La irrupción de la senadora Beatriz Paredes Rangel en la contienda por la candidatura presidencial ha sido disruptiva. Rompió el molde al interior del PRI y también en la alianza. Los números en mediciones han ido creciendo. Es prácticamente la mejor opción para el tricolor. En consecuencia, una carta fuerte para la coalición.

La ex embajadora priista sostuvo un encuentro con Antonio Villaraigosa, el primer alcalde de origen mexicano de Los Ángeles, California. Llamó la atención la presencia en la mesa del priista sinaloense Heriberto Galindo. El actual senador suplente por Sinaloa reapareció en una interesante reunión.

Villaraigosa actualmente es Asesor de Infraestructura del Estado de California. Su discurso es poderoso entre la comunidad latina en los Estados Unidos. El voto y sobre todo la opinión de mexicanos en el vecino país es un atractivo ponderable para quien aspire a gobernar México.

De visita por el Foro de amistad México-EU. La sorpresa ha sido ver al señalado trío en la foto. Sostienen una sólida relación fincada en el respeto. Son identificados miembros del llamado “Brown Power” en Norteamérica. Políticos influyentes en la agenda bilateral de ambos países. Comparten ideologías de línea de centro izquierda democrática.

Al ex alcalde californiano lo vimos en las instalaciones del senado durante la presentación del libro “Drama y Odisea de la Migración mexicana” justamente de Heriberto Galindo en diciembre del año pasado. Villaraigosa es un animal político de línea popular. Aquí algo se mueve. Sin duda un encuentro que abona a los presentes y que detonará en dos o tres movimientos adelante.

Culiacán celebra en grande su 491 aniversario

Culiacán capital sinaloense. Es una ciudad surrealista que ni el mismísimo Julio Cortázar habría podido imaginar. La cultura popular culichi trasciende fronteras. La capital es magia. Es tierra de gente entrona, que no se rinde. Que habla fuerte y rápido. Que ven siempre para adelante. Competitivos y sobresalientes. En las venas llevan la dualidad de la gente inusual. Humildes en las buenas. Dignos en las malas. A un “culichi” se le identifica solo con verle en cualquier lugar del mundo.

A colación el tema, porque como nunca se había hecho, la capital sinaloense ha vivido días de festejos en todos los ámbitos culturales, deportivos, artísticos y de emprendedurismo.

El alcalde Juan de Dios Gámez Mendívil ha puesto la vara muy alta al tener como prioridad el sentir de la sociedad de Culiacán. Del 23 de septiembre al 01 de octubre, miles de familias han podido disfrutar de diversos eventos recreativos y artísticos, que les había arrebatado la pandemia.

La población en el centro de una celebración que brinda arte, cultura y diversión. La apuesta de Juan de Dios, ha sido por el talento sinaloense. El presidente de Culiacán, a casi cuatro meses de gobierno, ha impreso ya su propio estilo. Cero polémicas y mucho gobierno. La sociedad culichi avala. Una ciudad tan grande requiere atención permanente en servicios públicos. Hay trabajo por hacer luego de un abandono de 3 años. En ese camino, le ha entrado de manera directa en la atención de peticiones de vecinos de las colonias. Vayan a su cuenta de Twitter.

Juan de Dios tiene en Irma Nydia Gazca de Gámez una gran aliada. La pareja ha hecho “match” con los culichis. Desde bailar con “La Sonora Dinamita”, pasear en globo por la localidad, visitar a las familias afectadas por las lluvias o encabezar acciones por el bienestar de Culiacán. El presidente es un culichi más. Se identifica plenamente entre sus iguales.

Vanessa Félix | Twitter: @vanessafelixmx