La visita del presidente AMLO a Washington tendrá repercusiones en las elecciones de noviembre en Estados Unidos. ¿Cuál fue la utilidad política para Biden y el Partido Demócrata?

La popularidad del presidente Joe Biden se está desplomando entre los votantes hispanos, según una nueva encuesta del New York Times/Siena College. Sólo el 32% aprobó la gestión de Biden, mientras que más del 60% la desaprobó en la encuesta publicada el lunes pasado.

El apoyo de los latinos a Biden ha disminuido significativamente del 60% que votó por él en 2020. El 54% de los encuestados hispanos que desaprobaron a Biden dijeron que el bajo desempeño de Biden como presidente es la razón por la que elegirían respaldar a un candidato diferente, lo cual fue el porcentaje más alto de cualquier grupo demográfico. La encuesta también encontró que casi el 70% de los votantes jóvenes, de 18 a 29 años, dijeron que no son favorables a Biden.

Los Republicanos están muy cerca de ganar la mayoría de la Cámara de Representantes en noviembre.

Estados Unidos se está convirtiendo en un país más diverso

De acuerdo con el desglose de los datos demográficos, Estados Unidos se está volviendo cada vez más diverso. Según los datos del censo de 2020, el 57.8% de la población se identifica como “blanca”, en comparación con el 63.7% del censo de 2010 y el 69.1% del censo de 2000. Se estima que para 2045, menos del 50% de la población será blanca.

Naturalmente, a medida que la población se vuelve más diversa, también lo hace el electorado. Sin embargo, si bien en la población general de Estados Unidos se identifica un 57.8% de blancos, entre los que informaron estar registrados para votar en las elecciones de 2020, los blancos constituían el 70.3%. El 98.3 % de los adultos blancos eran ciudadanos en el momento de las elecciones, frente al 72.1 % de los adultos latinos.

En 2020, el 53.7% de los votantes hispanos elegibles informaron haber votado. Esto sugiere que los latinos están preparados para ejercer una mayor influencia política. Las elecciones intermedias de noviembre de este año pueden confirmar que los hispanos están listos para emerger con toda su fuerza.

Un cambio neto de una curul, en cualquier dirección, alteraría el equilibrio de la Cámara, dando a los Demócratas una clara mayoría o entregando el control a los Republicanos. De ahí la importancia de hacer todo lo necesario, desde la Casa Blanca.

Elecciones de Estados Unidos: las 435 curules de la Cámara de Representantes estarán en juego

En la elección de noviembre, las 435 curules están en juego. Un cambio de sólo cinco distritos transferiría el control de la Cámara, de los Demócratas a los Republicanos.

En términos de quién participa en las elecciones, los números son igualmente desproporcionados en comparación con la población general. Entre las personas que informaron haber votado en las elecciones de 2020, por ejemplo, el 71% eran blancos, el 10.7% eran hispanos, el 12.2% eran afroamericanos y el 4.4 % eran asiáticos.

Las elecciones intermedias de 2018 tuvieron una participación récord de 53.4%. Esta participación récord fue impulsada en gran medida por un marcado aumento de votantes jóvenes. Ahora volverá a ser fundamental. La edad promedio de la población blanca es de 44 años y la edad promedio de la población latina es de 30 años.

En realidad, el campo de batalla electoral por el control del Congreso es pequeño. Estados Unidos tiene más de 3,000 condados. El número de distritos verdaderamente en disputa es limitado. El sitio de internet de Politico nos muestra los 20 condados más importantes que determinarán si los Republicanos o los Demócratas tendrán la mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado en 2023.

Lo importante es advertir que muchos de los condados favorecieron a Joe Biden en las elecciones de 2020, pero podrían inclinarse hacia los Republicanos este año.

Condados en disputa para las elecciones de Estados Unidos 2022

¿Cuáles son los condados que importan, de acuerdo con Politico?

En el Noreste:

  1. En New Hampshire, particularmente en el condado moderado de Rockingham, la era Trump creó nuevas divisiones dentro de la base Republicana.
  2. En Nueva York, el condado de Dutchess es un campo de batalla político con cambiantes líneas en juego.
  3. En Pennsylvania, los votantes del condado de Lehigh son conocidos por dividir sus votos, respaldar a los centristas y votar según se les afecten sus bolsillos.
  4. Los Demócratas solían ganar constantemente en el condado de Luzerne, Pennsylvania, pero eso ya no es cierto. Esta comunidad del “Rust Belt” apoyó a Trump después de votar por Barack Obama en 2008 y 2012.

En el Suroeste:

  1. El condado de Maricopa alberga al 60 por ciento del electorado de Arizona. Los votantes aquí determinarán si el estado se vuelve rojo o azul este año.
  2. El corazón del conservadurismo en California, el Condado de Orange, se ha convertido en un verdadero campo de batalla.
  3. El condado de Adams, en Colorado, ayudará a decidir una de las contiendas por la Cámara de Representantes más competitivas del país, y los latinos ahora representan el 40 por ciento de su población.
  4. El condado de Clark, hogar de Las Vegas Strip y más del 70 por ciento de la población del estado, es el centro de la política de Nevada.
  5. Los Republicanos están mirando al condado de Hidalgo, en Texas, tradicionalmente Demócrata, para demostrar que sus ganancias entre los votantes latinos no son un espejismo.

En el Sur:

  1. Qué tan bien les vaya a los republicanos en el condado de Cobb, una vez un bastión rojo, podría determinar el destino de las carreras para el Senado y la gubernatura de Georgia.
  2. El Partido Republicano está tratando de recuperar el condado de Gwinnett, que facilitó el histórico cambio de rojo a azul de Georgia en 2020.
  3. Los resultados de noviembre en el condado de Miami-Dade serán un indicador clave de si el Partido Demócrata puede ganar Florida en las elecciones presidenciales de 2024.
  4. El condado de Seminole será fundamental en Florida. Es un distrito abierto que los Republicanos esperan reclamar por primera vez desde 2016.
  5. El condado de Wake, hogar del próspero Triángulo de Investigación de Carolina del Norte y la ciudad capital de Raleigh, es el más poblado del estado. Hay más de 1 millón de residentes, y dominan los votantes no afiliados.

En el Medio Oeste:

  1. El condado de DuPage, el segundo más poblado de Illinois, se ha vuelto mucho más competitivo para los Demócratas después de una afluencia de votantes diversos en los últimos años.
  2. La mejor esperanza de los Demócratas de Kansas de aferrarse al poder es el condado de Johnson, una comunidad históricamente Republicana que recientemente ha tenido una tendencia Demócrata.
  3. El condado de Oakland es uno de los condados más ricos y poblados de Michigan. También es un centro de votantes independientes que se desplazan cada vez más hacia la izquierda.
  4. El condado de Kent, Michigan, ha erosionado su estatus como bastión del partido Republicano por los cambios demográficos. Entre los censos de 2010 y 2020, el condado experimentó un aumento del 10 por ciento en su población hispana.
  5. El condado de Dakota, en Minnesota, está esencialmente dividido: las tierras de cultivo en el sur tienden a ser rojas, mientras que el norte se ha vuelto Demócrata. La ciudad de Lakeville sigue profundamente dividida.
  6. El condado de Kenosha, Wisconsin, se ha visto desgarrado por la violencia racial. En medio de debates sobre la seguridad pública, el Partido Republicano ha mantenido aquí una ligera ventaja sobre los Demócratas.

“Como el segundo grupo de población más grande del país, los latinos están preparados para hacer historia, una vez más, en 2022 al desempeñar un papel decisivo en las contiendas críticas de mitad de período en todo el país”, dijo Arturo Vargas, de NALEO.

Sin darse cuenta, tal vez, asomado por la ventana de su cuarto del hotel Lombardy, saludando a los latinos que se congregaron en el pequeño James Monroe Park, y luego en la Oficina Oval de la Casa Blanca junto al presidente Biden, las imágenes del presidente AMLO podrían influir en las elecciones de noviembre en Estados Unidos.

Javier Treviño en Twitter: @javier_trevino