Siempre he admirado a este joven. Me sorprendió mucho hace años cuando asesinaron a su padre el temple que desde niño demostró a pesar del dolor y la tragedia. Luego, el terrible deceso de su madre por cáncer. Vivir en la orfandad es algo de lo que solo los que ya no contamos con nuestros padres podemos entender. Es una sensación de vacío que no se lo deseo a nadie y volver a empezar sin ellos es muy difícil.

Luis Donaldo se empezó a perfilar por el camino de la política. Yo hubiera hecho lo mismo, porque desde ahí lograría quizá encontrar el remedio para su dolor ante ante el cruento asesinato de su señor padre Luis  Donaldo Colosio y también encontrar de paso el perdón. Ese que es tan difícil de alcanzar pero necesario para avanzar.

Puedo entender que Luis Donaldo hijo no haya querido saber nada de los partidos políticos que tanto dañaron a su padre y por eso encontró un lugar que le trajera un poco más de paz y fue  en Movimiento Ciudadano.

Se han dicho cosas de este joven, como por ejemplo que es bastante inmaduro en ocasiones y que no está apto para tomar un cargo político más pesado.

La gente, sin embargo, lo ha arropado por el recuerdo que todos tenemos en nuestra mente de el asesinato de su señor padre, un hombre que a todos o a muchos parecía convencer como nunca ningún político lo había logrado.

Un hombre que había sido valiente al romper con los tradicionales esquemas priistas y había armado un propio discurso en su último mitin político que no a todos agradó y que más bien incomodó y por eso lo quisieron desaparecer, y lo lograron.

Pero se ha hecho viral, a 15 días de la elección más importante del país, un video en donde Luis Donaldo explica con toda claridad lo que todos sabemos: Que el país está en llamas, que han habido más asesinatos como nunca antes, que las cosas no andan bien.

Pareciera como que estuvo a punto de pronunciar: “Votaré por Xóchitl Gálvez”. Quizá era su intención.

Pero después vino la presión fortísima de Movimiento Ciudadano, partido al que dice pertenecer, para que sí sostuviera lo que dijo, pero para que no se creyera o se entendiera que declinaría a favor de Xóchitl.

Y es que Movimiento Ciudadano tiene una sola joya en sus filas y ésta se llama Luis Donaldo Colosio Riojas.

Dante Delgado, líder de MC, no lo dejaría irse así como así. Sería un golpe brutal y hasta devastador para el partido, por eso entonces lanzaron por delante a Jorge Álvarez Máynez como diciéndole: “Tú sí , tú no importas, tú ve y diles que tú sí declinarías si se va Alito del lado de Xóchitl”.

Máynez, nos queda claro, es un simple “comodín”.

Después vino otro video de Luis Donaldo diciendo que sí dijo lo que dijo pero que él lleva en su pecho los colores de Movimiento Ciudadano y que no cuenten mejor con él... Desilusión total.

Pensé que sería más valiente y más arrojado para tomar decisiones más contundentes, pero creo le falta autoestima. Aún no se cree lo suficientemente preparado, valioso o fuerte para ir por algo más allá que no sea algo de Movimiento Ciudadano.

Dante habrá respirado aliviado: Por un segundo vio perdido a Colosio.

Colosio recalculó los riesgos de salirse de Movimiento Ciudadano, Dante le habrá recordado algunos pactos ya firmados entre ellos y finalmente Luis Donaldo dio dos pasos para atrás y se puso en modo “yo no dije nada”.

Ojalá en un futuro veamos brillar como sé que puede a Luis Donaldo en la política. Creo que le haría  un bien a México tenerlo en el escenario político.

Luis Donaldo a pesar de su juventud entiende y lee perfectamente de qué se trata la política.

Ni siquiera Máynez tiene esa intuición como el la tiene.

Pero Luis Donaldo todavía es frágil en su carácter y eso es lo que creo lo ha llevado a dejar de jugarle a ser político para decidir solamente vivir a la sombra de quien se lo pida.

Pienso que a Xóchitl tampoco le importa si Máynez juega a favor o en contra de ella.

Creo que a nadie nos importa Máynez, salvo a los niños y adolescentes que tararean su canción porque se volvió pegajosa y nada más.

Ojalá llegue un súper héroe político que sea valiente.

Ojalá que Alito ya se baje de la contienda política esté quien esté, lo único que hace con su presencia es ensuciar las presencias de otros.

Ojalá que hubiera una unidad real y sustancial en este país para que las cosas marquen bien y por un mejor camino.

A 15 días de las elecciones me parece ya nada va a cambiar, pero el cambio está en ti, amable lector que me lees.

Vota este 2 de junio.

Es cuanto.