20 de septiembre de 2021 | 12:33
Opinión

En Jaliso se exige prisión preventiva contra integrantes del Cártel del Agua

Se pide, una ordene de vinculación a proceso para la reparación del daño ocasionado tanto física, emocional, social y laboralmente a la señora Juana Falcón.
Juana Falcón presenta su denuncia ante la Fiscalía del Estado de Jalisco, luego de que fuera víctima de una golpiza por parte de una mujer que es la coordinadora de la distribución de agua en la colonia Agua Fría, de Zapopan, Jalisco.
Compartir en

Ya se ha fijado fecha para la audiencia de vinculación a proceso y de la que se espera sean sujetos a juicio penal los dos imputados en el caso de la señora Juana Falcon, vecina de la Colonia Agua Fría de Zapopan, quien como en abril pasado fue brutalmente golpeada por una mujer que se ostenta como “coordinadora del agua”, con la complicidad del conductor de una pipa de agua del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), quienes tras ser denunciados ante las autoridades por la ofendida de haberle negado el servicio gratuito del vital líquido, le propinaron tremenda golpiza.

La juez de control, Lorena Irazu Corona Saldivar, fijó la fecha del 7 de junio en que se habrán de presentar los agresores de nombre Leny Verónica Campos y Omar Nahum Jahir Suri Varela, para quienes se ha solicitado prisión preventiva y en su momento se les dicte sentencia condenatoria.

En dicha audiencia de imputación habrán de presentarse a los dos señalados los hechos que están considerados como delitos en agravio de la víctima y por los cuales están siendo requeridos por la autoridad que en este caso es el juez de control, además de que se les harán saber sus derechos de declarar o renunciar al término constitucional para que se resuelva su situación jurídica o pedir alguna ampliación y puedan aportar las pruebas que consideren en su defensa, con la finalidad de que se resuelva su situación jurídica.

Cabe mencionar que los delitos que se les imputan son: lesiones calificadas conforme al artículo 207 fracción 2 del código penal del estado de Jalisco así como el 219 fracción primera en la modalidad de ventaja, sin menoscabo de que pudieran configurarse o reclasificarase otros delitos como amenazas cumplidas, extorsión, atribuciones ilegítimas de funciones, asociación delictuosa, y por las lesiones que la afectada pudiera tener ocultas, entre otras.

Lo que se pide, es que se ordene la vinculación a proceso para que se pueda hacer la reparación del daño ocasionado tanto física, emocional, social y laboralmente a la señora Juana Falcón.

Con esto se pretende llevar tras las rejas a los dos imputados a fin de marcar un precedente y que estas conductas no se vuelvan a repetir, e igualmente, que  las autoridades judiciales pongan atención para evitar más casos como este.

El caso de la señora Juana Falcón, del cual ya había yo hecho referencia en este mismo espacio, ha despertado gran interés de la población en general por la brutalidad con que fue agredida pero principalmente por las razones que motivaron este suceso en el contexto de sequía y desabasto que viven muchos municipios del estado de Jalisco.

“La crisis por la falta del vital líquido se ha prolongado en algunas localidades por varios meses, y ha derivado en violencia y corrupción. Un caso grave de agresión lo vivió Juana Falcón, vecina de la Colonia Agua Fría, en Zapopan, a quien el chofer de una pipa le negó el abasto gratuito para llenarle un par de baldes. Ella lo denunció y cinco días después fue salvajemente golpeada por Leny Verónica Campos, supuesta “coordinadora del reparto del agua” en la zona, quedando al descubierto el acaparamiento, la corrupción, y un mercado negro del agua como resultado de la sequía que ya se vive en la entidad, pero también de la desatención de las autoridades.

La agresión a Juana Falcón, ocurrió el 15 de abril.

La ofendida, refiere que días antes, al ver pasar una pipa le pidió al chofer del vehículo le llenara sus contenedores, encontrando por respuesta que no era posible porque ya no traía agua. Juana le insistió que la proveyera del líquido, siendo que observó que el agua de la unidad venía “derramándose”, pero le fue negada. Entonces decidió tomar una fotografía a la placa del vehículo para hacer la denuncia correspondiente. La mujer asegura que la pipa que le negó el servicio pertenece al Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) lo cual ha quedado debidamente establecido luego de que el organismo procediera a la suspensión del conductor de la pipa.

La “coordinadora del agua”, que no se sabe si se autodenominó de esta manera o alguien más le dio el nombramiento, le reclamó a Juana por la denuncia y la atacó, según se asienta en la carpeta de investigación D-1/27798/2021. El parte médico, levantado en el Hospitalito, indica que Juana sufrió fractura de nariz, mordidas en diferentes partes del cuerpo y raspaduras.

Pero no quedó ahí, Juana Falcón, continuó recibiendo burlas y amenazas después de haber sido golpeada por la supuesta funcionaria, Leny Campos. De acuerdo con un video de denuncia, la agresora continúa con la distribución de las pipas de agua en la comunidad y, en sus visitas, la amenaza y se burla de ella.

El caso de la señora Juana Falcón es patético, y es el ejemplo de lo que debemos totalmente rechazar, y exigir, no solamente justicia y sanción ejemplar, sino que esto pare.

El tema ha cogido tintes crimínales y la autoridad habrá de tomar cartas en el asunto siendo que el problema está dando visos de que puede derivar en un conflicto que se les vaya de las manos debido al malestar que está generando no solo por lo que significa sumar alrededor de 100 días sin agua, sino por las irregularidades que se están presentando en torno a esta situación”.

Hay que establecer que Leny Campos ya declaró ante el Ministerio Público, pero el chofer de la pipa no lo ha hecho y ya hay una instrucción para presentarlo a la audiencia y en caso de que no se presente proceder a la detención por desacato.

Se espera y se exige, porque la justicia se exige, es que así como actuó diligentemente la Fiscalía del Estado, ahora también la juez haga lo propio; tiene todos los elementos para dictar la vinculación y dictar la prisión preventiva contra estas dos personas para que se desahogue el proceso.

Lo que se pide es que en esta audiencia, una vez ahí, ya no salga, que se le dicte la vinculación, se le sujete a proceso, se vincule a proceso y se dicte la prisión preventiva para que quede restringida de su libertad, en este caso de forma preventiva por ser un peligro para la sociedad que esté libre y evitar que siga vejando, golpeando, lesionando y haciendo daño no solamente a Juana Falcón sino a la sociedad en general.

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1