Por los hombre y mujeres que votaron con carácter

El tema de las sillas de plástico que la Secretaría de Desarrollo Social estatal de Sonora recibieron en donación y su relación con el desvío de recursos

¡Que caray! Políticos vemos y negocios no sabemos. Con la novedad que todo mundo se enteró de las sillas de plásticos que La Secretaría de Desarrollo Social estatal “recibió en donación” de la organización estadounidense Free Wheelchair Misión.

Toda una crítica causó en las redes sociales las susodichas sillas de plástico. Pero, y ¿los impuestos de los mexicanos dónde van aparar? A las regalías, prestaciones, aguinaldos de los Diputados y Senadores; millonadas de pesos para sus grandes mansiones y autos de primer modelo, total el mexicano vota por lo mismo. Qué el gobierno de sonora no tendrá para sillas de mejor calidad. Por lo menos una silla como del científico Stephen Hawking o sillas de ruedas controladas por la mente mediante ondas cerebrales diseñadas por Toyota vale la pena. Y, a todo esto cuál es el costo del voto en las elecciones del dos mil doce (Sigan el ejemplo de televisa, por mantener bien peinado al copetes, se llevó varias concesiones), de seguro que es una bofetada de Calderón porque en Sonora el copetes Peña Nieto, se llevó el carro completo; de que se fríen habas se fríen. Y lo que le espera a sonora viene casi siete años que tendrá que negociar con el pri, poner cara bonita (a lo mejor otra cosa). Cheque usted esas sillas por Internet, ver la foto dan pavor, como que las sacaron de la décadas de los sesentas cuando México estaba por incursionar por el petróleo. Cuando las familias que reciban estas sillas “gratuitas” y luego quieran ir a la playa, al parque, al campo como diantre las van a plegar y subirlas a la camioneta o meterla a la cajuela del auto, no óigame, no hay derecho. Quizás en la siguiente frase exista algo de razón.

 “Hay algo en el carácter de cada hombre que no puede ser modificado: es el esqueleto de su carácter. Tratar de modificarlo es como tratar de enseñar a una oveja a tirar de un carro.- G. C. Lichtenberg.

Pues, en México sí se puede modificar el esqueleto del carácter mexicano. Televisa, Pri, Peña Nieto, lo volvieron hacer; Ya el Pan había modificado el ADN de los mexicanos con ayuda de empresarios y televisa, bancos, etc.

Ahora los sonorense van a tirar pero de una silla de plástico. Lo que valió su voto.

¿Qué científicos desarrollaron tan grande tecnología en sillas de plástico? 

Twitter: Antena64.

0
comentarios
Ver comentarios