24 de octubre de 2021 | 07:18
Opinión

¿Tramposos?

¿Los partidos hacen trampa y fueron descubiertos por el arbitro electoral o hay elementos de la fiscalización que deben revisarse?
Consejeros del INE
Compartir en

Hace unos días el Instituto Nacional Electoral (INE) impuso altas multas a los partidos políticos por un total de mil 200 millones en números cerrados.

√ Fuerza por México (FxM), 102 millones

√ Morena, 373 millones

√ Movimiento Ciudadano (MC), 73 millones

√ Partido Acción Nacional (PAN), 88 millones

√ Partido de la Revolución Democrática (PRD) 42 millones

√ Partido del Trabajo (PT), 85 millones

√ Partido Encuentro Solidario (PES), 55 millones

√ Partido Revolucionario Institucional (PRI), 93 millones

√ Partido Verde Ecologista de México (PVEM), 84 millones

√ Redes Sociales Progresistas, 100 millones

√ Partidos locales 102 millones de pesos

También el INE informó de multas importantes al gobernador electo de Nuevo León, a su esposa y a sus familiares; así como a los cien influencers que violaron la veda electoral a favor del PVEM. Según el Instituto los montos de las multas para los partidos se transferirán al CONACyT.

¿Qué paso, por qué multas tan altas? ¿Los partidos hacen trampa y fueron descubiertos por el arbitro electoral o hay elementos de la fiscalización que deben revisarse?

Que Morena y el PRD sean multados no es novedad.

El manejo de sus finanzas es un caos, pero que el PRI o el PAN, con la experiencia que tienen, sean sancionados con esos montos llama la atención.

La causa evidente es que los partidos hicieron trampa , que en aras del triunfo dejaron a un lado el juego limpio para consciente e intencionalmente violar las reglas que ellos mismos aprobaron. En la política real, un triunfo vale más que la democracia. Ganar como sea o al precio que sea.

Otro motivo puede ser que el volumen del proceso rebasó la capacidad administrativa de los partidos. El 6 de junio se eligieron más de 20 mil puestos de elección popular. Para los partidos fue un reto enorme ejercer los recursos de acuerdo a la normatividad y para el INE fiscalizarlos.

También pudo ser lo complejo y burocrático que resulta el ejercicio y comprobación de los recursos. Lo más probable es que haya sido una combinación de los tres en diferentes proporciones en cada proceso.

¿Las multas del INE a los partidos solucionan el problema?

No, en el mejor de los casos harán que éstos tengan mejores equipos contables y jurídicos, pero no eliminan la causa. Por supuesto que los partidos litigarán las multas, pero los que lograron su objetivo de conservar el registro o ganar una gubernatura como MC y el PVEM, lo seguirán haciendo bajo mecanismos más sofisticados. Es el momento de revisar el modelo de financiamiento de los partidos

La idea que planteaba que el financiamiento público evitaría que el dinero sucio o de dudosa procedencia llegara a los partidos fracasó. Todo lo que pretendía evitarse por medio de este modelo ocurrió.

El financiamiento público a los partidos debe reducirse. Es más, resulta deseable que el dinero de los partidos provenga únicamente de sus militantes y simpatizantes, sin que éstos pierdan su carácter de organizaciones de interés público, transparentes, eficaces, supervisados por las autoridades electorales y hacendarias. La política debe dejar de ser un botín de recursos públicos o un negocio de unos cuantos para convertirse en una función social. Eso pienso yo. ¿Usted qué opina?