25 de octubre de 2021 | 18:50
Opinión

Trump está de vuelta

Donald Trump en “la reunión de conservadores más grande e influyente del mundo”. La reaparición del ex presidente de EU, es peligrosa.
Donald Trump y Joe Biden
Compartir en

El ex presidente Donald Trump habló en la conferencia conservadora de CPAC, en Orlando, Florida, el domingo 28 de febrero y prometió un regreso triunfal a la Casa Blanca: “con su ayuda recuperaremos la Cámara”, declaró Trump. “Ganaremos el Senado. Y luego un Presidente Republicano hará un regreso triunfal a la Casa Blanca. Y me pregunto ¿quién será?”.

<i>“Estamos en una lucha por la supervivencia de Estados Unidos como lo conocemos”, dijo Trump. “Es una lucha terrible y dolorosa. El camino por delante no será fácil, pero ganaremos. Al final, siempre ganamos. Y cuando lo hagamos, la historia mostrará que éste fue el momento en que pudimos habernos dado por vencidos, cuando podríamos habernos desesperado, pero en cambio, optamos por seguir adelante”, dijo el expresidente. “Cuanto mayor sea el desafío y más difícil la tarea, más decididos debemos estar para salir adelante, para triunfar. Debemos lograr el triunfo”.</i>

Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos

Fue un discurso típico de Donald Trump. Como lo acostumbra, usó mentiras e imprecisiones. El ex presidente atacó al presidente actual, afirmando que el inicio del mandato de Joe Biden fue el “primer mes más desastroso de cualquier presidente en la historia moderna”. Pero una encuesta de Harvard CAPS-Harris reveló un índice de aprobación del 61% para Joe Biden en comparación con el 48% que recibió Donald Trump un mes después de asumir la presidencia.

Muchos analistas Demócratas creen que los ataques de Donald Trump contra Joe Biden y los inmigrantes, sin un enfoque conservador constructivo para resolver los problemas Republicanos, son una receta para el desastre. Los liberales creen que CPAC es una celebración nostálgica de un candidato derrotado. Nadie cree que sea un examen realista del futuro del Partido Republicano.

Sin embargo, el Partido Republicano es, por ahora, el partido de Donald Trump. Ya no es el hogar de Republicanos conservadores como el ex vicepresidente Mike Pence, o el senador Mitch McConnell o la exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, que declararon su independencia de Donald Trump.

Hay quienes consideran que el dominio continuo de Donald Trump sobre el Partido Republicano es peligroso para el partido. De hecho, podría ser más una amenaza para sus compañeros Republicanos que para Joe Biden o los Demócratas. Donald Trump ahoga a los nuevos candidatos y nuevos enfoques que podrían surgir para revivir a su partido. La adulación a una sola persona es una tragedia para un partido político.

El segundo capítulo de CPAC 2021 se llevó a cabo este fin de semana pasado en Dallas, Texas. La Conferencia de Acción Política Conservadora es la reunión de conservadores más grande e influyente del mundo. Desde 1974, reúne a cientos de organizaciones conservadoras y miles de activistas. Conservadores de todo Estados Unidos se reunieron en Dallas en lo que ellos mismos llaman “la reunión de conservadores más grande e influyente del mundo”.

La “Conservative Political Action Conference” conocida también por su acrónimo CPAC, es una gran cumbre política organizada por la Unión Conservadora Estadounidense, que tiene su sede central en National Harbor, Maryland.

El evento en el Hilton Anatole de Dallas incluyó a muchos oradores de renombre. Además del ex presidente, los invitados también escucharon a Donald Trump Jr., el vicegobernador de Texas Dan Patrick, el fiscal general Ken Paxton, varios gobernadores y líderes electos.

En la CPAC se reunieron cerca de diez mil participantes, entre los cuales están las personalidades más importantes de las diferentes corrientes del movimiento conservador. CPAC organiza igualmente una votación, no formal, del personaje más representativo del movimiento, la cual se suele considerar como un barómetro para escoger al candidato Republicano para las elecciones presidenciales estadounidenses. En febrero, en Orlando, Donald Trump ganó el 55% de los votos en la encuesta presidencial de 2024. El Gobernador de Florida, DeSantis, ocupó un distante segundo lugar con un 21%.

El ex presidente Donald Trump dijo ayer en la CPAC en Dallas:

<i>“Con la ayuda de todos aquí hoy, derrotaremos a la izquierda radical, a los socialistas, a los marxistas y los teóricos críticos de la raza. Aseguraremos nuestras fronteras, detendremos la cultura de cancelación de la izquierda, restauraremos la libertad de expresión y las elecciones libres y haremos que Estados Unidos vuelva a ser grande”.</i>

Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos

Donald Trump defendió las acciones que tomó como presidente, especialmente las estrictas políticas de inmigración, y criticó al presidente Joe Biden por su manejo de la frontera. “Deportamos a miles de extranjeros criminales y construimos casi 500 millas del muro fronterizo”, dijo Donald Trump. “Ahora, la administración de Joe Biden ha convertido la frontera en el mayor desastre en la historia de Estados Unidos”.

Donald Trump redobló sus afirmaciones de que la elección fue robada y atacó las plataformas de redes sociales y las organizaciones de noticias por supuestamente suprimir las afirmaciones de fraude electoral generalizado.

No hubo máscaras, ni distanciamiento social, ni exámenes de coronavirus para los miles de asistentes a la conferencia. El presidente de la Unión Conservadora Estadounidense, Matt Schlapp, dijo que esa fue una gran parte de la razón por la que decidió llevar la conferencia a Texas que es “un mega estado rojo”.

Los conservadores dicen que quieren tener escuelas abiertas, iglesias abiertas, prosperar económicamente sin ayuda del gobierno. Dicen que así se hace en Texas, Florida y Carolina del Sur, y que por eso muchos se mudan a esos estados.

La lección del evento de CPAC en Dallas es que el movimiento conservador está firmemente detrás del presidente Donald Trump.

Dicen que luchan contra el socialismo. Los políticos Republicanos buscan el respaldo de Trump, no lo critican. La permanente negativa de Trump a aceptar su derrota electoral de 2020 se está configurando efectivamente en la agenda Republicana en todo el país.

Ven a Donald Trump como su líder. En Dallas decían: “¿Quién consiguió que la vicepresidenta fuera a la frontera? Donald Trump lo hizo al continuar liderando la necesidad de terminar el muro y asegurar la frontera”.

Los Republicanos participarán en una serie de elecciones altamente competitivas en 2022. Están definiendo una agenda y mensajes eficaces que lleguen a los votantes. Eso incluye la omnipresencia de Donald Trump. Su discurso de ayer fue el principal atractivo para los asistentes.

El 2024 está en el horizonte y Donald Trump es el candidato de todos los conservadores. Algunos promueven al gobernador de Florida, Ron DeSantis y a la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, pero sólo como sus posibles vicepresidentes.

La reaparición de Donald Trump es peligrosa porque muchos ven que parecería que Joe Biden estuviera perdiendo el control de los eventos. La inmigración ilegal, el resurgimiento de los talibanes en Afganistán, la variante delta del coronavirus, delincuencia, homicidios, tiroteos, la creciente amenaza de los ataques de ransomware y las preocupaciones latentes sobre la inflación.

Algunos Republicanos ya lo comparan con el ex presidente Carter. “Creo que Joe Biden es Jimmy Carter 2.0. Llevamos cinco meses en la administración de Joe Biden. Ya tenemos una crisis de gas, tuberías de gas, una crisis de inflación y guerra en el Medio Oriente “, dijo el Senador Ted Cruz.

Una encuesta de Economist-YouGov esta semana encontró que la nación está muy dividida sobre si Joe Biden es un líder fuerte o débil. El 52 por ciento de los adultos dijo que era fuerte y el 47 por ciento débil.

Los conservadores dicen que Joe Biden ha delegado el tema de la inmigración a la vicepresidenta Harris. Y que su viaje de junio a México y Guatemala fue un fracaso. Se preguntan cómo la administración de Joe Biden parará el flujo de migrantes cuando los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza se enfrentaron a 180 mil intentos de cruzar la frontera en mayo, el número más alto en más de 20 años.

Entre los conservadores reunidos en Dallas el fin de semana, hay quienes quieren generar una sensación general de caos. Eso ofrece un atractivo para los oponentes al Presidente Joe Biden.

Mi Twitter: @javier_trevino