La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 813 desde su comienzo el pasado 24 de febrero de 2022, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy jueves 16 de mayo 2024, Volodímir Zelenski asegura desde Járkov que Ucrania tiene la situación bajo control en la zona.

En otro tema el ministro ucraniano del Interior acusó el jueves al ejército ruso de detenciones arbitrarias y ejecuciones de civiles en la ciudad de Vovchansk en la región de Járkov (noreste), objetivo de un ataque ruso desde hace una semana.

“Los militares rusos, que intentan asentarse en la ciudad, no dejan evacuar a los habitantes y empezaron a secuestrar a personas para llevarlas a sótanos”, afirmó en Telegram el ministro, Igor Klimenko, refiriéndose a “informaciones operativas” en este sentido.

“Un habitante de Vovchansk intentó escapar a pie negándose a seguir las órdenes de los invasores, y los rusos lo mataron”, subrayó, asegurando que la policía había abierto una investigación por “crímenes de guerra”.

La agencia de noticias AFP no pudo confirmar estas acusaciones de una fuente independiente. Rusia no reaccionó de inmediato.

Los soldados rusos fueron acusados de numerosos abusos documentados en Ucrania, en particular la matanza de civiles en Bucha, un suburbio de Kiev ocupado por los rusos al comienzo de su invasión.

Moscú niega estos crímenes, afirmando que se trató de una puesta en escena a pesar de los numerosos testimonios, pistas y pruebas que implican a los militares rusos.

También se acusa a Rusia de haber deportado a niños ucranianos a su territorio, por lo que Vladimir Putin es objeto de una orden de detención de la Corte Penal Internacional.

OTAN dice que “no es demasiado tarde” para ayudar a Ucrania a prevalecer

El presidente del Comité Militar de la OTAN, Rob Bauer, aseguró este jueves que “no es demasiado tarde” para ayudar a Ucrania e instó a los países aliados a privilegiar la ayuda a Kiev en este momento crítico frente a cumplir los objetivos de capacidad de la organización transatlántica.

“No es demasiado tarde para que Ucrania prevalezca. La libertad de Ucrania no puede, no debe y no morirá. Y, aliados, si se enfrentan a la elección entre cumplir los objetivos de capacidad de la OTAN o apoyar a Ucrania, deberían apoyar a Ucrania. Las existencias pueden y se repondrán. Las vidas perdidas se pierden para siempre”

Rob Bauer, presidente del Comité Militar de la OTAN al inicio de la reunión del Comité Militar de la Alianza

Los integrantes del comité militar de la OTAN tiene previsto mantener este jueves una reunión con los líderes militares ucranianos en un nuevo formato del Consejo de Ucrania de la OTAN, a través de una línea segura, para informar de la situación actual en Ucrania.

“Juntos discutiremos nuestro continuo apoyo a Ucrania en esta lucha monumental”, dijo Bauer, en un momento en que Rusia busca sobre el terreno dispersar a las fuerzas ucranianas con la apertura de un nuevo frente en Járkov, con el objetivo de aprovechar el debilitamiento de las defensas en otras zonas para avanzar.

“Hoy es el día 813 de lo que Rusia pensó que sería una guerra de tres días. Ucrania ha demostrado al mundo que tiene la capacidad de lograr un éxito sin precedentes en el campo de batalla. No hay nada que no puedan hacer. Todo lo que necesitan es nuestra ayuda”

Rob Bauer, presidente del Comité Militar de la OTAN

Bauer se felicitó de que, “afortunadamente, hay más ayuda en camino”, pero “el tiempo en Ucrania no se mide en días, semanas o meses. Se mide en vidas humanas. En las naciones aliadas, una semana es una semana. En Ucrania, una semana es una madre, un padre, un hijo, un amigo, un ser querido, perdidos para siempre”, advirtió.

“Ucrania contará con nuestro apoyo todos los días venideros”, garantizó el alto cargo militar, al advertir de la “encrucijada en la que se encuentra el mundo en estos momentos.

OTAN/EFE

Vladimir Putin viaja a China y ambos países apuestan por una “solución política” al conflicto con Ucrania

El presidente chino, Xi Jinping, recibió este jueves a su homólogo ruso, Vladimir Putin, en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín, junto a la simbólica plaza de Tiananmen, con una ceremonia de bienvenida en la que juntos han escuchado himnos y salvas de cañonazos.

Después, Putin y Xi pasaron revista a la guardia de honor antes de comenzar su reunión a puerta cerrada, según imágenes retransmitidas en directo por la cadena estatal CGTN.

El mandatario ruso llegó pasadas las 4:00 hora local de este jueves para una visita que se extenderá hasta el viernes 17 de mayo.

El viaje se produce después de que Putin asumiera un quinto mandato y después del reciente viaje que realizó Xi a Europa, donde el líder chino volvió a lidiar con las presiones de Occidente para que convenza a su par ruso de que ponga fin a su ofensiva en Ucrania.

Además, la visita comienza un día después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, anunciara en Kiev una partida adicional de 2 mil millones de dólares para ayudar a Ucrania a adquirir armamento de Estados Unidos y de otros países e incrementar la capacidad de producción de su propia industria militar.

Esta es la segunda visita de Putin en menos de un año, tras el viaje que realizó en octubre de 2023 con motivo del III Foro de las Nuevas Rutas de la Seda, lo cual algunos analistas consideran una nueva indicación del creciente alineamiento entre ambos países para continuar sus negocios y promover un nuevo orden “multipolar”.

Para el mandatario chino, la visita será una oportunidad de mostrar que su afinidad con Putin no ha comprometido su capacidad para mantener relaciones con Occidente, especialmente después de que Washington solicitara a Pekín que no suministre componentes que puedan ser utilizados en la guerra.

El gigante asiático, que no ha condenado la invasión, ha negado tener vínculos militares con Rusia, pero ha solicitado la realización de una conferencia “reconocida por todas las partes” para retomar el diálogo.

Xi sostuvo en una declaración a la prensa posterior a su reunión con Putin que, con todo, ambas partes están de acuerdo en que “una solución política” a la guerra en Ucrania es “el camino correcto”.

Esa solución pasaría, según ha pedido China en los últimos meses, por celebrar una conferencia “reconocida por todas las partes” para reanudar el diálogo en un momento en que las tropas rusas avanzan prácticamente a diario sobre la región de Járkov.

China aún no se ha registrado para la conferencia de paz sobre Ucrania, que se celebrará este junio en Suiza, a la que Rusia probablemente no acudirá al considerarla “inútil” por obviar sus intereses.

No obstante, Xi manifestó que China espera que el continente europeo “recupere la paz y la estabilidad”, e indicó que su país continuará “desempeñando un papel constructivo”.

[object Object]

Volodímir Zelenski asegura desde Járkov que Ucrania tiene la situación bajo control en la zona

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, afirmó tras reunirse con el jefe del Ejército y otros mandos militares en la ciudad de Járkov, la segunda más grande del país, que la situación está bajo control en esa región homónima fronteriza con Rusia, si bien reconoció que sigue siendo “extremadamente difícil” para las tropas de Kiev.

“A día de hoy la situación en la región de Járkov está por lo general controlada, nuestras tropas infligen al enemigos pérdidas sustanciales. Pero esta dirección continúa siendo extremadamente difícil, reforzamos nuestras unidades”

Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania

El jefe del Estado ucraniano también fue informado por los mandos de sus servicios de inteligencia de las medidas que están llevando a cabo en la zona y de las “intenciones” de las fuerzas rusas.

Zelenski ha destacado asimismo el alto número de bajas que sus tropas están supuestamente infligiendo al Ejército ruso.

Rusia lanzó el viernes de la semana pasada una ofensiva transfronteriza sobre el norte de la región de Járkov que ha logrado penetrar unos ocho kilómetros en territorio ucraniano, según el Instituto para el Estudio de la Guerra de Washington (ISW) y amenaza la localidad ucraniana de Vovchansk, la más importante de la zona fronteriza.

Fuentes no oficiales ucranianas han informado de la toma de una decena de pequeñas localidades en la zona por parte de Rusia durante esta semana de ofensiva.

Según el propio Ejército ucraniano, las fuerzas rusas intentan tomar Vovchansk, en cuyo extremo norte se producen combates entre las tropas de ambos bandos.

Kiev aseguró que Ucrania ha conseguido desbaratar los planes de Rusia de consolidarse en esa parte del municipio. Ucrania también dice haber parado el avance ruso en otras zonas de ese frente.

Rusia lanza esta ofensiva en dos ejes distintos dentro de la misma zona fronteriza. Uno de ellos en dirección a Vovchansk y otro hacia la localidad de Liptsi, ambas situadas a pocos kilómetros de la capital regional, Járkov.

Zelenski ha sido informado de la situación en ambos ejes.

[object Object]