Columnas

Autoridades de Monterrey y NL encarcelan 3 días a carretonero por “maltrato animal

José Retiz MezaEspecial

¡Qué poca madre! Autoridades de Monterrey y del gobierno de NL encarcelan 3 días a carretonero por “maltrato animal” y lo multan con $4,310.

Irreverente

El artículo de mi colega Carolina Garza dice que estuvo detenido 30 horas.

Se quedó corta, fueron tres días y medio los que José Retiz Meza, enfermo de diabetes, estuvo encarcelado hasta que un alma caritativa pagó la multa.

Lo dejaron libre, pero le advirtieron los funcionarios municipales y estatales que no puede volver a usar el caballo como medio de transporte y cuando creyó que ahí quedaba la cosa, ¿qué creen?

Hoy lunes recibió un “citatorio” para que se presente a las 2 de la tarde a una audiencia para el desahogo de pruebas porque sigue abierta una carpeta de investigación en su contra, la número 391/2020, por el delito de “maltrato animal”.

Les platico: La bronca es que la familia del “convicto de la celosa justicia mexicana” no tiene ni para el taxi y el emisario de las autoridades les advirtió que si no quieren que lo vuelvan a meter al bote, a ver cómo le hace, pero tiene que presentarse puntualmente a la cita para enfrentarse al abogado Mario Parra, que representa a la parte acusatoria del gobierno.

Este caso, digno del inframundo del sistema judicial de México, ha causado la indignación de cuantos se han enterado y a la redacción de ésta columna han llegado un sinfín de hechos similares sufridos por personas no solo de NL, sino de todo el País.

Los detalles del tema de la familia Retiz están en la siguiente liga del artículo que Carolina escribió en DETONA

https://detona.com/articulo/la-justicia-es-un-trapo-lleno-de-inmundicias

Uno de los absurdos de todo esto es que el supuesto maltrato animal es debido a que el caballo presenta un absceso en una de sus extremidades. Según sus dueños, es de nacimiento, pero los acuciosos policías municipales de Monterrey llegaron a la conclusión de que tal lesión fue provocada por el trabajo.

El otro es que a pesar de tratarse de una familia que apenas sobrevive, el alcalde Adrián de la Garza -a través de sus subordinados- y el gobernador Jaime Rodríguez -de los suyos- se están ensañando en forma vil.

Carolina pidió ayuda a Juan Manuel Cavazos, secretario del ayuntamiento de Monterrey; a Genaro Solís, secretario de desarrollo social del gobierno de NL y al procurador de justicia en el Estado, Gustavo Adolfo Guerrero, y entre los tres se tiraron unos a otros la pelota.

CAJÓN DE SASTRE

"¿Y así quiere Adrián de la Garza ser gobernador de NL?, pobre iluso", dice la irreverente de mi Gaby desde su búnker a prueba de armas nucleares en Hualahuises".

[email protected]