17 de octubre de 2021 | 20:45
Opinión

Apertura de la frontera; ¡es la cepa Delta, estúpido!

La negativa para reabrir la frontera y reactivar la economía es debido al incremento de contagios que hay en Estados Unidos de la variante Delta del Covid-19.
Incremento de contagios en Estados Unidos
Compartir en

TENGO OTROS DATOS

El presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado en la conferencia mañanera sobre si la negativa para reabrir la frontera por parte del gobierno de los Estados Unidos se debía a que en México se estaban aplicando las vacunas chinas (Sinovac y CanSino) y la rusa Sputnik V que no han sido aprobadas por las autoridades sanitarias estadounidenses, a lo que el jefe del ejecutivo contestó que se está buscando que se abra la frontera, a todos nos conviene o mejor dicho a los dos gobiernos, a los dos pueblos.

El mandatario agregó “estamos vacunando, tenemos el mismo nivel de vacunación que se tiene en California, lo mismo, que se tiene en Baja California, y en toda la frontera, tenemos condiciones similares de vacunación”, además el gobierno norteamericano envió un millón 350 mil dosis de la vacuna Johnson & Johnson y está la promesa de otro donativo que harán muy pronto.

La verdadera razón por la que no se ha reabierto la línea divisoria entre los dos países se debe principalmente al gran contagio que hay en la Unión Americana por la cepa Delta que no se ha podido controlar a pesar del gran despliegue para inocular a la mayoría de la población de esa nación para llegar a la inmunidad de rebaño y así reactivar la economía.

El gobierno de los Estados Unidos informó no tener planes de retirar las restricciones al tránsito internacional de personas debido al elevado número de infecciones por la cepa Delta del Covid-19.

Las restricciones se mantienen para la mayoría de los países de Europa y otras naciones incluyendo su frontera sur.

En los últimos días en los Estados Unidos el promedio diario de contagios por el virus del SARS-CoV-2, reportado es de 50 mil nuevos casos, donde la Delta es la cepa dominante.

La administración Joe Biden está en serias dificultades ya que muchos de sus ciudadanos no se quieren vacunar contra Covid-19. Esto sumado al avance de la variante Delta del Covid-19, más contagiosa que las otras, que ha provocado que los casos diarios de la enfermedad vuelvan a subir y que dificulte la reapertura de la frontera y que se reactive la economía de la zona.

Las autoridades locales de la frontera sur de los Estados Unidos y negocios suplican por el levantamiento de las restricciones, ante la crisis económica que enfrenta por la falta de turismo mexicano.

Miles de negocios en las ciudades fronterizas de los cuatro estados colindantes con México están cerrados, mientras el programa binacional de vacunación anti-covid avanza. Sin embargo, la decisión se ha postergado 18 meses y las autoridades advierten que ya no aguantan más solo con apoyos económicos enviados desde Washington.

Hay que recordar que los comercios y las actividades no esenciales a lo largo de la frontera quedaron suspendidos desde abril del 2020 como una forma de frenar la pandemia, pero al parecer lo único cierto son los puentes internacionales cerrados y la economía de la región paralizada.

La negativa para reabrir la frontera y reactivar la economía de las dos regiones fronterizas pasa por un problema sanitario que es el alto contagio que hay en los Estados Unidos de la variante Delta del Covid-19.

¡La economía, estúpido!

(The economy, stupid) fue un eslogan puesto en marcha por James Carville, asesor de Bill Clinton, durante las elecciones presidenciales estadounidenses de 1992. Lo que se buscaba con este slogan era poner el punto de atención en la economía y ahora lo podemos adaptar a la situación actual en dónde se busca reabrir la economía, pero los aumentos en los contagios de Coronavirus por la variante Delta ha hecho imposible reabrir la frontera entre México y Estados Unidos, lo que retrasa la reactivación de la economía de la zona fronteriza y por lo cual se hace el símil ¡Es la cepa Delta, estúpido!.