25 de septiembre de 2021 | 02:06
Opinión

El clásico madruguete: ¿Bueno o Malo que el Congreso le quite el control al próximo gobernador de NL?

Samuel no la va tener fácil. ¿Los diputados le darán una probadita?
Samuel García aseguró que su gobierno no se irá con "tibieza" en materia ambiental
Compartir en

Nuevo León esta viviendo desde ahora el contrapeso que tendrá Samuel García, próximo gobernador del estado, con los cambios que se prevén sobre el manejo de los 5 principales organismos autónomos.

Tradicionalmente , las personas que dirigen este tipo de organismos son elegidos por el gobernador y por lo general tienen ideas del mismo corte. Además, estos organismos son los que tienen presupuesto que podría ser utilizado para obras concernientes a sus funciones.

La idea de quitarle la designación de estas personas tiene que ver con pintarle una raya al futuro gobernador desde antes de que empiece su mandato y de cierta manera mostrarle que no la va tener tan fácil para gobernar al estado. Positivo tener un contrapeso, pero que el contrapeso se aproveche de su poder para ponerle el pie al que esta gobernando , en este caso al que va a gobernar, no es tan bueno.

Lo malo de quitarle la decisión sobre las personas que dirigirán los destinos de Agua y Drenaje, Simeprode, Red Estatal de Autopistas, el Instituto de Movilidad y Metrorrey es que ya le están dando oportunidad al próximo gobernador de no hacerse responsable de los resultados de estos organismos. Si estos organismos no hacen nada o hacen las cosas mal , García podrá decir que él no fue el que puso a los encargados.

Lo que están haciendo los diputados locales es una probadita de lo que le espera a Samuel García cuando comience funciones donde tendrá menos apoyo que el que puede tener ahora porque la mayoría de los curules estarán ocupados por diputados del PRI y el PAN.

Nuevo nivel de reclamos

La población cuando reclama por lo general solo lo hace a una sola figura, que por lo general es al gobernante. Es decir, cuando hay reclamos por que no pasa alguna cosa, el culpable favorito siempre será el gobernador aunque haya sido bloqueado por decisiones del Congreso.

La ciudadanía debería de pedirle cuentas y resultados a los que votaron como diputados, pedir asistencias y propuestas además de evaluarlos como se evalúan a los gobernantes pues muchas de las cosas que se hacen o no se hacen tienen que ver con lo que se decide en el congreso.

Dicen en las historietas que con un gran poder viene una gran responsabilidad pues es momento de los representantes que han sido elegidos cumplan y busquen el bien de la comunidad antes del poder que les puede dar estar en esos puestos.

Esperemos que todo lo que están haciendo sea para bien del estado y no para llenar egos personales o partidistas.