“Felices los que eligen, los que aceptan ser elegidos”.

Gabriela Mistral

Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas van a las urnas el próximo año para elegir nuevo gobernador.

Mientras la oposición duerme y se retrasa en sus decisiones, Morena deliberó, hizo encuestas, se puso de acuerdo y decidió quienes son los mejores suspirantes para enfrentar a la oposición el próximo 5 de junio.

Dicho partido político se decantó por los candidatos mejor posicionados conforme a encuestas de diversas casas -al menos eso es lo que anuncian-. No es la primera vez que decide por este método, pero sí la primera vez que da a conocer a las diferentes encuestadoras para que quienes no fueron los elegidos, no hagan olas, impugnaciones y roturas internas.

No sé si ello les vaya evitar los quiebres y reclamos; quizá ahora, para las contiendas del próximo año. A decir verdad, si ese será el esquema que sigan en el 2024 —preguntas bobas y sesgadas— a Morena y al lopezobradorismo se les va a enredar las definiciones para las elecciones federales.

Mario Delgado, presidente de Regeneración Nacional, se pavoneó al compartir que su partido ganaría con ventaja de sobra las seis gobernaturas en liza. Tal vez. Demostraría, entonces, que Marko Cortés, presidente del PAN, no estaba errado cuando hace unas semanas dio por perdidas al menos cinco entidades para su instituto político…

Sí, dijo que solo en Aguascalientes Acción Nacional tiene esperanza. Para ese hidrocálido estado, Morena presentó a Arturo Ávila y a Nora Ruvalcaba. Pero además compartió los números que ponen a Juntos Haremos Historia por arriba del blanquiazul. Así las cosas.

Delgado se ufanó también de que el otro panista estado, Tamaulipas, gobernado actualmente por Cabeza de Vaca, cambiará su color. Dada su confianza en ganar ahí, soltó que los mejores posicionados son Américo Villarreal y Maki Ortiz; poco importa que él sea un connotado ex priista y ella una ex panista… Y el que Américo lleve una pequeña ventaja sobre Maki (el cardiólogo aparentemente está siete puntos por encima de la ex alcaldesa de Reynosa) puede deberse a que su padre también se llamaba Américo y fue gobernador de Tamaulipas. Ambos superaron al verdadero morenista y actual dirigente estatal de dicho partido, José Ramón Gómez Leal. Todo sea por ganar. En fin.

En el hoy priista Durango, Mario Delgado anunció que tanto José Ramón Enríquez como Marina Vitela son los mejor posicionados para contender por Morena. Mientras que en Oaxaca, Salomón Jara Cruz y Susana Harp son los que se colocan como punteros. No se olvide, ella actualmente es senadora y además muy conocida por su carrera como cantante.

La razón por la cual Mario Delgado está presentando a parejas de candidatos en las diversas entidades federativas se debe a que Morena, como otros partidos deberá cumplir con las cuotas de género establecidas por ley.

Hidalgo es de los seis estados en disputa donde los dos finalistas son hombres, Julio Menchaca y Cuauhtémoc Ochoa; en Quintana Roo son dos mujeres. Van Mara Lezama y Laura Beristain.

De ganar las seis candidaturas, Morena y aliados, claro está, tendrán la égida en 24 de las 32 entidades federativas de la nación. Con lo cual el 75 por ciento del territorio nacional será gobernado por la 4T.

La mentalidad de los partidos de oposición sigue completamente narcotizada. No hay propuestas, ni candidatos, ni un mínimo de responsabilidad. Si quieren hacer un esfuerzo que sea serio, es momento de que dejen su aletargamiento y busquen la forma de proponer. Ya van muy tarde.

Verónica Malo en Twitter: @maloguzmanvero