28 de octubre de 2021 | 14:57
México

Abre registro de pensión para adultos mayores de 65 años y más

Las personas de 65 años o más podrán recibir pensión para adultos mayores.
Adultos Mayores de 65 años recibirán mil 550 pesos mensuales de la pensión universal
Compartir en

México.- El Gobierno de México abrió el registro para que adultos mayores de 65 años y más reciban pensión, como adelantó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que ocurriría en estos meses.

El registro abrió y se podrá iniciar a partir del 9 de agosto, en la CDMX y hasta el 5 de septiembre. En el resto de país el registro inició desde el 4 de agosto.

¿Qué necesito para el registro a la pensión para adultos mayores de 65 años y más?

Para adquirir la pensión para adultos mayores de 65 años y más se necesitan una serie de documentos, tanto de la persona titular como del auxiliar que será registrado ante la Secretaría de Bienestar.

Los documentos requeridos para el registro son:

  • Identificación oficial (pasaporte, credencial de elector, cartilla de Servicio Militar, cédula profesional, credencila del INAPAM, carta de identidad).
  • CURP.
  • Acta de nacimiento legible
  • Comprobante de domicilio no mayor a 6 meses (recibos de agua, luz, teléfono y predial).
  • Teléfono de contacto de titular y asistentes

El Gobierno de México habilitó la página https://ubicatumodulo.bienestar.gob.mx/index para ubicar los módulos de registro, que varían por localidad.

En la CDMX, particularmente, el registro se efectuará de lunes a sábado de 09:00 a 16:00 horas, por letras del primer apellido.

El registro por letras de apellido será de la siguiente forma:

  • Lunes: A, B C
  • Martes: D, E, F, G
  • Miércoles: H, I, J, K, L
  • Jueves: M, N, Ñ, O
  • Viernes: P, Q, R
  • Sábado: S, T, U, V, W, X, Y, Z

La pensión para adultos mayores ya es un derecho constitucional y se recibe cada 2 meses, actualmente por la cantidad de 3 mil 100 pesos. Este programa fue impulsado por AMLO.

El presidente amplió el espectro de beneficiarios recientemente, para que también personas de 65 años pudieran recibir la pensión. Antes sólo era beneficiario aquel que tuviera 68 o más.