La austeridad mal llevada

austeridad
Quitar electrodomésticos, es demasiadoInternet

El 12 de junio de este año, el director general de Recursos Materiales y Servicios, Juan Alberto Armendáriz Martínez, envío una circular donde se informa que se aplicará un programa de ahorro de energía en la Cámara de Diputados. Hasta ahí todo bien, el gran problema es cuando se escribe en un lenguaje lo suficientemente ambiguo como para que dé a malas interpretaciones y dé material para generar polémica.

Las luminarias

En muchas oficinas a nivel mundial se corta la energía a cierta hora del día, esto con la intención de ahorrar energía e impulsar a las personas a ser más eficientes en su trabajo. El programar un plan de ahorro para las luminarias me parece bastante interesante, sobre todo en la parte de que no se utilice iluminación donde no se está alumbrando a nadie.

¿Quién no ha ido por la casa apagando luces que son innecesarias pues solo están encendidas donde no hay gente? ¿Quién no ha apagado las luces de la entrada de la casa pues en el día no sirven para alumbrar la entrada? Lo de las luminarias me parece de lo más normal, pero…

…quitar electrodomésticos, es demasiado

En la era de llevar el “tupper” a las cámaras, suena bastante ilógico retirar los aparatos con los que se refrigera y calienta la comida. Retirar los aparatos electrodomésticos como los microondas y refrigeradores me parece que raya en la exageración del ahorro, justo cuando uno de los líderes de las cámaras impulsó, no hace mucho, que cada senador y diputado llevara su propio “lonche” o itacate.

Quitarles el café en pos de un supuesto ahorro energético, me parece una locura. O un mal cálculo de los gastos operativos de un edificio legislativo.

La aclaración

Después de lo manifestado en la carta del director Armendáriz, tuvo que salir a aclarar la nota la secretaria general de la Cámara de Diputados, Graciela Báez Ricárdez, donde rechaza que se van a prohibir el uso de aparatos como cafeteras y hornos de microondas. Lo que se hará es revisar cuáles están en malas condiciones para evitar accidentes.

La declaración de Báez se nota más como justificación que como aclaración. Se entiende un plan de ahorro de energía en el uso de la iluminación, pero retirar los electrodomésticos donde los trabajadores guardan y calientan su comida, es rayar en lo inocente.

Planes de “Nosotros los nobles”

Quien haya visto esta película sabrá que uno de los personajes siempre tiene ideas de negocio que parecen fuera de lugar. Pareciera que es el que da las ideas de austeridad de algunos de los funcionarios públicos.  “Estamos gastando mucha electricidad, quitamos los refrigeradores y los microondas y ¡pum! Bajamos el gasto”.

Las cosas no funcionan de esa manera. Sobre todo, cuando tienes a un grupo de legisladores que están buscando la más mínima distracción para criticar a la mayoría electa y al grupo que está en el poder.

Si calculáramos toda la energía que se gastó por la circular enviada, todas las horas hombre perdidas por las personas que empezaron a quejarse por la medida, seguramente nos sale más caro que el supuesto ahorro que se iba a tener.

Para obtener ahorros en el uso de energía de un edificio público tan viejo se tendrían que hacer gastos. El primero, un estudio de uso de cargas del edificio con un muy probable balanceo de los centros de carga. Localización de los aparatos electrodomésticos en áreas específicas para balancear estos centros. La posible aplicación de celdas solares para reducir el gasto de energía aprovechando la radiación solar. Sensores de presencia inteligentes para el apagado y encendido de luces. Regularización de horas de trabajo de ciertas áreas de los edificios, con esos horarios se pudiera “sacar” a las personas de los edificios apagando los aires acondicionados con lo que se lograría un gran ahorro de energía.

Y como estas propuestas, existen muchas más, no es solo desconectar aparatos, sino saber cómo hacerlo.

Espero que los directivos encargados de las áreas operativas de las oficinas gubernamentales reflexionen un poco más antes de diseñar planes que al final no pueden ser implementados. Para ser austeros, hay que ser mucho más analíticos, no solo se trata de desconectar y poner switches en apagado.

0
comentarios
Ver comentarios