Columnas

A  las espaldas de Cuauhtémoc Blanco

Cuauhtémoc Blanco Bravo.Cortesía

No es la primera vez que Flores y Ojeda se coluden.

Miembros del equipo del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, han comenzado a organizarse a sus espaldas para el próximo periodo electoral. Hugo Erick Flores, coordinador estatal de los programas de desarrollo de la Secretaría del Bienestar y Pablo Ojeda Cárdenas, secretario de Gobierno buscan revivir al Partido Encuentro Solidario (PES). Ambos han hecho creer a varios aspirantes a la alcaldía de Cuernavaca de que son los favoritos de la alianza entre el PES y Morena, que por cierto no existe. Los suspirantes no saben que el criterio de Flores y Ojeda es elegir al personaje mas manejable, y así garantizar la protección de sus intereses. 

En la lista de esta “rifa”, que promete además de la candidatura municipal también el apoyo para la gubernatura del 2024, están Jorge Arguelles, Javier Bolaños, Cipriano Sotelo, Alejandro Mojica y José Luis Urióstegui, a quienes han invitado a comer en las últimas semanas. Esta jugada no es del conocimiento del gobernador a quien engañan con supuestas complicaciones, lo que esta retrasando la decisión de Cuauhtémoc para que elija a su “delfín” para la alcaldía. Con esta operación Hugo Erick y Pablo Ojeda buscan acorralar a Cuauhtémoc e impulsar a un “caballo negro” que este alineado con ellos y mantener así su influencia en la política local. El plan es que una vez ganada la elección, el alcalde desconozca a Cuauhtémoc Blanco e incluso busque promover un juicio político en su contra por su falta de capacidad para gobernar, lo que les aseguraría el control del ejecutivo local. No es la primera vez que Flores y Ojeda se coluden. Hace unos meses amedrentaron a diputados locales y presidentes municipales con supuestas carpetas de investigación manipuladas desde la Fiscalía General del Estado de Adriana Pineda para ganar lealtades a su causa y por supuesto sin el visto bueno del Gobernador