August 24, 2019 10:16


Hasta choznos de los corruptos aseguran su futuro en México

rosario robles
Igual de inaudito como dijo el juez de control, es el hecho de que Rosario esté acusada de desviar recursos de un programa destinado a promover el bienestar de los mexicanos más pobres y hoy sigue libre.Internet

La bicicleta que le prestó su primo Phillip no estaba en el lugar donde la vi el día anterior. Entonces, le pregunté a Bernardo si Fredy había ido a trabajar y me respondió que no y dije: “¿Apenas ayer comenzó a chambear contigo y ya faltó?”

Me sentí apenado porque después de platicar con Fredy por más de dos horas, entusiasmé a mi pariente y amigo Bernardo Marcos Matar a que lo contratara, pues me había causado una magnífica impresión.

De hecho, Bernardo ya estaba animado a contratarlo, pero quiso contar con una segunda opinión, hagan de cuenta cómo se le hace con los médicos, para estar seguros.

Incluso Eugenia -mi sobrina, la hija mayor de Pol, como le decimos a Bernardo- opinó que sería muy buena idea darle esa oportunidad para alentarlo en el inicio de una nueva vida a sus 51 años, que cumplió hace cuatro días, el 6 de agosto.

Les platico: Un día después de que comenzó su primer trabajo en 27 años, Alfredo Martínez faltó a la chamba porque la supervisora de su libertad bajo palabra olvidó anotar el calendario laboral en el libro de control y cuando detectó en la pantalla de su Tablet que el dispositivo se estaba moviendo fuera del domicilio registrado, le envió una alerta paralizante a quien lo portaba en su tobillo derecho.

El 23 de julio les platiqué el caso de Alfredo, quien por robar unos relojes fue condenado a 99 años de prisión en 1992 y recobró su libertad condicional por buena conducta tras pasar 27 años recluido en cinco prisiones:

https://www.sdpnoticias.com/nacional/2019/07/23/99-anos-de-condena-por-robar-unos-relojes

Alfredo llamó a Pol para explicarle la situación y después de hablar con la supervisora, ésta se aseguró de registrar los trayectos entre la casa y el restaurant donde trabaja como asistente de cocina… y todo resuelto.

A pesar de estar en libertad, Alfredo no podrá moverse durante los próximos dos meses fuera del trayecto entre la casa de su primo Phillip -donde vive- y el exitoso restaurant “Los Güeros”, donde trabaja.

Cualquier intención de hacerlo deberá ser autorizada por su supervisora de “libertad bajo palabra” y salvo que muestre buena conducta durante el plazo acordado, se le retirará el dispositivo de control que porta en su tobillo.

Su libertad está “bajo palabra” pero de todos modos el gobierno se asegura de ello con tal dispositivo. Además, durante ese tiempo no podrá salir de la ciudad donde vive, ni del Estado y mucho menos del país, porque su pasaporte está en poder de las autoridades.

Esto sucede en San Antonio, Texas… y mientras tanto en la CDMX, Rosario Robles, titular de Sedesol y la Sedatu con Peña Nieto, pese a ser acusada por la FGR de desviar más de 5 mil millones de pesos del erario, puede moverse por donde se le pegue la gana; no se le quitó su pasaporte y después de declarar en el Reclusorio Sur, fue citada para hacerlo de nuevo el próximo lunes, a donde ella asegura que acudirá.

El propio juez de control, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, dijo que es inaudito que ni la FGR ni la Auditoría Superior de la Federación hayan pedido alguna medida cautelar para evitar que Rosario se pele al país donde están las cuentas gordas de sus chequeras e inversiones, porque en México resultó que la que le congelaron por órdenes del SAT, nomás tiene $20,879 pesos de saldo. Esa cantidad no le sirve ni para pagarle las propinas a los tres abogados que contrató para su defensa.

Igual de inaudito es que las leyes mexicanas dicten que para el delito de “ejercicio indebido de funciones” no se pueda solicitar prisión preventiva oficiosa y por ende, la FGR no haya pedido que se le quitara el pasaporte a la ex funcionaria o que se le asignara algún tipo de vigilancia policial para evitar que se vaya de México, como ya lo hicieron Emilio Lozoya y otros peces gordos de la pasada administración federal. Videgaray, por ejemplo, fue visto la semana pasada por un amigo que no alcanzó a tomarle la foto, cenando muy quitado de la pena en el restaurante Siroco del Casco Viejo de Panamá; digo, por si se llega a ofrecer que le quieran echar el guante, ya saben por dónde anda.

No le habrá podido tomar la foto pero mi amigo le pegó al corresponsal y me dijo que Videgaray pagó en efectivo una cuenta de $277.30 dólares por las tres personas de la mesa 11.

Nada de balboas, porque la moneda de curso comercial -que no legal- en la tierra del Canal es el dólar.

Igual de inaudito como dijo el juez de control, es el hecho de que Rosario esté acusada de desviar recursos de un programa destinado a promover el bienestar de los mexicanos más pobres y hoy sigue libre.

También es inaudito que las leyes mexicanas no permitan tocar ni con el pétalo de una denuncia penal a los ex presidentes anteriores a Peña Nieto, ni ir por ellos debido a los ridículos plazos del sistema penal acusatorio.

¿Dónde están y qué hacen los legisladores federales y estatales para endurecer las penas contra los ladrones que se burlan de las leyes y de los mexicanos? Ah, ya sé dónde están y qué hacen: Dilapidando su tiempo y escasa materia gris con iniciativas idiotas para convertir en santuario a la Baticueva de Santiago; cambiándoles el nombre a calles, ciudades y entidades; buscando que la gente pague por recibir servicios de la Cruz Roja y los cuerpos de emergencia, entre muchas otras babosadas.

Sorprende que con todo el poder que le es reconocido a López Obrador dentro y fuera de México, sucedan este tipo de incongruencias, como lo es también que líderes sindicales corruptos y enriquecidos a costa del erario y de sus trabajadores, sigan dándose una vida de lujos que es pública y notoria.

Ahí están, libres y muy quitados de la pena Romero Deschamps y los dirigentes sempiternos y caducos de los ferrocarrileros, de los cetemistas, de los mineros, de los croquistas, de los telefonistas, de los campesinos, de los burócratas, de los trabajadores universitarios, de los maestros -los del SNTE y los de la CNTE- de los del IMSS, de los del ISSSTE.

Muchos de ellos andan con amparos bajo el brazo y algunos hasta fuero traen, pero nadie les tapa las salidas.

Esos son los “inmortales”, que cual dueños de México, lo saquean a sus anchas y aseguran el futuro económico de ellos, de sus hijos, nietos, bisnietos, tataranietos y choznos.

CAJÓN DE SASTRE

“¿Hasta cuándo, presidente López Obrador, la 4ª transformación va a evitar que los corruptos hereden sus fortunas hasta la 5ª generación?”, se pregunta la irreverente de mi Gaby.

[email protected]  

PLÁCIDO GARZA. Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Escribe para prensa y TV. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista ha conquistado las cumbres más altas de América.

 

0
comments
view comments