Acta pública. Se cumplió el chascarrillo

Tiene décadas, sí, aquel chiste o comentario que se hace respecto a que es tal la corrupción y la delincuencia organizada al interior de las instituciones de nuestro México, que los distintos gobiernos debieron tener más recursos de todo tipo para el sistema carcelario que para el educativo.

 

La sentencia se cumplió. 

 

No hay  suficientes infraestructura, ni recursos humanos incorruptibles, ni aportes económicos para recibir a quienes han sido sentenciados a purgar una sentencia carcelaria.

 

Pero tampoco las cárceles son lo que se piensa.  Se han vuelto uno de los lugares más seguros e impunes  para los criminales altamente  peligrosos.  Desde ahí se operan negocios ilícitos, los delincuentes salen no a hurtadillas, sino con la complicidad de los funcionarios y empleados carcelarios lo mismo para estar presentes en un evento social, para matar a sus oponentes que aún no han sido capturados, o en el mejor de los casos para ellos, para evadirse de la pena carcelaria.

 

Los últimos eventos documentados son una muestra de la terrible situación de abuso, jerarquías y hacinamiento que los reos viven dentro de los penales estatales o los de índole federal con supuesta alta seguridad.  Pero hasta ahora funcionarios de todos los niveles se echan la bolita.

 

Nada menos, el director de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Estado de México, Erik Sevilla Montes de Oca reconoce que hay sobrepoblación en las cárceles de la entidad, pero que no hay saturación que ponga el riesgo al sistema penitenciario.

 

Lo peor de todo, es que la anomalía del sistema carcelario en México, rebasa más allá de la saturación, sobrepoblación, rebose o como quiera llamársele al hacinamiento en el que viven la mayoría de los reos mexicanos.  El asunto es que en las cárceles es en donde mejor se hace patente la injusticia por falta de dinero o de contactos salvaguardas.

 

Se requieren en Mèxico igual escuelas que cárceles pero de nada sirve construir aulas y celdas, si la impunidad, la corrupción y el olvido del pueblo es la constante que impera entre quienes dicen gobernarnos.  

 

Se cumplió el chascarrillo y cuántos más de los que picardía mexicana que ríe por no llorar.

 

Acta Divina… La semana pasada, el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, apunto que a finales de este año estarán concluidos ocho centros de readaptación social de alta seguridad (con inversión privada) para tener 20 mil espacios adicionales, lo que permitirá a la Federación asumir la custodia total de los internos federales. García Luna sostuvo que hasta el momento el Congreso no ha autorizado el presupuesto para su operación. En tanto los legisladores señalan que los recursos no han sido solicitados.

 

[email protected]

0
comentarios
Ver comentarios