Nacional

PRI y PAN acusan negligencia por recorte a gasto en salud

Atención médicaGraciela López / Cuartoscuro

El recorte en el presupuesto en el primer semestre de 2020, afectó el manejo de la epidemia de coronavirus en México, aseveran diputados.

México.- Diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN) tildaron como negligente el recorte al gasto programado de enero a mayo para la Secretaría de Salud (SSa) de mil 884 millones de pesos, en medio de la epidemia de coronavirus en México.

Según el diputado del PAN, Éctor Jaime Ramírez, el recorte presupuestario en gastos operativos limito la capacidad de atención, por lo cual la Dirección General de Epidemiología no contaba con dinero para desplegar la vigilancia en aeropuertos o adquirir masivamente las pruebas de diagnóstico.

Según Ramírez Barba, la resistencia a la aplicación de pruebas no se debía a que no reconocieran que fueran importantes, sino a que no tenían recursos para adquirirla y se negaron a admitirlo, por lo que concluye que el número de decesos por Covid-19 se debe a la falta de planeación.

Sin embargo, el diputado del PAN añadió que no sólo no hay recursos para atender la epidemia, tampoco para vacunas, por el recorte al gasto operativo, lo que imposibilita la supervisión o la mejora de la infraestructura, recupera Reforma.

Por su parte, el diputado del PRI, Héctor Yunes, fue más tajante al afirmar que la falta de dinero en plena Emergencia Sanitaria sólo puede denominarse “negligencia criminal”, acusando al presidente Andrés Manuel López Obrador de apostar por programas sociales y obras inútiles.

Recortar el presupuesto a salud en plena pandemia es una negligencia criminal. La obsesión de @lopezobrador_ por sus programas sociales y obras inútiles se está pagando con la vida de pacientes y personal de salud. ¿Ahora sí creen que AMLO es un peligro para México? pic.twitter.com/xys64p8bOM

— Héctor Yunes Landa (@HectorYunes) July 22, 2020

El priista añadió que la decisión política del gobierno federal se ha pagado con la “vida” tanto de pacientes como de personal de salud.