Sorprendente

Prisioneros escapan de la cárcel y dejan maniquíes en su lugar

En Texas, se volvió viral el caso de un grupo de prisioneros que escaparon de la cárcel usando maniquíes que se hicieron pasar por ellos
Cárcel
Compartir en
junio 09, 2021 a las 17:41 CDT

En el Complejo Correccional Federal Beaumont, en Texas, cuatro prisioneros escaparon del lugar utilizando maniquíes para engañar a los guardias.

Por medio de un comunicado, Michael Horowitz, inspector del Complejo Correccional, explicó que los prisioneros lograron confundir a los guardias por más de 12 horas.

Fue hasta la mañana siguiente que los guardias se percataron de la ausencia de los prisioneros

Los cuatro maniquíes estaban vestidos con la ropa de los prisioneros y estaban acostados en las camas para engañar a la seguridad de la cárcel.

Al ser cuestionados sobre este hecho, los guardias del turno nocturno afirmaron que realizaron sus rondas por las celdas sin percatarse de la ausencia de los cuatro prisioneros.

Horas más tarde, por la mañana, las autoridades descubrieron que los prisioneros no estaban en su celdas, y en su lugar encontraron los maniquíes.

Michael Horowitz también señaló que las puertas exteriores de los edificios del campo de prisioneros no estaban equipadas con cámaras de vigilancia y tenían alarmas que no funcionaban.

“Debido a que no había personal operándolas, estas pudieron ser manipuladas por los presos”

Michael Horowitz

“Las brechas en la seguridad en los campos de prisioneros federales y los campos de prisioneros satélites presentan el riesgo de que los reclusos escapen”, agrega Michael Horowitz.

Autoridades señalaron que los prisioneros que huyeron son considerados de baja peligrosidad

El inspector también comentó que, en caso de que los prisioneros regresen, podrían introducir objetos de contrabando en las instalaciones sin ser detectados.

De acuerdo con los reportes, esta no es la primera vez que la prisión presenta fallas de seguridad de este tipo.

Anteriormente, se han dejado puertas abiertas en la prisión y se han descubierto cerraduras susceptibles de manipulación.

Gracias a estos antecedentes, a los internos les resulta relativamente sencillo escapar sin suponer un trabajo por parte de los encargados en turno.

Los prisioneros albergados en este campo suelen ser de baja peligrosidad y sus condenas son dadas por delitos menores relacionados al uso de drogas y asaltos.