22 de septiembre de 2021 | 12:42
México

Greenpeace y ONG Ambientalista ganan amparo contra Ley Eléctrica

La nueva Ley Eléctrica estigmatiza las energías limpias y causaría al menos 14 mil muertes prematuras.
Greenpeace
Compartir en

México.- Greenpeace y 'En Defensa de la Ley A.C' fueron favorecidas por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) de manera definitiva tras presentar inconformidades ante la Ley de la Industria Eléctrica (LIE).

Fue inicialmente el Juzgado Primero Especializado en Competencia, Telecomunicaciones y Radiodifusión el que otorgó una suspensión provisional y mediante el Consejo de la Judicatura Federal se le concedió la suspensión definitiva que consta en el expediente 135/2021.

Cabe recordar que el amparo de Greenpeace fue tramitado por los posibles efectos negativos de la Ley Eléctrica contra los Derechos Humanos al medio ambiente sano y la salud.

LIE invita a usar energías fósiles y estigmatiza las limpias

Incluso a inicios de mes explicó las razones de su amparo en las que recordó que la nueva Ley Eléctrica incita a un mayor consumo de energías fósiles, como el carbón y el combustóleo para generar electricidad.

Además daña de manera severa la salud de la población y el medio ambiente, así como estigmatiza las energías renovables bajo el argumento de que han sido usadas por empresas particulares para defraudar al estado.

Con ello, la Termoeléctrica de Tula sería responsable de 14 mil muertes prematuras en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) de acuerdo con el Informe Modelado de Impactos Transcuenca en Escenarios de Cambio de Combustible para la Generación Eléctrica'.

LIE va en contra del Acuerdo de París

Cabe recordar que en el Acuerdo de París, México se comprometió a que el 35 por ciento de la energía generada para 2024 y el 24 por ciento para el 2030 sería limpia por lo que Greenpeace consideró que esta transición energética iría en sentido contrario al cumplimiento de ese compromiso internacional.

Cabe mencionar que Greenpeace también ganó un amparo en contra del Acuerdo para Garantizar la Eficiencia Confiabilidad, Continuidad y Seguridad emitido por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), promovido en abril del año pasado.

Ese acuerdo buscaba limitar las operaciones de las plantas generadoras de energías renovables y frenar la entrada en operación de nuevas plantas.