28 de noviembre de 2021 | 17:51
Internacional

Texas: prohibir el aborto tras 6 semanas es un retroceso para las mujeres

Ya entró en vigor una ley en Texas, Estados Unidos, que prohíbe los abortos después de las 6 semanas de gestación, una de las normativas más restrictivas del país
Protesta en Estados Unidos contra la prohibición del aborto
Compartir en

La organización Amnistía Internacional señaló que la nueva ley en Texas, Estados Unidos, que prohíbe el aborto hasta las 6 semanas de gestación, es un retroceso para los derechos de las mujeres.

Amnistía Internacional aseguró que prohibir la interrupción del embarazo a mujeres y personas gestantes está en contra de su derecho a decidir sobre su cuerpo.

Además, la nueva ley de Texas que entró en vigor el pasado 1 de septiembre pone en peligro la vida, libertad, salud e integridad de las mujeres.

“La ley que prohíbe el aborto desde la 6a semana de gestación significa un retroceso para el derecho de las mujeres y personas gestantes a decidir sobre su propio cuerpo. El aborto es un derecho humano”.

Amnistía Internacional

En Texas prohíben aborto hasta las 6 semanas de gestación

En mayo pasado, el gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó una nueva ley que prohíbe todos los abortos después de las 6 semanas de gestación, sin excepciones por violación o incesto.

Con esto, Texas se convirtió en el estado más grande de Estados Unidos con una ley que prohíbe los abortos, incluso antes de que la mayoría de las mujeres sepan que están embarazadas.

La ley también permitirá a ciudadanos demandar civilmente a médicos, enfermeras, personal de recepción o a quien ayude al paciente a abortar después de las 6 semanas.

Tras su entrada en vigor, clínicas que practican abortos se pronunciaron en contra y pidieron parar con la ley porque reduce inmediatamente y catastróficamente el acceso al aborto en Texas.

Corte Suprema permite prohibición del aborto en Texas

Sobre la ley, en los últimos días, la Corte Suprema permitió la ley en Texas que prohíbe el aborto pues rechazaron una apelación de emergencia presentada por profesionales para frenar la aplicación de la norma.

La prohibición del aborto en Texas ahora sucederá una vez que los profesionales de la salud detecten actividad cardíaca en el producto, alrededor de las 6 semanas de gestación.

Esta norma es la más estricta desde 1973, cuando se aprobó el aborto legal en todo el país tras el caso “Roe contra Wade”, pues se han intentado introducir prohibiciones pero todas fueron bloqueadas.

Incluso, el presidente Joe Biden dijo que es “una evidente violación” a la Constitución y que su Administración combatirá para defender el emblemático fallo de 1973 que da a las mujeres el derecho a decidir sobre sus cuerpos.