Por segunda ocasión en lo que va del sexenio, el presidente AMLO habría ‘pasado la charola’ a los empresarios más prominentes del país para “invitarlos” a adquirir boletos para su rifa. La primera vez se pensó que los invitados habrían sido “chamaqueados” y hasta extorsionados por ser prácticamente obligados a aportar millones de pesos a cambio de cachitos de lotería para el sorteo del avión, pero hay que decir que no todo fueron pérdidas para algunos de ellos, siendo que hubo quienes le ‘pegaron al gordo’ al ser compensados con multimillonarios contratos. Por ello, la noche del miércoles no faltaron a la cita ni la representación de Carlos Slim, ni Daniel Chávez, por mencionar algunos de los ganadores, mientras que por ejemplo, Ricardo Salinas Pliego, argumentó estar de vacaciones cuando en redes se le cuestionó por su ausencia.

AMLO y su cena con empresarios

Andrés Manuel López Obrador no solo repitió la estrategia y el menú, es decir, convocar a los más millonarios a una cena en Palacio Nacional y ofrecerles tamales de chipilín, pan, chocolate y café, mientras les hablaba de los premios que obtendrán los afortunados ganadores del sorteo, sino que utilizó nuevamente una carta compromiso para que ninguno de los presentes abandonara el magno recinto sin estampar su firma y poner la cantidad -con al menos seis ceros- que estarían dispuestos a desembolsar para adquirir los boletos.

El documento difundido entre los invitados, -dado a conocer este jueves en redes sociales por el periodista Joaquin López Dóriga-, no contiene sello o membrete alguno. En él se lee: “Rifa de ocho macrolotes en Playa Espíritu, Municipio de Escuinapa, Sinaloa, y premios en efectivo de 20, 10 y 5 millones de pesos”.

Enseguida dice “Carta Compromiso” y continúa:

“En el marco de la celebración del ‘Gran Sorteo Especial 263, del 15 de septiembre de 2022′, de manera voluntaria manifiesto mi compromiso de apoyar en la adquisición de billetes de la Lotería Nacional, en beneficio de la construcción de la presa Santa María, en Sinaloa; por el equivalente al monto de…”

Carta compromiso de empresarios con AMLO

Y ofrece las opciones: 20 millones de pesos, 25 millones, 50 millones o más de 50 millones de pesos, con una línea para especificar el monto.

Posteriormente muestra el número de cuenta y el banco al que será depositada la cantidad prometida.

Finalmente viene una línea para poner el nombre y firma del depositante y luego otra para anotar el nombre y teléfono de contacto para la entrega de los billetes.

Al final un par de anotaciones con asterisco.

“Una vez cubierto en su totalidad el monto señalado en el presente escrito, la Lotería Nacional le entregará los billetes correspondientes; dentro de los siete días naturales siguientes a la firma de la presente carta” y

“Los datos del presente documento serán estrictamente confidenciales”.

Carta compromiso de empresarios con AMLO

A las 22:54 del miércoles, López Obrador escribió en su cuenta de Twitter:

“Terminamos una suculenta cena con café, chocolate pan y tamales de chipilín para invitar a empresarios del país a participar en el sorteo del 15 de septiembre, en el cual los premios serán lotes en Playa Espíritu, Sinaloa

“Los fondos que se obtengan se destinarán a la terminación de la Presa Santa María de ese mismo estado”

AMLO

A dicha cena fueron convocados integrantes del Consejo Coordinador Empresarial y otros empresarios, así como el gobernador de Sinaloa. De acuerdo con fuentes de la Presidencia de la República consultadas por medios de comunicación, el encuentro sería de acercamiento y se preveía que dialogaran sobre proyectos de infraestructura del tercer paquete y que son promovidos por los empresarios y el gobierno.

Carlos Slim Domit y Daniel Chávez, entre los invitados del presidente AMLO

El asunto es que al encuentro en Palacio Nacional llegaron empresarios como Carlos Slim Domit, el presidente del Consejo de Administración de Telmex; Daniel Chávez, de Grupo Vidanta y asesor del presidente; Carlos Bremer, de Value Grupo Financiero; Francisco Cervantes, presidente del CCE, y Jesús Vizcarra Calderón de Sukarne.

También asistieron funcionarios del gobierno federal como el encargado del Tren Maya y el director de Fonatur, Javier May. El invitado especial fue el gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha.

¿Extorsión o inversión? Sin duda, para algunos empresarios como Carlos Slim, se trata de una inversión, pues a cambio de la ínfima cantidad que pueda comprometer por los cachitos de la lotería, sus beneficios son infinitamente superiores, baste recordar que Carlos Slim Helú no solo es el hombre más acaudalado de México, sino también el empresario “favorito” del presidente Andrés Manuel López Obrador. Y es que hasta febrero de este año, obtuvo 541 contratos con el Gobierno Federal por un monto de 9 mil 390 millones 248 mil 615 pesos.

La mayoría de estos contratos ganados a través de adjudicaciones directas (353), seguido de licitaciones (149), otras contrataciones (51), invitación a cuando menos tres personas (37) y contratos entre entes públicos (solo 1), según datos del ahora caído portal Compranet.

Pero hay que decir que en abril pasado sumó uno más, pues Teléfonos de México (Telmex), empresa subsidiaria de América Móvil, ganó la licitación para instalar el servicio de internet de banda ancha y telefonía en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), que opera y administra la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Y qué decir del fundador del consorcio turístico Grupo Vidanta, Daniel Chávez Morán, amigo y asesor del presidente para el tema del Tren Maya, y quien, de acuerdo con una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción (MCC), recibió en 2020 la ampliación por 15 años de una concesión para ocupar una playa, así como un permiso para construir un teleférico sobre el río Ameca, que conectará dos megaproyectos turísticos en Jalisco y Nayarit.

Con la prórroga de la concesión DGZF-508/05, autorizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se le permite a Desarrollo Marina Vallarta SA de CV utilizar por 15 años 84 mil 447 metros cuadrados de playa, considerada zona federal, en el municipio de Bahía de Banderas, Nayarit, sede del bastión de Grupo Vidanta.

La concesión original había sido otorgada en 2005, durante el gobierno de Vicente Fox, y vencía en mayo de 2020. La prórroga autorizada por Rodrigo Hernández Aguilar, director de Zona Federal Marítimo Terreste, permitirá que Vidanta utilice la playa hasta el año 2035.

Según el documento de autorización, la concesión renovada es para uso de muro de contención, palapas, restaurante, albercas, áreas verdes, así como para realizar eventos y actividades sociales, culturales, deportivas y recreativas en general.

Un segundo refrendo de concesión, en la misma zona, fue otorgado a Desarrollo Marina Vallarta, empresa perteneciente al Grupo Vidanta, en la playa Boca de Tomates, en Puerto Vallarta, Jalisco.

En este caso la ampliación del plazo de concesión fue sobre una superficie de 1,816 metros cuadrados de zona federal marítimo terrestre y 3 mil 224 metros cuadrados de terreno ganado al mar, en donde hay colocadas palapas, área de alberca y estructuras para cubrir juegos infantiles.

La concesión caducaba en noviembre de 2019, pero la Secretaría del Medio Ambiente aprobó una prórroga por siete años más en septiembre del 2019, unos meses antes del vencimiento

La Secretaría del Medio Ambiente otorgó una tercera ampliación de concesión a Vidanta en una superficie de más de mil metros cuadrados en Playa Diamante, en Acapulco.

La resolución para extender por 15 años más la concesión de playa y zona federal marítimo terrestre se aprobó el 30 de agosto de 2019, pero comenzará a contar a partir del 5 de marzo del 2020, según dice el documento consultado por MCCI.

Además, Desarrollo Inmobiliario Marina Vallarta, obtuvo una nueva concesión de 3 mil 888 metros cuadrados en Acapulco, de acuerdo con el resolutivo 116/2020, del 13 de marzo de 2020.

El 21 de octubre del 2020 las empresas Desarrollo Inmobiliario Marina Vallarta y RGL Arrendadora de Inmuebles consiguieron un permiso de la Semarnat para ampliar varias partes del Mayan Palace Regency del Desarrollo Mayan Palace East Cape, en los Cabos, Baja California Sur.

Esta autorización les permitió ampliar la construcción de este hotel de lujo por dos años más y modificar varios aspectos, como ampliar el área de construcción del edificio Gran Luxxe I de 53 mil metros cuadrados a 59 mil para hacer un SPA y una terraza con alberca.

¿Y Ricardo Salinas Pliego?

Otros empresarios, definitivamente no han contado con el favoritismo del presidente, como es el caso del polémico Ricardo Salinas Pliego, quien está siendo presionado por el gobierno actual a cubrir un presunto adeudo fiscal por 2 mil millones de pesos por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR).

El asunto está en los Tribunales, en tanto, ayer, a pregunta expresa de un usuario de Twitter que le cuestionó porqué no había asistido a la cena en Palacio Nacional, el presidente del Grupo Salinas solo contestó que se encontraba de vacaciones -como si anteriormente ese hubiese sido suficiente motivo para faltar a una invitación del presidente-.

Salvador Cosío Gaona en Twitter: @salvadorcosio1

Correo electrónico: Opinión.salcosga@hotmail.com