25 de septiembre de 2021 | 01:08
Opinión

Cuba y la “caída controlada”

Cada vez que el estallido está por producirse, se aflojan en cierta forma las medidas represivas del régimen y permiten que los cubanos hagan cosas como las que estamos viendo en estos días.
La Habana Vieja. Plácido Garza
Compartir en

IRREVERENTE

(Si a usted, amable lector, no le gusta el beisbol, le pido saltarse hasta después de que lean “caída controlada”, porque voy a referirme en esta primera parte del artículo a una de las jugadas más desafiantes de ese que es, el Rey de los Deportes).

Les platico: en el beisbol existen dos formas de barrerse en los robos de base. Con los spikes por delante o de cabeza.

Mi BigData -que a todo le pone números, nombres y lugares- detectó que el 90% de los jugadores de las Grandes Ligas que se lesionan al robarse en las bases, se tiran de cabeza.

Solo el 10% se lastima cuando se lanzan con los también llamados “picos” por delante.

Otro dato es que el 85% de los jugadores que se barren tirándose de cabeza, se pasan de la 2a o 3a base y son puestos out.

Por añadidura, solo el 15% se pasan de la base al hacerlo de cabeza y por ende llegan safe.

¿Se han fijado cómo los jugadores que se barren con los pies por delante, apenas tocan la 2a y 3a base “caen” parados?

Bueno, pues a eso se le llama...

...”caída controlada”.

Ahora sí, bienvenidos los amantes del fútbol y otras rarezas mal llamadas “deporte”, como las corridas de toros y el golf.

La primera vez que supe de la “caída controlada” fue cuando conocí en la Universidad de Moscú a los dos doctores cubanos -uno en matemáticas y el otro en estadística aplicada- que me ayudaron a crear la primera plataforma de BigData en México.

Pagándoles al mes 25 veces más de lo que ganaban en La Habana -les pagaban el equivalente a $1,000 pesos- estuvieron año y medio dándole en Monterrey a la plataforma hasta que decidieron volver a Cuba pues nunca pudieron sacar a sus familias de la isla.

“Caída controlada”

Le llama el régimen cubano que detenta el poder tras la muerte de Fidel, a aquellas concesiones que hacen por instancias del presidente Miguel Díaz-Canel desde que fue puesto ahí el 10 de octubre de 2019 por el politburó comandado por Raúl Castro.

Son acciones predeterminadas para dejar escapar presión a la olla express en que está convertida la isla desde hace dos generaciones.

De hecho, la “caída controlada” fue concebida por Fidel cuando la famosa salida de los “marielitos”, para atender a las presiones del gobierno norteamericano, que dieron lugar al “Exodo del Mariel” el 31 de octubre de 1980.

Así, cada vez que el estallido está por producirse, se aflojan en cierta forma las medidas represivas del régimen y permiten que los cubanos hagan cosas como las que estamos viendo en estos días.

Las manifestaciones en las calles de las principales ciudades de Cuba han estado arreciando en cuanto a intensidad y número de participantes.

Reporte de mis contactos en Cuba

En mi reciente visita a NYC conocí a los hermanos Griffith, que viven en el Harlem y son hijos de un activista del movimiento “Black Lives Matter”.

Ellos me dijeron hace dos semanas, que después del 4 de julio estarían viajando a La Habana “porque algo iba a suceder ahí”.

Así lo reporté en uno de mis despachos desde la Gran Manzana.

Como fotógrafos -ella- y productor -él- de una importante agencia de NYC y de alcance mundial, estarían reportando gráficamente para esa y otras agencias, lo que allá ocurriera.

Y así ha sucedido, en las fotos de Forbes y otros medios internacionales, he reconocido sus nombres.

Están atestiguando la “caída controlada” que al parecer, se les está saliendo de control a los comunistas que controlan a la isla.

En una escueta llamada que recibí de Sean, que así se llama él, me dijo que los representantes acreditados de la prensa internacional tienen que sujetarse a draconianas medidas del régimen en lo concerniente a conexiones de internet.

Los están obligando a transmitir desde las habitaciones de sus hoteles -el Meliá es la base -o “nido de gusanos”, como le llama el gobierno- de los periodistas extranjeros que cubren la nota.

Sean me comentó que es palpable el nerviosismo y preocupación de los jerarcas cubanos, porque lo que calculaban serían unos cuantos cientos de protestantes, ahora son miles y en algunos momentos, cientos de miles.

Así que, al parecer, la olla express en que está convertida hoy la isla, sin más remedio tendrá que dejar escapar más presión o de lo contrario, podríamos ser testigos de un estallido de proporciones inimaginables.

Y ¿la 4T?

Falta ver cuál será la postura del gobierno de la 4T al respecto, aunque la anticipo, porque AMLO y sus secuaces dentro y fuera del Palacio Nacional han dado suficientes muestras de simpatía hacia los “héroes como Fidel y el Che”.

Entonces, desde esta irreverente trinchera, les mando decir a los Fernández Noroña, Batres, Padierna, Bejarano, Taibo II y demás rábanos enquistados en el régimen, que les voy a creer en sus arengas comunistoides, hasta el día en que los vea en balsas queriendo entrar a Cuba buscando una mejor calidad de vida para ellos y para los suyos.

CAJÓN DE SASTRE

“Aunque muchos de ellos, como buenos rábanos tal cual los calificas, con la mano izquierda blanden la bandera del socialismo, y con la derecha cobran sus dietotas y sueldotes que les permite vivir como capitalistas consumados”,dice la irreverente de mi Gaby.