La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 705 desde su comienzo el pasado 24 de febrero de 2022, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy lunes 29 de enero 2024, Vladimir Putin inicia campaña presidencial para reelección en 2024 está a la espera de candidato por la paz.

Adicionalmente los presidentes ruso, Vladimir Putin, y bielorruso, Alexandr Lukashenko, presiden hoy la reunión de la Unión Estatal Rusia-Bielorrusia, que busca profundizar la integración política y económica entre ambos países.

Según informó el Kremlin, en la reunión en San Petersburgo se abordarán los resultados de los últimos tres años y también se aprobará un plan para el próximo trienio.

Ucrania ha pedido a la comunidad internacional que aumente la presión sobre Rusia, mientras continuaban los bombardeos de ambos bandos en zonas fronterizas y la retaguardia del enemigo.

En tanto, ambos bandos continuaron el domingo los ataques en el frente y la retaguardia enemiga.

Ucrania informó de un ataque nocturno ruso contra infraestructuras críticas de cuatro regiones del país que causaron al menos tres heridos.

De acuerdo con la Fuerza Aérea ucraniana, en los bombardeos fueron utilizados ocho drones Shahed, dos misiles Iskander y tres cohetes S-300.

El Ministerio de Defensa de Rusia admitió bombardeos de objetivos en las regiones de Dnipropetrovsk y Zaporiyia, pero aseguró que su objetivo eran los depósitos de munición y combustible.

Además, fueron golpeadas “118 posiciones de artillería, así como personal y equipo militar en 137 distritos”, señaló el departamento castrense ruso.

Mientras, Viacheslav Gladkov, el gobernador de la región rusa de Bélgorod, fronteriza con Ucrania, denunció ataques en cinco municipios a lo largo de las últimas 24 horas.

La cadena CNN aseguró, citando a funcionarios ucranianos, que “Rusia está llevando a cabo operaciones ofensivas a lo largo de gran parte de la línea del frente, mientras el ejército ucraniano intenta mantener sus posiciones” ante la escasez de municiones.

Los combates son especialmente intensos en el noreste a lo largo de una franja de territorio donde se unen las regiones de Járkov y Lugansk y Luhansk.

Ucrania destapa casos de corrupción en adquisiciones para el Ejército

El Ministerio de Defensa ucraniano ha recuperado mil 500 millones de grivnas (más de 36 millones de euros al cambio actual) que se habían transferido a un intermediario para la compra a sobreprecio de munición para artillería, en el marco de los esfuerzos de Kiev por poner coto a la corrupción en las adquisiciones para el Ejército.

Así lo ha explicado el ministro de Defensa ucraniano, Rustem Umérov, en una nota publicada en sus redes sociales en la que hace balance de las últimas acciones contra estas prácticas negligentes o corruptas sobre las que han advertido repetidamente aliados de Kiev como Estados Unidos.

Umérov hizo referencia, además, a otro caso en el que el Ministerio de Defensa ganó en los tribunales a una empresa ucraniana de armamento que no había entregado las minas explosivas que debía suministrar al Ejército, en un contrato por un valor de mil 500 millones de grivnas (más de 36 millones de euros).

Entre las acciones contra la corrupción llevadas a cabo durante la semana pasada, el ministro ucraniano mencionó asimismo los cargos que se presentaron contra varios mandos de Defensa por la adquisición irregular de munición para morteros, también por valor de mil 500 millones de grivnas.

Umérov señaló que su Ministerio realiza “inspecciones no planeadas en los almacenes” de las unidades militares en busca de posibles fraudes o casos en los que no se ha entregado el material pactado.

Estas investigaciones han llevado al Ministerio a “cambiar de proveedores en algunas unidades militares”, contó el ministro.

Umérov fue nombrado en el cargo en septiembre del año pasado en sustitución de Oleksí Réznikov, que dejó el puesto después de que se conocieran varios escándalos de corrupción en la adquisición de suministros para el Ejército.

Una de las prioridades declaradas de Umérov es fomentar la transparencia y acabar con este tipo de irregularidades.

En una carta enviada a las autoridades ucranianas poco después del nombramiento de Umérov, la Casa Blanca exigía a Kiev medidas urgentes para acabar con la corrupción en el Ejército como condición para seguir enviando ayuda militar a Ucrania.

[object Object]

Volodímir Zelenski preocupado por el apoyo europeo sin Estados Unidos

Volodímir Zelenski, afirmó que Europa no podrá hacer frente sola a la ayuda militar y financiera para Ucrania si Estados Unidos renunciara o retrasara su asistencia a Kiev.

“Europa sola no podrá apoyar a Ucrania como hasta ahora, ni financiera ni militarmente”

Volodímir Zelenski en una entrevista con el primer canal de la televisión pública alemana, ARD

Zelenski explicó que el riesgo es grande que algunos líderes europeos comiencen a flaquear si no llegan señales positivas de Estados Unidos.

Explicó que la primera consecuencia sería una escasez de armas y recursos financieros para Ucrania, la pérdida de la alianza entre Estados Unidos y Europa en segundo lugar y el reconocimiento de que Europa está sola a la hora de defenderse de Rusia si Ucrania no lograse frenar las tropas del Kremlin y éstas avanzaran hacia otros países.

“Eso sería una amenaza seria. Y (el presidente ruso, Vladimir) Putin lo aprovecharía al cien por cien”

Volodímir Zelenski

Si Estados Unidos se alejara además de la OTAN eso podría provocar que otros países también cambien su postura hacia la Alianza Atlántica, alertó, especialmente aquellos que mantienen lazos económicos con Rusia.

“Un giro de estadounidense en su defensa hacia Ucrania y Europa también podría significar el fin de la política común de sanciones contra Rusia”

Volodímir Zelenski

El mandatario ucraniano recalcó que, si ganase Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos él reaccionaría de forma “normal”, porque Kiev cuenta con el apoyo de ambos partidos -demócratas y republicanos- aunque algunas voces de esta segunda fuerza bloquean la aprobación de un paquete de ayuda de 61 mil 400 millones de dólares.

“Es improbable que la política estadounidense dependa de una sola persona. No lo creo o al menos no quiero creerlo”

Volodímir Zelenski

En todo caso Zelenski indicó que hablará con Trump y que hallará una vía para dialogar con el republicano, que se ha pronunciado en contra de seguir ayudando a Ucrania y ha manifestado que podría terminar la guerra en 24 horas.

“Lo digo sinceramente: si su fórmula conduce a la paz y él necesita 24 horas para ello, yo sería un presidente muy, muy feliz, porque sé cuánta gente perdemos al día y cuánto nos cuesta esto”

Volodímir Zelenski

Zelenski sostuvo que “toda guerra termina en algún momento”, si bien admitió que Ucrania se encuentra en una situación difícil.

Reiteró que es posible frenar Rusia “para evitar la destrucción de Ucrania, de nuestra nación, la migración global y la tercera guerra mundial”.

El presidente ucraniano admitió que está “decepcionado” porque algunas personas en el mundo actual se comportan más bien de manera pragmática y no actúan inmediatamente ante uno u otro reto, como ya fue el caso en 2014 cuando Rusia ocupó Crimea.

El canciller alemán, Olaf Scholz, mantiene su negativa a enviar misiles Taurus de largo alcance a Ucrania por miedo a la reacción Rusa si éstos golpearan territorio ruso.

No se trata de un arma u otro, dijo Zelenski, sino de creer en Ucrania y en su capacidad de defenderse a sí mismo y a Europa, y dar como consecuencia los pasos necesarios.

El argumento esgrimido por algunos ministros en Alemania de que no se puede suministrar a Ucrania todo lo que pide, es inútil, afirmó Zelenski, porque si Putin avanzara “ningún arma os servirá”.

Estas posturas de algunos “cuestan muy caro” al sistema de seguridad europeo y a Ucrania, enfatizó.

[object Object]

Vladimir Putin inicia campaña presidencial para reelección en 2024 está a la espera de candidato por la paz

El líder ruso, Vladimir Putin, abrió su campaña de reelección al ser registrado como candidato presidencial, lo que le permitirá optar el 17 de marzo a un quinto mandato de seis años al frente del Kremlin.

“El candidato está registrado. Arrancamos una activa campaña de propaganda electoral”

Víctor Blazhéev, portavoz del grupo de apoyo al candidato oficialista

La única intriga a falta de tres días para el fin del proceso de registro es si el liberal Boris Nadezhdin, el único aspirante que aboga por la paz en Ucrania, recibirá el visto bueno de la Comisión Electoral Central (CEC).

Aunque aseguró en numerosas ocasiones que nunca lo haría, Putin reformó la Constitución en 2020 para poder presentarse a la reelección, algo que podrá volver a hacer dentro de seis años y, de esa forma, permanecer en el Kremlin hasta 2036.

Putin, de 71 años y cuya gestión es aprobada por el 80 % de los rusos, según las encuestas oficiales, debería ganar las elecciones con más votos que en 2018, cuando sumó más del 76 % de los sufragios.

La CEC anunció que había registrado al candidato Putin “a las 11 horas y 23 minutos” del lunes (hora local).

La comisión electoral, que también destacó la fecha de nacimiento del presidente (1952), precisó que sólo había detectado un 0.15 % de firmas inválidas (91) -el máximo permitido es el 5 %- entre las 60 mil analizadas.

El equipo de Putin informó hace días que había recolectado más de dos millones de signaturas, aunque sólo necesitaba 300 mil, lo que fue puesto en entredicho por la oposición, que adujo que nadie ha visto colas frente a las sedes de la administración presidencial en todo el país.

Aunque concurre como independiente, el presidente contó con el respaldo del partido del Kremlin, Rusia Unida, con las organizaciones de voluntarios y con toda la máquina burocrática de los Gobiernos regionales.

Además, la CEC registró a 198 apoderados de Putin, entre los que figuran famosos actores, cantantes, artistas y periodistas, además del presidente del consorcio gasístico Gazprom, Alexéi Miller.

La CEC había registrado hasta ahora a tres candidatos:

  • Nikolái Jaritónov, comunista
  • Leonid Slutski, ultranacionalista
  • Vladislav Davankov, representante de Gente Nueva

Como son miembros de partidos con representación en la Duma o cámara de diputados, ninguno de los tres necesitó presentar firmas para su registro.

Ninguno de los tres aspira a ganar, por lo que, conscientes de su papel de convidados de piedra, en sólo uno de los casos -Slutski- el partido concurre con su líder como candidato.

Esta troika, que apoya a pies juntillas la campaña militar rusa en Ucrania y la política exterior de antagonismo con Occidente, no tiene ninguna opción de debatir públicamente con Putin los problemas sociales que más preocupan a los rusos.

“El presidente no participa en debates electorales”

Por si sirve de precedente, en 2018 Putin se enfrentó a dos candidatos comunistas y dos nacionalistas, a dos liberales y a la famosa Ksenia Sobchak, hija del exalcalde de San Petersburgo y padrino político del presidente ruso, Anatoni Sobchak.

[object Object]