Denuncian nueva oleada de ataques contra población civil en Siria

Voceros de los Comités Locales de Coordinación y del Centro Sirio de Medios indicaron que las tropas de Régimen abrieron fuego contra un campamento de refugiados en el sur de Siria.

Londres.- Al menos 13 personas fueron asesinadas por las fuerzas sirias en todo el país hoy, denunciaron activistas, pocas horas después que las fuerzas del régimen bombardearon el centro de Deraa, con un saldo de ocho muertos.

Voceros de los Comités Locales de Coordinación y del Centro Sirio de Medios indicaron que las tropas de Régimen abrieron fuego contra un campamento de refugiados en el sur de Siria, matando al menos a tres personas, entre ellas un niño.

Estos nuevos incidentes se producen luego que Naciones Unidas anunció desde Beirut que un equipo de observadores que fue atacado en el norte de Siria, será evacuado en las próximas horas.

Una bomba golpeó el vehículo del equipo durante una misión en la norteña ciudad de Khan Sheikhoun, pero ninguno de los seis observadores fue herido, luego que habían asistido a un funeral, reportó el canal árabe de noticias Al Arabiya.

El mayor general Robert Mood, el jefe noruego del equipo de observadores en Siria, informó desde Damasco que ellos pasaron la noche con las fuerzas rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) y se encuentran en buen estado.

Según el ELS, los inspectores habían asistido al funeral de una de las víctimas del atentado del martes, que costó la vida a 21 personas.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Reino Unido, actualizó esa cifra de muertos en Siria elevando a 64, incluyendo dos combatientes rebeldes y 11 soldados del ejército regular. 

Ahmad Fawzi, portavoz del mediador internacional Kofi Annan, ha informado que el convoy fue alcanzado por un artefacto improvisado.

"Tres vehículos de la ONU resultaron dañados pero ningún miembro del equipo resultó herido. La misión ha enviado una patrulla al área para ayudar a evacuar a los observadores militares", explicó el vocero en un comunicado.

Unos 200 observadores internacionales se encuentran en Siria para verificar que se cumplen las condiciones del cese el fuego alcanzado el 12 de abril, dentro del plan de paz de Annan.

Tanto las fuerzas del gobierno como los rebeldes han violado el alto el fuego y desde mediados del mes pasado han muerto centenares de personas.

El Consejo Nacional de Siria (SNC) emitió un comunicado acusando a las fuerzas leales al presidente Bashar al-Assad, de cometer una "nueva masacre" en la ciudad de Khan Sheikhoun en la provincia nortela de Idleb. 

La SNC subrayó que el plan de paz internacional ha sido violado en varias ciudades sirias en varias provincias de ese país, así como los suburbios de Damasco, Baniyas, Homs, Hama, Idlieb y Deir Ezzor.

0
comentarios
Ver comentarios