Opinión

Manuel Ibarra Elecciones 2021: un análisis de los errores de Morena

Morena y sus partidos aliados le quitaron 12 de 15 gubernaturas en disputa al PRIANRD.
Conferencia de prensa de Morena
Compartir en
junio 10, 2021 a las 17:16 CDT

El partido fundado por el presidente tenía todo para arrasar en CDMX y ganar al menos un par de gubernaturas más. De nueva cuenta: miente quien quiera plantear los resultados de la elección del pasado domingo como una “derrota” para Morena.

La derecha agrupada en el engendro “Va x México” de Claudio X. González, no logró arrebatarle la mayoría simple (ni el control del presupuesto) al partido del presidente. Aún más importante, Morena y sus partidos aliados le quitaron 12 de 15 gubernaturas en disputa al PRIANRD.

El PRI perdió 8 de ocho gubernaturas que controlaba, mientras que el PAN la mitad.

El premio de “consolación” para la derecha es haber obtenido la mitad de las alcaldías en la CDMX, ya con algunas voces que señalan algunas irregularidades en los conteos rápidos y PREP.

Como dicen en redes sociales: “Hal tienpo”. La realidad es que Morena tiene que hacer un análisis “post-mortem” de la elección y porque, teniendo todo a favor, no arrasaron completamente a la derecha unida en estas elecciones. En redes y en WhatsApp, en grupos de morenistas y simpatizantes, ya circulan algunos puntos que me parecen muy importantes, con miras a la elección del 2024. Primero: analizar de mejor manera la mentalidad y las inquietudes de las clases medias de la CDMX.

En muchos casos, habían votado por Morena en CDMX y no se logró convencerles de volver a hacerlo.

Segundo: hubo candidatos de Morena, buenos, malos y regulares, que prácticamente no hicieron campaña. Se entiende, por el contexto de la pandemia, pero mientras que payasos como el racista Gabriel Quadri hizo la faramalla de hacer varios actos públicos (subiéndose a la combi 1 cuadra antes de llegar a los actos de campaña), muchos morenistas creían que iban a ganar con la pura camiseta.

Y pues no.

Tercero: las mañaneras de Andrés Manuel López Obrador son un buen ejercicio de comunicación, pero en su mayoría solo “le habla al coro”. Urge una manera de contrarrestar la guerra sucia en medios tradicionales como radio y TV.

Las mañaneras, los “chayotubers” y el diario impreso Regeneración, no son suficientes. Quizás debe considerarse la creación de una televisora que defiende el proyecto de la 4T. Algo estilo “Telenorte”.

Cuarto: Hay que elegir mejores candidatos, con arrastre y entre las bases. El “pragmatismo” que llevó a la ex miembro de la secta NXIVM, Clara Luz Flores, a la candidatura, fue un fracaso. Estas son solo algunas sugerencias a futuro. Dependerá de la militancia y simpatizantes de Morena el prepararse para el 2022 y la encarnizada lucha del 2024.