“Baby Jane, don’t it make you feel sad

Just when I thought that we were winning

You and I were so close in every way

Don't time fly when you're loving and laughing

I've said goodbye so many times

The situation ain't all that new

Optimism's my best defense

I'll get through without you

When I give my heart again

I know it's gonna last forever

No one tell me where or when

I know it's gonna last forever

I won't be that dumb again

I know it's gotta last forever

When I fall in love again

I know it’s gonna last forever.”

ROD STEWART

Elecciones de Estado

Para quien no tiene memoria es fácil pedir sin más la destrucción del INE; para quien quiere volver a hacer las cosas chuecas, se vuelve necesidad. Lejos queda en la memoria colectiva cuando, desde Bucareli, el secretario de Gobernación Manuel Bartlett (responsable entonces de las elecciones), anunció “se nos cayó el sistema”; esto es, háganle como quieran…

En 1988 cuando todo anunciaba que el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas sería el primer presidente de oposición y de izquierda en el país, de pronto todo cambió y Carlos Salinas de Gortari resultó victorioso. Ante las dudas de lo que en realidad pasó, llámese alquimia electoral, mapacheo, elecciones de Estado, caída de sistema, un mal conteo que luego se rectificó; lo cierto es que ese fue el momento en que sin duda más se mostró la necesidad de un organismo autónomo del gobierno para conducir los procesos electorales.

El presupuesto del INE

Parte de lo que se señala al INE es que es caro, honeroso y, entre ello, que el sueldo de sus consejeros sea mayor al del presidente. Olvidan que si bien hay una ley (hecha en —y a medida de— Palacio Nacional) sobre las remuneraciones de los servidores públicos, la ley nunca puede ser retroactiva. Eso además de las consideraciones vertidas por el Poder Judicial…

Para este 2023, el Consejo General del INE aprobó el anteproyecto de presupuesto de egresos por 14 mil millones de pesos, además de un presupuesto precautorio de 4 mil millones para una posible consulta popular. Por supuesto, de entrada, Morena advierte que corregirá el presupuesto... El partido oficial no toma en cuenta ni siquiera lo que dice la consejera Carla Humphrey, quien lleva ya tiempo pidiendo un diálogo con la Cámara de Diputados sobre el presupuesto y una eventual reforma electoral.

Total, que el gobierno dice que es mucho dinero lo que pide el Instituto, pero se olvida que es para dos elecciones estatales muy importantes, una de ellas en el Estado de México (el padrón más grande del país, 12.5 millones de ciudadanos).

El presupuesto del INE se conforma para su operación básica (que incluye el dinero que se les da a los partidos, así como la conformación del padrón electoral y credencialización) y para las elecciones de Coahuila, Estado de México y el inicio del proceso electoral de 2024.

Si el presupuesto del INE se compara a otros electorales del mundo, esto es, quitándole los presupuestos a partidos y la credencialización, se muestra su verdadera dimensión. Esta es muy razonable.

Pero veamos comparaciones dentro del propio presupuesto federal: el de la SEP es cercano a los 112 mil millones de pesos, el de la Secretaría del Bienestar es mayor (llegó a los 299 mil millones de pesos este año). Poco de lo que gestiona dicha dependencia tiene reglas de operación. Mejor no hablemos de las observaciones que ya se dieron a conocer sobre la operación de SEGALMEX, ¡más de 10 mil millones de pesos!

El presupuesto que solicita el INE para el 2023 es 1.7% inferior al de este año. Gastará 20 centavos por cada 100 pesos que ejerza el sector público.

El INE NO es caro; es la mejor inversión (costo/resultados) que tenemos como país y, sí, también como órgano constitucional autónomo. De hecho, de acuerdo a todas las auditorias, incluyendo las llevadas a cabo por el propio gobierno federal, es el que mejores resultados da en cualquier rama del gobierno.

El boicot y la respuesta de Lorenzo

El INE tiene una confiabilidad (de acuerdo a cifras del INEGI y también de algunas casas encuestadoras) mayor a la de López Obrador. De allí, en mi opinión, la necedad de la 4T de dinamitar un instituto que funciona. La realidad lastima: el lopezobradorismo quiere ser juez y parte; volverse lo que tanto ha criticado del 2006. En unas elecciones, eso permite adivinar un control férreo de los resultados, pésima noticia para cualquier democracia.

Se conoce la intención de López Obrador de desbaratar el INE, en todo momento se conoce el franco golpeteo en contra de la Institución y de su presidente Lorenzo Córdova. Pareciera que Morena no puede soportar que alguien tenga el respeto suficiente por la Ley para subrayar lo que se puede realizar y lo que la misma prohíbe.

Ahora también se acusa a Lorenzo Córdova de haberse sentado a dialogar con Alito Moreno, presidente del PRI (que conste, meses antes se le achacaba ser de derechas…).

Mas, como el mismo presidente consejero señala, debe tener comunicación con todas las fuerzas políticas del país. Tan es así que Córdova fue el único actor no oficialista que asistió al foro de la JUCOPO del poder legislativo llamado ‘Parlamento Abierto para la Reforma Electoral’.

Rescatable lo que dijo: empezó diciendo que el INE es mejorable, lo que no significa que requiera refundarse, reformarse o suprimirse.

Advirtió del riesgo que corre tanto el INE como la democracia si se toman las decisiones equivocadas. Continuó recordando lo que una verdadera reforma Electoral requiere: consensos entre todas las fuerzas; mejorar lo que se tiene, no destruirlo; diagnósticos claros, no improvisaciones… ni caprichos ni entrañas ni enojos.

Lleva razón al afirmar que es un baluarte democrático que funciona. Y aunque él no lo mencionó, habría que recordar la trifulca y dudas sobre los resultados de las elecciones internas de Morena... ¿Qué se podría esperar de unas elecciones federales siguiendo dicho modelo?

Lorenzo Córdova también recordó que Gobernación no tiene la credibilidad para regresar a los tiempos cuando las elecciones las manejaba una dependencia altamente politizada. (¿O qué? ¿Se les olvida que Adán Augusto es precandidato presidencial?)

Razón que hace necesario que el padrón electoral sea autónomo y que ninguna fuerza política lo tenga como coto de poder y de presión a los ciudadanos.

López Obrador acusa al INE de estarse convirtiendo en ‘el Instituto de la Censura’; “gracioso” comentario cuando él y sus corifeos piden que los medios pidan perdón por lo que informaron hace años…

La defensa del INE debe de continuar de parte de los ciudadanos. Fuera manos del oficialismo; también de la oposición. Es de demócratas la defensa del Instituto Electoral; de autócratas el querer destruirlo y manejar las elecciones a antojo.