Internacional

Suspende OMS ensayos clínicos para tratar casos de Covid-19 con hidroxicloroquina

Fábrica de cloroquina en ChinaXu Congjun / Efe

El organismo frenó los ensayos tras la publicación de un estudio que pone en duda la eficacia del medicamento contra el coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que ha suspendido temporalmente los ensayos clínicos llevados a cabo en varios países para tratar pacientes de Covid-19 con hidroxicloroquina, un medicamento que se utiliza generalmente para combatir la malaria y enfermedades autoinmunes.

El director general del organismo internacional, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló en conferencia de prensa desde Ginebra que se trata de una decisión temporal y de precaución tomada desde el sábado pasado, tras dos meses de pruebas bautizadas como ‘Solidaridad’ y que buscaban una cura para el coronavirus.

“El grupo ejecutivo ha implementado una pausa temporal de la vertiente de hidroxicloroquina en el ensayo de Solidaridad, mientras que los datos de seguridad son analizados por la junta de monitoreo. Las otras vertientes del ensayo continúan”.Tedros Adhanom Ghebreyesus

La noticia llega luego de que el viernes pasado se publicara en la revista médica británica The Lancet un estudio que recoge datos de 15 mil enfermos, donde se concluye que ni la cloroquina ni su derivado hidroxicloroquina tienen eficacia para tratar casos del nuevo coronavirus.

Por el contrario, el uso de estos medicamentos aumentaría el riesgo de arritmia cardiaca y one en riesgo la vida de los pacientes, según los nuevos datos.

¿Qué es la hidroxicloroquina y porqué se usa contra el Covid-19?

Tedros Adhanom Ghebreyesus agregó que la OMS tiene conocimiento de más de 400 hospitales en 35 países que estaban usando la hidroxicloroquina para tratar el Covid-19, y ahora se analizarán los datos para comprobar la eficiencia del medicamento.

La noticia significa un golpe anímico en la comunidad científica internacional, que tenía esperanzas en la sustancia como un tratamiento seguro contra el nuevo coronavirus en lo que se desarrolla una vacuna.

Científicos chinos iniciaron a tratar la enfermedad con fosfato de cloroquina prácticamente al principio de la pandemia con resultados relativamente positivos, lo que generó una gran expectativa en torno a la sustancia.

Incluso, el presidente estadounidense Donald Trump declaró que la todos los días como medida de prevención ante la enfermedad por recomendación de sus médicos. El presidente brasileño Jair Bolsonaro, por su parte, ha recomendado a las autoridades sanitarias de su país tratar a los enfermos con esta sustancia sin contar con las bases científicas suficientes para el exhorto.