1 de diciembre de 2021 | 00:55

La respuesta de Ebrard a la portada de Sheinbaum: adiós a la SRE y gira por México

Marcelo Ebrard sabe que Claudia Sheinbaum le está ganando el paso con el glamour de la BBC, El País Semanal y hasta The Economist
Marcelo Ebrard
Compartir en

Marcelo Ebrard ya tiene la mira puesta en la elección presidencial de 2024, a la que aspira llegar como candidato de Morena y arrasar en las urnas.

Los tiempos de los políticos se mueven a otro ritmo y parece que Ebrard que no se quedará con los brazos cruzados mientras Claudia Sheinbaum, su principal adversaria por la candidatura, disfruta de proyección internacional con entrevistas en la BBC y una portada en El País Semanal.

En su columna “A Fuego Lento” para El Heraldo de México, el periodista Alfredo González ofreció algunos detalles del plan de Marcelo Ebrard para llegar a Palacio Nacional como continuador de la Cuarta Transformación.

Marcelo Ebrard renunciará a la SRE en 2022

Según Alfredo González, en algún momento del 2022, Marcelo Ebrard presentará su renuncia a la SRE para, a los pocos días, iniciar una gira por todo México y construir las bases de su candidatura presidencial.

La salida de Ebrard de la SRE ya estaría acordada con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien aparentemente entiende las legítimas aspiraciones de su todavía canciller y se mantendrá al margen del proceso en Morena.

Antes de cerrar su ciclo en la SRE, Marcelo Ebrard deberá terminar sus pendientes con la implementación del programa Sembrando Vida en Honduras; así como concretar la posible visita del presidente AMLO a China y Rusia.

Ebrard sabe que Claudia Sheinbaum le está ganando el paso con el glamour de la BBC, El País Semanal y hasta The Economist. Hasta ahora, el canciller sólo ha podido competir en la burbuja internacional con su complejo de “caza-fotos” durante la cumbre del G-20, cuando persiguió a líderes como Angela Merkel y Joe Biden para tomarse una selfie.

Con su gira, Ebrard buscará copiarle al presidente la estrategia de acercarse al pueblo. El problema es que Marcelo no parece entender por completo qué se siente ser pueblo. Su carrera política es una bola de nieve de partidos políticos, aliados y privilegios, en la que poco se distinguen colores o principios.

La portada de Claudia Sheinbaum en El País Semanal movió las aguas de la sucesión presidencial, ¿podrá Marcelo Ebrard mantenerse vigente en el imaginario colectivo sin formar parte del gobierno de AMLO? ¿O acaso el plan de Ebrard es justo comenzar a tomar su distancia del presidente y de Morena para presentarse como una especie de oposición ante los ciudadanos? Ya veremos a dónde nos lleva el 2022, casi 2024.