23 de octubre de 2021 | 01:55
Negocios

Amazon: los conductores orinan en botellas para no ser despedidos

Los conductores de Amazon se ven obligados a orinar en botellas y defecar en bolsas por las exigencias laborales.
Amazon
Compartir en

México.- Los conductores de Amazon denunciaron verse obligados a orinar en botellas y defecar durante sus rutas sin detenerse para ir al baño, para no ser despedidos por la demanda de trabajo que tienen, y cumplir con su cuota de entregas.

Diferentes medios de comunicación explicaron que los conductores de Amazon se sienten forzados a tener que orinar en botellas y no ir al baño, ya que si bien no se les obliga a esto, las horas laborales y la negativa a tomar pequeños descansos les impiden hacer sus necesidades en los sanitarios.

Una conductora dijo a Business Insider que tiene que aguantar lo más que puede, pero ha encontrado botellas con orina en su vehículo, que comparte con otros empleados.

El representante Mark Pocan acusó a Amazon de que pagar 15 dólares por hora no hace a la empresa un lugar progresivo para trabajar, ya que fuerza a sus empleados a orinar en botellas de agua. A esto Amazon respondió que las acusaciones “no deben de creerse”.

"Realmente no crees lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si fuera cierto nadie trabajaría para nosotros. La verdad es que tenemos más de un millón de empleados increíbles alrededor del mundo que están orgullosos de lo que hacen y tienen excelentes salarios y seguro de salud desde el primer día"

Amazon News

Trabajadores de Amazon acusa presión para cumplir cuotas

The Intercept explicó que los trabajadores de Amazon dijeron sentirse presionados para cumplir cuotas laborales que se les imponen en documentos y reuniones oficiales. Esto los ha llevado incluso a defecar en bolsas.

Este mismo medio acusó además que de acuerdo con documentos internos, Amazon tiene conocimiento de las conductas a las que tienen que recurrir sus empleados.

Hasta el momento Amazon no ha respondido a los medios que citaron a los empleados. Su única respuesta fue al congresista de Estados Unidos.