Sorprendente

"Mi papá come en la banqueta para cuidarnos": Hija de epidemiólogo

Epideomiólogo come en la banquetaFacebook: Tania Inzunza

Mientras pasa la cuarentena, el hombre vive solo y visita a su hija, pero se queda afuera.

Los héroes definitivos en la crisis por la que el mundo pasa a causa de la epidemia de Covid-19 ocasionada por el nuevo coronavirus, son todas aquellas personas que trabajan para cuidar a los enfermos, pero también todos los que arriesgan su vida trabajando directamente con el virus; por ellos, debemos quedarnos en casa -al menos tanto como nos sea posible-. 

Una prueba más de la fuerza y entereza con la que está trabajando personal sanitarios, de limpieza y de investigación, es un epidemiólogo que trabaja en el Hospital General de Guasave, en Sinaloa, y desde el 20 de marzo, decidió estar lejos de su familia para disminuir el riego de contagiarlos. 

Según contó una usuaria de Facebook identificada como Tania Inzunza, el hombre, cuyo nombre se desconoce, eligió continuar con su trabajo en la institución al norte del país, a pesar de que forma parte del grupo más vulnerable, pues es mayor de 60 años

Pero este héroe sin capa, sacrificó algo más que la posibilidad de resguardarse en casa, tuvo que dejar a su familia, pues sabe que está expuesto a un contagio y no quiso arriesgar a los suyos. Hace semanas, le pidió a su esposa que se fuera a vivir a la casa de su hija, en donde las visita cada tarde sin acercarse a ellas. 

Por las tardes, Tania, su mamá y el resto de la familia, le preparan la comida y se la sirven en una mesa portátil que colocan afuera de la casa, en una banqueta. Ahí, el hombre come solo los alimentos que le preparan con amor. 

"Viene a casa, pero no entra, se queda en la banqueta y ahi come. No le podemos dar besos ni abrazos por amor y seguridad"Tania Inzunza

Tania también recordó que aún hay quienes no atienden la recomendación de aislarse en casa, a pesar de que el confinamiento ha resultado la mejor forma de evitar contraer coronavirus; por eso, pidió a la gente atender las indicaciones. "Quiero abrazar a mi viejo", escribió. 

Nosotros estamos sufriendo la separación y no veo para nada justo que no atiendas las indicaciones de salud. Quédate en casa, mi papá está arriesgando su vida y no es justo que no valores la vida de las personas. Quiero volver a abrazar a mi viejo!!!!