18 de octubre de 2021 | 11:24
México

¿Quién es ‘el Pajarraco’, involucrado en la desaparición de los 43 de Ayotzinapa?

Hace unos días se dio a conocer el testimonio de Juan Miguel Pantoja Miranda, alias ‘el Pajarraco’, detenido en 2018 por la desaparición de los 43
Juan Miguel ’N’, apodado 'El Pajarraco'
Compartir en

México.- En 2018, Juan Miguel Pantoja Miranda, alias ‘el Pajarraco’, aseguró que los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa fueron incinerados y pidió a los padres que dejaran de buscarlos.

El testimonio de ‘el Pajarraco’ fue dado a conocer hace unos días por el medio Milenio, y sería una entrevista que la Comisión Nacional de Derecho Humanos (CNDH) le realizó cuando fue detenido en 2018.

Pero ¿quién es ‘el Pajarraco?

Juan Miguel Pantoja Miranda, alias ‘el Pajarraco’, es un hombre que fue detenido en 2018 luego de ser buscado por casi 4 años, por su posible participación en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Fue detenido como parte del grupo Guerrero Unidos, al cual se le atribuye cierta responsabilidad en lo ocurrido en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014 con los estudiantes.

‘El Pajarraco’ fue detenido por la Policía Federal de Investigación en Piedras Negras, Coahuila, el 28 de agosto de 2018, por los delitos de delincuencia organizada y secuestro, relacionado al caso Ayotzinapa.

Sin embargo, el 12 de septiembre siguiente, un juez federal ordenó su liberación por falta de elementos y desechó las declaraciones en su contra que habían realizado otros posibles implicados.

Frente al juez, ‘el Pajarraco’ permaneció callado pero ante visitadores de la CNDH relató su presunta participación en la desaparición de los normalistas, aunque dicha entrevista no tuvo valor judicial.

También dijo que su función en el grupo criminal ‘Guerrero Unidos’, era “cuidar del pueblo” y avisar cuando a la comunidad entraba gente no identificada o autoridades.

¿Qué dijo ‘el Pajarraco’ sobre Ayotzinapa?

De acuerdo con el medio que publicó el testimonio de ‘el Pajarraco’, éste dijo que su intención al declarar lo ocurrido era la de “descargar su conciencia” por haber participado en la desaparición de los 43 normalistas.

Aseguró que los estudiantes normalistas de Ayotzinapa fueron incinerados y pidió a los padres de los jóvenes que dejaran de buscarlos.

En su relato, ‘el Pajarraco’ dijo que luego de detener a los 43 estudiantes de Ayotzinapa, los llevaron al basurero de Cocula cerca de la una de la madrugada del 27 de septiembre.

Al lugar, habrían llegado 15 personas más de la organización con armas largas y fueron quienes “se hicieron cargo de los estudiantes” en el basurero de Cocula, donde “los incineraron”.

También expuso que un día después, el 28 de septiembre, volvió con otros 5 miembros de Guerreros Unidos al basurero para recolectar las cenizas que depositaron en 8 bolsas negras de plástico y las llevaron a la colonia Vicente.

En la localidad, se trasladaron al puente del Río San Juan, donde estacionaron la camioneta y lanzaron las 8 bolsas al río con la idea de que serían arrastradas por la corriente.

Declaración de ‘el Pajarraco’ coincide con ‘el Peluco’

Luego de darse a conocer la declaración de ‘el Pajarraco’, se estableció su relación con lo dicho por Bernabé Sotelo Salinas, ‘el Peluco’, quien coincidió en situaciones como el traslado y destino de los 43 normalistas.

En enero de 2016, Bernabé Sotelo Salinas fue detenido junto con su hermano Cruz, alias ‘el Oaxaco’, cuyos testimonios fueron obtenidos legalmente.

En ese momento, ‘el Peluco’, que sigue detenido, aseguró que formaba parte de Guerreros Unidos y que él estuvo en el basurero de Cocula la noche del 26 de septiembre con los estudiantes.

Dijo que trasladaron a los estudiantes que les habían sido entregados por policías municipales de Iguala y que antes de llegar al basurero de Cocula recogió a tres personas que los ayudaron a vigilar a los jóvenes.

Esa labor la habría realizado ‘el Pajarraco’ durante el traslado de Metlapa al basurero. Y también coinciden en que unos estudiantes ya habían muerto en el trayecto.

Y como ‘el Pajarraco’ en 2018, Bernabé Sotelo Salinas dijo en 2016 que los cuerpos fueron arrojados a una barranca en el basurero de Cocula.

El basurero de Cocula es parte de la “verdad histórica”

La “verdad histórica” sobre el caso de Ayotzinapa fue presentada en enero de 2015 por el entonces titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam.

En su momento, dijo que los estudiantes fueron secuestrados, asesinados e incinerados en el basurero de Cocula, Guerrero, por supuestos miembros del grupo Guerreros Unidos.

El basurero de Cocula es parte central de esta versión pues refirieron que se habría producido un incendio de más de mil 600 grados para incinerar los restos de los estudiantes.

Y que sólo dejó como evidencia aquellos que fueron lanzados en bolsas al río San Juan, pero este relato está lleno de irregularidades.

Por ello, expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han planteado escenarios alternativos que incluso señalan a Tomás Zerón como responsable de la desaparición de los normalistas.

Este 26 de septiembre de 2021 se cumplen 7 años de lo ocurrido en Iguala, Guerrero; el último avance presentado por el gobierno de AMLO, fue la identificación del normalista Jhosivani Guerrero.