24 de octubre de 2021 | 07:01
Opinión

    A mis compañeros Maestros de la CNTE: Así no

    El día de hoy, la CNTE se movilizó en repudio de la visita del candidato del PRI, José Antonio Meade a Oaxaca
    Compartir en

     

    La cúpula que conforman los líderes de la CNTE no persigue la solución de los problemas que aquejan a los maestros, ni antes ni después de la promulgación de la Reforma Educativa, su verdadero fin -como todo grupo de choque- es provocar para después negociar con quienes históricamente les han dado juego: Murat, Ulises Ruiz y la SEGOB

    Los maestros sabemos que mientras los líderes del SNTE negocia el silencio de la indignación magisterial, el liderazgo de la CNTE negocia el ruido de la justas demandas magisteriales con batucadas que se venden al ritmo del mejor postor.

    El día de hoy, la CNTE se movilizó en repudio de la visita del candidato del PRI, José Antonio Meade a Oaxaca con los métodos usuales, como el insulto, el asalto, en una palabra: la provocación para usufructuar una voz que no les pertenece, la de los maestros mexicanos que, trabajando y cumpliendo con la ley, construyen la autoridad moral necesaria para exigir al gobierno que cumpla con la misma.

    En ese orden de ideas, recupero la pregunta que da título a este artículo: ¿A quién ataca la CNTE? La respuesta es al mismo gremio magisterial, no a Meade, no a AMLO, ni a ningún político dentro de la contienda electoral, sino a los propios maestros.

    El punto central de esta columna tiene que ver con la imagen de los maestros ante la sociedad mexicana y cómo la CNTE afecta una agenda legítima que busca construir en lugar de destruir a favor de la educación de los niños de este país, porque como dice el sabio refrán: “Ni pichan, ni cachan, ni dejan batear”.

    Por eso no está de más recordar (¡Ah, esa terca memoria!) que son José Murat (patrocinador del grupo “los pelones”, el bloque más radical de la CNTE, vinculado a la guerrilla) y Ulises Ruiz  (relacionado con el grupo “pozoleros”, liderado por el carismático líder Rubén Núñez Ginez, cuyo sueldo mensual ascendía a 295,177 pesos) las manos que mecen la cuna detrás de las manifestaciones de estos provocadores.

    Esta aclaración viene a cuento porque antes de responsabilizar a AMLO por la actuación de la CNTE en contra del candidato del PRI, conviene mencionar que hace poco, el propio Ulises Ruiz emplazó a Meade a deshacerse de su coordinador de campaña y del presidente del PRI[1], según reportó a Proceso el periodista José Gil Olmos.

    Lo anterior significa que es mucho más probable que el acto de la CNTE el día de hoy en contra de José Antonio Meade se deba al “fuego amigo” dentro del PRI, que a la injerencia de cualquier otro candidato a la Presidencia de México.

    Por último, cabe aclarar que si bien es cierto que la mayoría de los maestros mexicanos no estamos de acuerdo con el modus operandi de la CNTE, también es cierto que SON MAESTROS, aunque la sociedad y gran parte del gremio magisterial, reprobemos su forma de protesta.

    Encontramos en la CNTE, colegas dignos y valientes que son rehenes de compromisos y hasta de chantajes de la misma cúpula gremial cuya voz debe ser escuchada, sin duda.

    Por eso mismo, porque entre Maestros podemos hablar, entendernos y hacernos comprender, me atrevo a hacer un llamado a mis compañeros de la CNTE que están dispuestos a escuchar y a dejar de lado prácticas que sólo ayudan a descalificarnos a todos, a llevar agua al molino de impresentables políticos y a hacerle el caldo gordo a quienes han hecho de la división y el encono una estrategia política en sí misma: Así no.

    ¿Usted qué opina, estimado lector?

    [1] https://www.proceso.com.mx/527657/ulises-ruiz-emplaza-a-meade-sacudase-a-aurelio-nuno-y-ochoa-reza