25 de octubre de 2021 | 04:04
Internacional

Rodrigo Duterte podría encarcelar a quienes rechacen vacunarse contra Covid-19 en Filipinas

Rodrigo Duterte envió una advertencia a todos los filipinos que se nieguen a recibir la vacuna contra el Covid-19.
Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas
Compartir en

Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas, amenazó con cárcel a quienes rechacen la vacuna contra Covid-19.

En conferencia de prensa, Rodrigo Duterte advirtió a los filipinos que tomará medidas drásticas en contra de las personas que representen un riesgo de contagio de Covid-19.

Actualmente, Filipinas sufre uno de los peores brotes de coronavirus del continente asiático.

De acuerdo con las cifras oficiales, el país acumula más de 1.3 millones de contagios y rebasa las 23 mil muertes.

“Vacúnense o los mandaré a la cárcel”: Rodrigo Duterte a quienes rechazan inocularse contra Covid-19

En medio de una devastadora ola de contagios de Covid-19, Rodrigo Duterte se dijo molesto por la indiferencia de los filipinos.

El presidente de Filipinas, duramente criticado por su severo manejo de la pandemia, lanzó una contundente advertencia a quienes ignoren las recomendaciones del gobierno.

Según dijo, habrá castigo de cárcel para las personas que rechacen ser vacunadas contra el Covid-19.

“Si eres una persona que no está vacunada y un posible portador, tengo que secuestrarte en la cárcel. No me malinterpreten, hay una crisis en este país. Estoy exasperado porque los filipinos no prestan atención al gobierno.”

Rodrigo Duterte

Esta llamada de atención va en contra del discurso emitido por los funcionarios de salud de Filipinas.

Quienes, en reiteradas ocasiones, han enfatizado a la población que la vacunación es voluntaria y “nadie puede ser obligado a recibir el suero”.

Al corte del 20 de junio, Filipinas ha vacunado -con dosis completas- a 2.1 millones de personas; la población total del país supera los 110 millones.

Rodrigo Duterte se niega a reabrir las escuelas

En el marco de mantener las medidas estrictas de prevención de contagios, Rodrigo Duterte aseguró que su postura continúa siendo negativa ante la reapertura de escuelas.

Asimismo, comentó que no obedecerá a los tribunales filipinos sobre cómo manejar la pandemia en el país.

“La primera ola realmente ha agotado los recursos del gobierno, otra sería desastrosa para este país. Por eso, cuanto más estricto seas, mejor”, apuntó el presidente de Filipinas.

Con información de Reuters