25 de julio de 2021 | 23:31
Opinión

El Telebachillerato en Michoacán, un enorme reto

Estoy listo para asumir un enorme reto y compromiso para tomar la batuta de la Dirección General del Telebachillerato en Michoacán.
El Telebachillerato en Michoacán, un enorme reto
Compartir en

El interés por la educación es un concepto clave para el desarrollo integral del ser humano; además de constituir un pilar en el universo del saber y del conocimiento, es una herramienta inherente en la que descubrimos nuestro potencial y capacidad a través de las aptitudes.

Ese agente de desarrollo, es hoy en día un instrumento inminente para adentrarnos al mundo de las oportunidades, pero, de igual forma, en la cultura, la ciencia, la historia y todo lo relacionado con nuestras metas y objetivos, a través del proceso de enseñanza y aprendizaje.

El interés por la educación desde mi formación profesional

Este humilde columnista es licenciado en Pedagogía y maestro en competencias pedagógicas. Durante 7 años ejercí mi conocimiento y mi destreza en los ambientes educativos de nivel medio superior y superior. Conozco el sistema, su problemática y sus principales demandas para fortalecer cada área de oportunidad. Puedo describir perfectamente los elementos que la constituyen. Trabajé 5 años en una de las instituciones más nobles del estado.

El Telebachillerato nació en el año 2010.

Ahí comencé a ejercer mi profesión en una localidad del municipio de Parácuaro en el estado de Michoacán. Dediqué tiempo a trabajar en la consolidación; fueron tiempos complejos de resistencia y lucha sindical. Se puede decir que, en esa fase, el subsistema vivió su etapa más crítica de inestabilidad debido a los malos gobiernos que no priorizaron el trabajo enérgico en las localidades de alta y muy alta marginación.

Sin embargo, su avance ha dependido en gran medida por el empuje de los trabajadores y el gremio sindical. Lo viví. Conozco perfectamente en qué parte hay que ponderar los esfuerzos.

Estoy listo para asumir un enorme reto y compromiso de tomar la batuta desde la dirección general del Telebachillerato.

Esta propuesta es parte del programa gubernamental del candidato al ejecutivo estatal, Cristóbal Arias Solís, que me nombró en su gabinete, en un lugar donde hay que poner todo el empeño.

Nunca antes había tenido un reto de esa magnitud, sin embargo, siempre hay que responder a los desafíos que la vida nos pone. Ahora más que nunca estoy convencido de que si se logra el triunfo el próximo 6 de junio, me tocará afrontar una tarea que implica tiempo completo. Responderé a las demandas de cada uno de los rubros; trabajaré para dar solidez al plan académico y, de igual forma, impulsaré la profesionalización y capacitación docente.

Pero, sin duda lo más importante, pondré todo mi carácter y trabajaré en coordinación para laborar en los temas relacionados con la calidad educativa. Hablar de ese concepto, quizá es identificar un servicio integral para miles de alumnos en casi 90 municipios del estado. Es necesario ponderar un esquema profundo con el gobierno para potencializar los servicios que consecuentemente van ligados al proceso de enseñanza y aprendizaje. La energía eléctrica, el material didáctico, las herramientas tecnológicas que sean incipientes para superar muchas brechas que, aún, siguen mermando el avance óptimo de los estudiantes.

Ese, sin duda, es una de las prioridades del plan de gobierno del candidato Cristóbal Arias. Hay que recordar que el subsistema de Telebachillerato es una institución muy noble, aunque también, hay muchos jóvenes que necesitan incentivar y motivar sus estudios. Conviene hacer un esquema operativo que priorice un proceso de acompañamiento en diversas actividades, es decir, promover un programa cultural, pedagógico y deportivo— construido no solamente para desarrollar las aptitudes de los alumnos, sino para inspirar y romper cualquier barrera.

Hay muchísimo por hacer.

Así que, de llegar al subsistema, pondré mi mejor esfuerzo. Trabajaré de forma incansable y, tomare muy en cuenta todas las demandas sindicales y buscaremos salidas que beneficien a la clase trabajadora en todas las áreas que son la principal columna vertebral; asimismo, abarcar la totalidad de inquietudes y prioridades para blindar soluciones cuyo valor educativo sean potencialmente efectivos al momento de aterrizar en cada uno de los ambientes de esta noble institución.

Agradecido infinitamente tomarme en cuenta si se llega a lograr el objetivo de que se instale una administración que, de entrada, ha puesto de manifiesto su preocupación por trabajar arduamente en el tema educativo que, por cierto, el gobierno de Michoacán ha dejado en muy malas condiciones.

Es fácil percatarse de eso: falta infraestructura, material, instalaciones adecuadas, incentivar al docente, profesionalización y muchas ganas y amor por la educación.

Quiero terminar agradeciendo y diciendo muchas gracias.