México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indicó al Instituto Nacional de Migración que el ejercicio de su autoridad no debe inhibir los derechos legítimos de las personas en tránsito.

Desde el pasado 9 de abril, el INM realizó un operativo en Ixtepec, Oaxaca que impidió el inicio del vía crucis de migrantes centroamericanos, encabezado por el sacerdote Alejandro Solalinde. Desde las primeras horas del jueves, varias camionetas del Instituto bloquearon la salida del albergue Hermanos en el Camino y amagaron detener a cualquier persona que abandonara el albergue.

Ante esto, el organismo autónomo señaló que el ejercicio de las atribuciones de una autoridad no ser un medio para inhibir el legítimo ejercicio de las personas con respecto a sus derechos de movilidad, libertad de expresión y de protesta social.

Para la CNDH es imperativo que todas las autoridades deben actuar ?con pleno respeto a los derechos humanos? apegándose a los términos y principios establecidos en el Artículo 1º constitucional.

Asimismo, reiteró la necesidad de que atienda la problemática que enfrentan los migrantes en nuestro país, ya que ?sus derechos deben ser respetados?.

A través de un video divulgado en YouTube el sacerdote Alejandro Solalinde hace un llamado a la sociedad civil y a diferentes niveles del gobierno a solidarizarse con el vía crucis.

?Esto no es un ejército de delincuentes ni de terroristas. No pueden tratarnos con tantos policías, armas largas, escudos y esperándonos como si fuéramos criminales?, indica el padre.