentarios
Ver comentarios