Nuevo León

Nuevo León: Desalojan a pareja de adultos mayores en plena pandemia

Ancianos desalojados.Cortesía

Con el Poder Judicial en receso, extrañamente actuario sanciona el desalojo de pareja de la tercera edad, en el municipio de Escobedo, Nuevo León

Escobedo.- A dos días de que fue decretada la Fase 3 de la pandemia por el Covid-19 y cuando se supone que el Poder Judicial está en receso, un actuario coordinó el desalojo de una casa a una pareja de adultos mayores, su hija y un nieto, en el municipio de Escobedo, Nuevo León.

Según los afectados, el supuesto empleado de un Juzgado, quien se negó a identificarse, llegó acompañado de oficiales de la Policía Municipal cuando ellos no se encontraban en su domicilio.

La sorpresa para el matrimonio fue que anoche cuando llegaron a su casa, ubicada en la Colonia Ampliación Lázaro Cárdenas, hallaron sus pertenencias en la vía pública.

Con lágrimas en los ojos, Yolanda García Urbina, de 65 años y su esposo Román Flores Espinoza, de 70, se toparon con las cajas llenas de ropa sobre la banqueta de la casa donde habitaban junto a una hija y su nieto.

“No sabemos qué hacer, no podemos entrar, no tenemos a donde ir” Yolanda García Urbina

Fue alrededor de las 20:00 horas cuando un actuario del Poder Judicial acompañado de elementos de la Policía Municipal llegaron hasta la vivienda ubicada en el número 405 de la calle Francisco I. Madero.

García Urbina y su esposo no se encontraban en ese momento por lo que al llegar encontraron ya sus pertenencias sobre la banqueta.

“La casa está en un proceso de compra-venta pero no se hicieron bien las cosas, mis papás eran los propietarios y vendieron a su sobrino, Juan Antonio Villarreal, el detalle es que el sobrino mandó a la policía del municipio con un actuario que nunca se quiso presentar, lo que se me hace raro es que se metió el actuario con el uso de la fuerza pública con una denuncia de restricción que nada tiene que ver del despojo del inmueble” Karla Flores

Aparentemente el sobrino de la pareja, identificado como Juan Antonio Villarreal, había ido hace alrededor de cuatro meses a retirar el medidor de luz, por lo que desde entonces los ancianos vivían en este lugar sin energía eléctrica.

Por si fuera poco, la mujer de 65 años es diabética y su esposo sufre de hipertensión y los medicamentos quedaron dentro de la casa a la que ya no pudieron ingresar.

“Así vivíamos, a oscuras, pero ahora ya no podemos entrar porque soldaron la puerta y los medicamentos están adentro yo soy diabética y mi esposo tiene lo de la presión y no sabemos qué hacer” Yolanda García Urbina

Paramédicos Protección Civil municipal acudieron al lugar durante la madrugada para atender a la pareja que se encontraban muy alterados afuera de la vivienda donde permanecerán hasta que alguna autoridad pueda ayudarlos.

“No tenemos a donde ir, nos vamos a quedar aquí, no sabemos qué vamos a hacer espero que alguna autoridad pueda ayudarnos”Yolanda García Urbina