September 23, 2019 16:03


Un enorme aeropuerto y la teoría fálica

Advertencia: La primera parte de este texto es una sátira, no es un tratado científico, ni un ensayo académico, ni es una tesis. Tampoco es apto para menores ni para personas sensibles – Coma frutas y verduras.

Como bien sabemos el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México ha causado grandes, enormes expectativas, debido a sus dimensiones y la tecnología que albergará desde lo más profundo de sus cimientos hasta su brillante fachada.

Debido a que otros medios (más serios) ya se han dedicado a advertir sobre los peligros, los fraudes y el descontento social (Atenco) que generará tan magna construcción, es mi deber introducir al lector por la tangente.

La teoría fálica

Dicha teoría tiene sus orígenes en Sigmund Freud, la cual fue constituida a partir de la teoría de ?la envidia del pene?, según la cual el padre del sicoanálisis, las mujeres le tienen envidia al hombre por no tener falo, dicha envidia surge desde temprana edad cuando se dan cuenta de que miembros muy cercanos de la familia como hermanos y papá poseen dicho instrumento y ellas no.

Ridícula o no la idea de Freud es un cimiento de la teoría fálica, de la cual la parte arriba mencionada es la más conocida, quizá por lo polémico del asunto. La parte teórica que interesa para los fines de este texto se encuentra en el temor, la angustia y el complejo que despierta en el propio hombre el tamaño de su miembro.

?Ante la percepción de la castración en la mujer, la amenaza de castración proferida por la madre adquiere retroactivamente (nachträglich) su significado y surge el temor a que le corten o no le crezca el pene?.

Todos conocemos la importancia de dicha parte de nuestro cuerpo en la cultura, desde la antigüedad hasta nuestros días, objetos como un cetro (símbolo monárquico) o esculturas que resaltan el miembro viril son ejemplos de ello; incluso hay quienes destacan la importancia de las formas fálicas en la vida y hasta los que aseguran que nuestra cultura es falocéntrica.

Lo falocéntrico

Existen estudios sobre los traumas que generan en los hombres tener un miembro pequeño o de un tamaño no deseado. Estas frustraciones y teorías tienen cada vez  más sustento en proporción a la importancia que hoy en día se le da al pene.

Hay  textos que hablan sobre una falsa idealización del tamaño del falo a partir de la cotidianeidad, como la creciente penetración y expansión de la pornografía en nuestros días, es decir, actores porno u hombres ficticios con penes de dimensiones irreales causan que los hombres comunes se sientan inseguros con el tamaño propio.

Aunado a dicha situación en Internet cada vez salen al mercado más productos y webs dedicadas al alargamiento del miembro masculino, incluso hay sitios que aseguran que mediante cirugías pueden lograrlo.

¿Y esto qué tiene qué ver con el nuevo aeropuerto?

En mi opinión todos esos métodos son un síntoma de la frustración que pueden llegar a sentir algunos hombres. Se trata de llenar vacíos, a falta de un deseo que no se puede lograr se hacen otras, como tomar pastillas milagrosas, someterse a cirugías riesgosas y demás.

También pienso que hay otras formas de llenar huecos, por ejemplo, hay un meme muy famoso que se lee así: ?A falta de amor, comida?, luego entonces a falta de un falo grande, pues un relojote a todo lujo, una mega camionetota 4x4 y seguro habrá hombres que puedan hacer más para llenar ese vacío, como mandarse a construir un mega aeropuerto en la Ciudad de México, uno de los más grandes del mundo, por cierto.

Apéndice: Los síntomas dictatoriales

Ya en un tono más serio, considero que en general las actitudes de Peña Nieto cada vez son más las de un dictador, en Twitter ya hemos publicado que percibimos que se comporta como si fuera el rey de México, a la vieja usanza de los emperadores.

Este tipo de mega construcciones son uno de esos síntomas, personas que tienen la necesidad de perseverar su nombre en el tiempo a través de magnas obras, como las pirámides egipcias, lo cual es preocupante. Más allá de los posibles fraudes y corruptelas, los gobernantes así tienden a expandir sus actos hacia otros confines.

El claro ejemplo viene del pasado 15 de septiembre, cuando previo al conmemoración del Grito de ?Independencia?,  fuimos testigos del abuso de poder por parte de la nueva Gendarmería, cuando revisaron a niños pequeños previo al evento.

Dicha nota me recordó a la película V de Venganza, ya que en las escenas finales cuando se llegara el día del ?atentado? (5 de noviembre) contra el parlamento inglés, V envía su máscara y disfraz a cada ciudadano para que se unan a la protesta. En un estado de alerta gubernamental, días antes una niña usa la máscara de Guy Fawkes en la calle y en consecuencia un policía le dispara.

La voz en off del detective, dice que alguien hará una estupidez y eso desatará todo, es decir, la rebelión del pueblo en contra del gobierno dictatorial. Un acto que nadie toleraría cambiaría la actitud sumisa de la ciudadanía.

El gobierno de Peña va por el mismo rumbo, tan alto es el rechazo que se ha transformado en un miedo enorme e inminente como en la propia película, que por cierto comparte características con 1984 de Orwell que a su vez está inspirada en el gobierno de Hitler, sobre todo el personaje del hermano mayor, que alude al Gran Canciller de V de Venganza.

Bajo estas observaciones podemos ir vislumbrando la omnipotencia que EPN quiere alcanzar, las revisiones a niños, violaciones a los derechos humanos, desea tener injerencia en Internet y quiere perpetuar su nombre con un mega aeropuerto, así como entre otras situaciones que ya hemos mencionado, como las reformas estructurales.

La revisión a menores es un acto de bajeza, repugnante y tan reprobable que no tiene calificativo.

0
comments
view comments