La fracción clave para sacar adelante el proyecto en relación con la discusión de modificación con el fin de extender el plazo de marzo del 2024 a marzo del 2028 para que las Fuerzas Armadas realicen labores de seguridad pública en el país, puede encontrar una puerta de acceso en la bancada del PRI. Y esa posibilidad tiene una lógica más razonable tomando en cuenta que, los demás partidos del Bloque de Contención, han asumido una resistencia más sólida para contener la minuta.

Sin embargo, la única alternativa más viable es, hoy por hoy, los votos que pueda sumar el PRI para sacar adelante la Reforma Constitucional. Ésa puede ser la clave en la aritmética legislativa recordando que, para que la minuta sea vinculante, se necesita mayoría calificada, es decir, dos terceras partes de los que integren la asamblea una vez que el tema suba al pleno.

Será una negociación compleja seguramente; no obstante, no tengo duda que la fracción que políticamente puede mostrar más apertura, es evidentemente el PRI. De hecho, hoy comienza la discusión con todas las fuerzas políticas que integran el pleno en la Cámara Alta. Dado que la coyuntura de la suspensión que solicitó el líder de la fracción de Morena llegó en el momento más oportuno para tomar un respiro, hay viabilidad porque -para superar este desafío- es indispensable, primero, la voluntad que hay o los esfuerzos mostrados para construir un proyecto entre todos.

Ahí pueden definirse los senadores del PRI a favor del proyecto. Pero construir ese panorama no será tarea sencilla, aunque tampoco imposible. Algunos creen que eso será el punto de quiebre de una alianza opositora para las elecciones del 2023 y 2024. Tal vez sí. Hasta ahora ha durado, al menos hay una suspensión en vísperas de lo que acontezca estos días en el Senado de la República antes de poder pronosticar un futuro duradero pues esto no puede ser, en una coalición, un factor de ruptura, al menos de que sean capaces -en el Bloque de Contención- de poner por encima de todo la aritmética electoral debido a que, hoy en día, ninguno es capaz de vencer a Morena, a menos de que exista una combinación de factores y siempre y cuando provoquen una fractura muy profunda en Morena.

A esto deberá sumarse un perfil externo que funcione como aspirante opositor al partido gobernante. De otra forma no veo, hasta ahora, un actor interno de la alianza Va por México que sea compatible como un auténtico contrapeso que precisamente sea capaz de competir de tú a tú.

Es fundamental, entonces, que exista una madurez en relación a la determinación que se tome en la Cámara de Senadores. Muchos comentan que esa situación, es precisamente el punto de inflexión. Pero creo que, una de las razones más poderosas antes de suspender la sesión en el pleno fueron las diferencias políticas que hay en la dirigencia del PRI; algunos tendrán motivos, sin embargo, desde luego que los procesos electorales a posteriori serán, para muchos, un juego de intercambio de posiciones en el seno priista pues se jugarán gubernaturas claves en 2023, lo mismo que propuestas para encabezar una lista de participantes a la próxima legislatura.

Lo más lógico hubiera sido que la fracción del PRI -en el Senado- acompañará el proyecto que nació precisamente en las filas del Revolucionario Institucional. Sin embargo, este lapso es fundamental porque ha trascendido que, la propuesta, ha sido recibida con buenos ojos en los legisladores del PRI que pueden marcar esa diferencia para lograr la anhelada mayoría calificada.

Notas finales

Nos comentan lo dicho por el Presidente de la Junta de Coordinación Política, quien afirmó que para alcanzar el estado de bienestar y de tranquilidad en el país todos tenemos que respetar la ley.

Dijo que los maestros enseñan a las nuevas generaciones tienen que inculcarles que hay que convivir, coexistir pacíficamente, con reglas y normas que todos respeten y observen.

Para el legislador los órganos de justicia fallaron y ahora que se conocen los expedientes reales del caso Ayotzinapa se observan violaciones al debido proceso, a la presunción de inocencia lo que pone en riesgo que, quienes fueron culpables de la muerte de los normalistas puedan quedar impunes.

Al darse a conocer los expedientes testados como los de Ayotzinapa nos horroriza la forma en que se manipuló y que se gestaron desde el Poder los asesinatos de jóvenes inocentes nos pone la piel sensible y nos damos cuenta de que hay un déficit de justicia en México.

El senador por Zacatecas señaló que los órganos de investigación, los de administración de justicia o los coercitivos del Estado fallaron y generaron una injusticia que a ocho años de distancia no se ha podido corregir.