El grito de ¡ya basta!

Osorio y niña
Osorio Chong, preocupado por el bienestar de los niños y las niñas.Internet

  Fue a través de la cuenta de Twitter del Secretario de Gobernación @OsorioChong que me enteré.  México fue sede del Foro Interamericano de Sistemas de Protección Integral de niñas, niños y adolescentes #SIPINNA y que correspondió al mismo funcionario federal clausurar dicho acto Interamericano de Sistemas Nacionales de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes.

Fue como me di a la tarea de ver todo el timeline de la cuenta de Twitter del hidalguense que aún le está quedando a deber a Tamaulipas (me refiero a la seguridad, pero esa es otra historia). Continuando con el tema del Foro Interamericano de Sistemas de Protección Integral de niñas, niños y adolescentes, me enteré que participaron 16 naciones en donde sus representantes dialogaron sobre la importancia de impulsar acciones en beneficio de la niñez en el continente Americano. En resumidas cuentas lo que el Moch (Miguel Osorio Chong) difundió en su cuenta de Twitter @OsorioChong, fue su decidida "preocupación" por las niñas, los niños y adolescentes de México, quienes merecen un futuro prometedor que brinde un entorno y un país donde puedan ejercer sus derechos.

Y fue precisamente este pasado 25 de abril cuando al terminar de ver las publicaciones del jefe de la política interna de México que me vinieron a la mente los legisladores de la pasada legislatura tamaulipeca, diputados que andan frescos y contentos mientras al ex gobernador Egidio Torre, ya lo vinculan con la delincuencia organizada. Pero me acordaba de aquellos porque entre tantos, había una legisladora priísta que cada día 25 de mes se encargaba de vestir de naranja los 43 municipios de Tamaulipas con la intención de impulsar el respeto al sexo femenino y erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas.

Aunque parezca cosa del siglo pasado, le correspondió a la ex diputada Olga Patricia Sosa Ruíz, quien por cierto presidía la Comisión de Igualdad de Género del Congreso Local, impulsar este tipo de trabajos legislativos preventivos y de protección a la mujer como: una Reforma al Código Penal, para que se incorporen  nuevos delitos que por su naturaleza solo las mujeres pueden ser víctimas:

1.   La inseminación artificial

2.    El delito de discriminación.

3.     Esterilidad provocada.

4.     Implantación de un óvulo. fecundado sin consentimiento.

También le correspondió junto a sus compañeros de la Sexagésima Segunda Legislatura, iniciar un proceso de actualización de todas las leyes vinculadas a los derechos de las Mujeres en Tamaulipas, con el propósito de ajustarlas al marco normativo federal, analizando terminología, conceptos y otras cuestiones que resulten procedentes por técnica legislativa y modificar a efectos de hacer un marco normativo sencillo, y actualizado con lo que se implementó en los 43 municipios el Día Naranja; la homologación del feminicidio al Código Penal Federal, fue una propuesta de la tampiqueña Olga Sosa. Tareas cómo esta, hicieron que en Tamaulipas, en sus 43 municipios cada día 25 del mes se tuviera muy presente el respeto e igualdad de las mujeres y las niñas, algo que se está perdiendo desde el cambio de gobierno, tal vez porque hay quienes perciben este tipo de acciones como cuestiones de políticos priístas o del pasado cuando por ningún motivo debe ser así. Porque pese a que la priísta Olga Sosa que llegó al congreso siendo propuesta del Partido Verde Ecologista de México, no creo que haya pensado impulsar las acciones mencionadas si las mujeres beneficiadas iban a ser del PAN, PRI, PRD o Nueva Alianza, por citar solo algunos institutos políticos. En el lapso de tres años como diputada, Olga Sosa, hizo el intento por atender el tema del feminicidio, pues cuando llegó a la curul y conoció la realidad del panorama violento que enfrentaban las tamaulipecas, supo que el delito a pesar de existir  y estar establecido en el código penal, no se tipificaba debido a que se había legislado de manera errónea y eso provocaba que no se reunieran los elementos del delito para acreditarse, ahí a partir de ese momento se dedicó a reformarlo. A pesar de todo lo anterior, el tema del feminicidio sigue siendo un grave problema de cultura, de machismo, de educación y peor aún, pues actualmente se ha dejado de combatir primero como gobierno, luego desde el congreso,  en la sociedad y aunque no a todos el PRI nos haya dejado contentos con sus 86 años de gobierno, este tema en particular fue promovido por la tampiqueña a la que sus publicistas llamaron "dinámica" y respaldada por el Grupo Parlamentario del PRI, que estuvo integrado por otra tampiqueña, Ana María Herrera Guevara a quienes mucho deben estar extrañando; pero siguiendo con el tema, fue con ese ímpetu protector hacia la mujer tamaulipeca que posteriormente el Poder Ejecutivo presentó una iniciativa similar y fueron aprobadas en su conjunto. Vaya tarea que tienen pendiente y deben continuar los actuales diputados, esos que ya demostraron no leer y solo van a levantar la mano pues aprobaron la ley mordaza de Tamaulipas, misma que echó para atrás el gobernador para salvarlos del oso y perdonarles la novatada. Así que Tamaulipas, aunque según no tiene un solo caso de feminicidio, ya es tiempo que dejen de negarlos y al actual congreso e impartidores de justicia ya los alcanzó el tiempo y es un ¡ya basta! de voltear la vista hacia otro lado solo para no ver que en Tamaulipas también están asesinando mujeres. [email protected]

         

0
comentarios
Ver comentarios