Por esta razón es que el multimillonario Elon Musk, demandó a OpenAI, así como a su CEO, Sam Altman, pese a que en un momento, el dueño de Tesla también financiaba a la creadora de ChatGPT.

Elon Musk ha advertido en tiempos recientes de los peligros de la inteligencia artificial como la manejada por OpenAI que dio vida a ChatGPT y se puede observar en redes sociales de diversas maneras.

Tal como declaró Elon Musk en la cumbre de Seguridad de la Inteligencia Artificial en noviembre de 2023, se debería buscar un supervisor de las empresas que desarrollen esta tecnología, como OpenAI.

Por esta razón Elon Musk demanda a OpenAI, creadora de ChatGPT, así como a Sam Altman

Elon Musk presentó una demanda contra OpenAI y Sam Altman por “incumplimiento de contrato”, ya que la creadora de ChatGPT está priorizando las ganancias sobre el beneficio de la humanidad, tal como pactaron en 2015.

Esta demanda de Elon Musk fue presentada el jueves 29 de febrero ante el Tribunal Superior de San Francisco, en donde acusa a OpenAI de buscar favorecer su relación con Microsoft.

Alianza que de acuerdo a la demanda de Elon Musk, representa un abandono a su promesa original de desarrollar la inteligencia artificial sin fines de lucro y poner a disposición pública la tecnología que se desarrollara.

Sin embargo, “OpenAI se ha convertido en una subsidiaria de facto de código cerrado de Microsoft”, en lugar de ser la empresa que ayudó a crear el propio Elon Musk, presuntamente sin ánimo de lucro.

Por lo mismo, la demanda de Elon Musk contra OpenAI y Sam Altman, pide una audiencia con jurado por incumplimiento de contrato, violación de deber fiduciario y prácticas comerciales desleales.

En la demanda contra OpenAI, en la que se incluye al presidente de la creadora de ChatGPT, Greg Brockman, Elon Musk pide que su tecnología se vuelva de código abierto y se le devuelva dinero.

[object Object]

Y es que según la demanda, Elon Musk aportó más de 44 millones de dólares a OpenAI entre los años 2016 a 2020, pese a que desde 2018 decidió abandonar su junta directiva.

Sam Altman y OpenAI están bajo investigación por presuntamente engañar a sus inversores

La demanda contra OpenAI y Sam Altman llega en un momento en que La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) inició una investigación en contra de la creadora de ChatGPT y su CEO.

Y es que, tras el intento fallido de destituir a Sam Altman como CEO de OpenAI, los inversores declararon que no fue “consistentemente sinceros en sus comunicaciones”, aunque no ofrecieron detalles.

Por lo cual, la comisión está solicitando documentos internos y su preservación por parte de altos funcionarios de OpenAI para comprobar si se engañó a los inversores, aunque no se ha hecho una acusación formal contra Sam Altman.

A su vez, The New York Times también presentó una demanda en contra de OpenAI y su aliado, Microsoft, por derechos de autor ya que utilizaron contenido del medio para entrenar a chatbots.

[object Object]